Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Venezuela

Sorpresas, trampas y 7K

Nicolás Maduro advirtió que en las elecciones del 6 de diciembre habrá una sorpresa en Venezuela. (Tiene razón, pero no es la que se figura.) Esta vez no se lo dijo un pajarito, sino sus laboriosos expertos electorales. Aunque pierda claramente, declarará que volvió a ganar los comicios por un estrecho margen, como sucedió en el 2013. Veremos si puede.

Si logran trampear las elecciones, piensa, el Congreso seguirá siendo suyo o casi suyo. Hay chavistas que aseguran que no existe peligro en conceder el parlamento por una mayoría simple. Diosdado Cabello, en cambio, no quiere arriesgarse a perder la mayoría y con ella la presidencia de la Asamblea Nacional. Le parece peligroso tras las acusaciones de narcotráfico que le han hecho. Con el poder no se juega, les repiten los Castro incesantemente.

Menuda sorpresa si ganara Maduro. Si ocurriera en buena lid demostraría que los venezolanos no pertenecen a la raza humana. Algo muy extraño, porque se parecen muchísimo a los otros bípedos. Comen, beben, bailan, cantan, se enamoran y se pelean como el resto de la gente.

No obstante, según los chavistas, no castigan ni reemplazan a los gobernantes que los han perjudicado al extremo de elevar el porcentaje de pobres del 40 al 78% del censo, mientras millón y medio de almas en pena han decidido emigrar porque ya no tienen esperanzas.

Es curioso. Donde los comicios son realmente libres, las personas, excluidos los venezolanos, rechazan de plano a los políticos y funcionarios corruptos, dilapidadores del tesoro público y culpables de la inflación más alta del mundo. A lo que se agrega un brutal desabastecimiento de bienes de consumo, y una sangrienta violencia social que se ha llevado por delante a más de 200.000 personas en medio de una orgía de atracos y extorsiones.

No hay duda de que la victoria de Maduro sería una inmensa sorpresa. Si ocurriera, sería la prueba de que millones de personas no solo votan de manera diferente a como lo hacen los demás mortales, sino que los venezolanos son unos mentirosos patológicos que les mienten a todos los encuestadores que previamente les han preguntado por quiénes van a votar.

Aseguran, masivamente, por una diferencia que a veces supera al 30%, que lo harán por los candidatos contrarios al inmenso desbarajuste creado en el país por los 16 años de vandalismo chavista, y luego traicionan ese compromiso y lo hacen por el adversario que decían detestar.

¿Se trata, acaso, de oscuros problemas psicológicos? Si los venezolanos nos dieran la sorpresa, y en realidad votaran mayoritariamente por el chavismo, se verificaría que son masoquistas. En ese caso, el problema no sería político, sino psiquiátrico. El 82% opina que Maduro y su gobierno son pésimos, pero los respaldan en las urnas. El 76% piensa que la situación va a agravarse, pero quieren que se prolongue. ¿Quién los entiende?

La sorpresa que anticipa Maduro demostraría que a los venezolanos les gustan la pobreza, la corrupción, las pandillas armadas, tener miedo de salir a la calle, no poder comprar comida o medicinas y ser colonizados y explotados por "los cubanos". Extraño proceder.

Seamos serios. A los venezolanos no les sucede nada. Son como todos. El chavismo gana haciendo trampas. Esto es así desde el referéndum revocatorio de 2004, cuando se negaron de plano a abrir las cajas con las papeletas y hacer un recuento manual de los sufragios. Solo accedieron a examinar las cajas que ellos escogieron, algo que vergonzosamente aceptaron los expresidentes Carter y Gaviria.

¿Cómo lo hacen? Todo comienza con una encuesta. Poco antes de la votación algún encuestador asegura que se ha invertido la tendencia y ha comenzado a aflorar el voto prochavista. Luego acomodan los votos a los resultados previstos para darle verosimilitud al fraude.

Esto acaba de denunciarlo el experto Joaquín Pérez Rodríguez en una persuasiva carta abierta. ¿Cómo y por qué la hundida popularidad de Nicolás Maduro 72 horas antes de los comicios mejoró súbitamente un 11%? No es creíble.

El video anónimo 7K que circula profusamente por internet explicaría el resto. Me ha dejado intrigado. 7K son las 7.000 personas que supuestamente esta vez van a evitar el fraude. Según afirman, el Gobierno dispone de 2.500.000 cédulas falsas —muertos, emigrantes, desplazados, pertinaces abstencionistas— que introduce en miles de mesas controladas por el chavismo en las zonas afines a ellos o alejadas de la oposición.

7K asegura que esta vez no se va a dejar arrebatar la victoria porque podrá contar todos los votos reales, de todas las mesas reales, en tiempo real. Dice que llegarán hasta donde sea necesario para que se respete el voto del pueblo. Los demócratas, con los 7.000  conjurados al frente de la operación, están decididos a demostrar que los venezolanos son seres humanos iguales al resto de la especie y no contradictorios masoquistas. Necesitan, eso sí, que salgan a votar masivamente. Ellos harán el resto. Esa es la sorpresa.   

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Oye 6:21 pm, lo unico que te falta es que digas que la oposicion hara fraude, tu eres de los tipos que se tira un peo en el mortorio y le echa la culpa al muerto. 

Imagen de Amadeus

@ Para 4:02 y 6:21.Tengo una mala noticia para ustedes: En diciembre no hay jabitas.

Imagen de Anónimo

A ver quien vuelve a confiar en Jimmy Carter como observador neutral de elecciones democraticas.

Imagen de Anónimo

Lo que está en juego es el parlamento, algo con que los comunistas pueden estar dispuestos a limpiarse el fondillo, porque son dueños ya de la policía, los órganos de seguridad y gran parte del ejército. Es viable un gobierno en que los chavistas controlan firmememente la rama ejecutiva y judicial, y valiéndose de ambas anulan cualquier medida del legislativo, cuyos miembros poco a poco pueden ser vigilados, acusados de cualquier cosa y enviados a la cárcel. El modelo de Venezuela no es otro que el que siguieron los comunistas en algunos países de Europa oriental al fin de la II Guerra Mundial. Cerco estrecho y paulatinamente letal a los "enemigos de clase", hasta erradicarlos o enviarlos al exilio, y entonces gobernar desde el partido único y por decreto. Así pasó en la antigua Checoeslovaquia, Bulgaria, Polonia y en la misma Alemania del este. Mientras tanto, analistas como Montaner y otros más cercanos al tema viven hipnotizados con las elecciones, que no son más que fuegos de artificio. Lo importante hace rato en Venezuela es lo que ocurre tras bambalinas, más allá de un proceso electoral que solo sirve para dejar entrever que allí se respeta la "democracia", mientras poco poco y con mucha vaselina se desplaza el país hacia el totalitarismo. La verdadera pregunta es qué hará América una vez se instaure la dictadura absoluta en Venezuela. 

Imagen de Anónimo

EXTRAORDINARIO  este artículo de Montaner, con un manejo excepcional de la ironía y el humor con lo de la supuesta “sorpresa” de que los venezolanos puedan votar en contra de ellos mismos. Sabiendo las trampas ya en marcha parece difícil que permitan que la oposición llegue a los 84 diputados de la mayoría simple, aunque si la votación es abrumadora eso podría ocurrir.  Lo que el régimen sí querrá impedir a toda costa es que la oposición obtenga los 111 diputados para una mayoría calificada en la Asamblea. Ojalá que el 7K pueda impedir el fraude masivo, o que la gente se lance a defender la victoria real en las urnas.Felicito a Montaner por este análisis. RAQ

Imagen de Anónimo

Anónimo - 5 Dic 2015 - 4:02 pm. Baboso eres tu "a parte" de que CAM es periodista no profeta. Entonces no lo leas, regodeate en la prensa de tus admirados, nada como el Granma, verdad?

Imagen de Anónimo

Anónimo - 5 Dic 2015 - 4:02 pm.  "esa prensa al servivio de los mas poderosos del mundo."Tu te refieres al Granma y demás periodicos de Cuba, que están al servicio de los castros; Que son los mas poderosos.....

Imagen de Anónimo

Para Anonimo 6:21pm:Al contrario, es la narrativa de Ustedes los esbirros la que intenta preparar el escenario para que, cuando el fraude masivo que tienen pleneado en venezuela, OTRA VEZ, se materialice, acusar a la oposicion de ya haber preparado de antemano el camino para NO reconocer el resultado de las elecciones. Esta tan gastado el metodo que hasta resultan predecibles aun para los mas legos en politica.

Imagen de Anónimo

Y los venezolanos creen que van a cambiar el gobierno de Maduro con elecciones, a esos Narcos- Ladrones no los van a sacar del poder por qué ellos saben que van a la justicia, por esa razón y muchas más van hacer trampa y no se van a dejar quitar el poder.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Al Anónimo - 5 Dic 2015 - 6:21 pm. Compadre, lo que no ha habido una sola eleccion, desde que se "eligio" la Asamblea Constituyente en la cual el chavismo, con la ayuda "desinteresada" del castrismo, no haya hecho trampa.