Martes, 12 de Diciembre de 2017
21:04 CET.
Venezuela

La ONU y varios gobiernos rechazan la muerte del opositor venezolano y piden una votación pacífica

La ONU y varios Gobiernos latinoamericanos se unieron el viernes a las voces que han rechazado el asesinato del político opositor venezolano Luis Manuel Díaz, durante un mitin electoral en el que también se encontraba la esposa de Leopoldo López, e hicieron votos por unas elecciones pacíficas.

El hecho, que ya había sido condenado este jueves por la OEA, otros gobiernos de América y Europa, opositores latinoamericanos y organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), enluta la organización de las elecciones legislativas convocadas en el país caribeño para el próximo 6 de diciembre.

En esa línea, la ONU exigió al Gobierno venezolano que garantice la protección de los opositores políticos y defensores de los derechos humanos amenazados por el trabajo que desempeñan, informa EFE.

En una declaración, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Husein, instó a las autoridades "a garantizar que la investigación del asesinato de Luis Díaz sea independiente e imparcial y que lleve ante la justicia no solo a quienes lo perpetraron, sino también a sus autores intelectuales".

El político opositor murió el miércoles a causa de un disparo que recibió al finalizar un acto de campaña electoral en Altagracia de Orituco (centro de Venezuela), por lo que el Ministerio Público abrió una investigación para determinar las causas del hecho.

Lilian Tintori, esposa del también opositor y líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión, se encontraba en el mismo mitin y denunció que querían matarla a ella.

Tintori aseguró el viernes a medios colombianos que esos atentados son "terrorismo de Estado" de parte del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y aseguró que no parará de hacer campaña para las elecciones parlamentarias, aunque asumirá "más medidas de seguridad".

El Gobierno brasileño, en un comunicado, rechazó esos hechos y pidió a la Administración de Maduro que "cele porque el proceso que culminará con las elecciones legislativas transcurra de forma limpia y pacífica".

"Brasil rechaza firmemente el uso de todo tipo de violencia que pueda afectar el buen desarrollo del proceso electoral e insta a las autoridades venezolanas a investigar los hechos y castigar a los responsables", continuó el texto.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, secundó la condena internacional al asesinato de Díaz y aseguró que es un hecho que merece el rechazo mundial y espera que sea resuelto por la Justicia.

"Esto que sucedió en Venezuela merece por supuesto la condena del mundo entero. Ese asesinato no tiene ninguna justificación. Esperamos que se haga toda la investigación del caso, que los responsables sean judicializados", señaló el gobernante en una declaración en la ciudad caribeña de Montería.

También el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay repudió la muerte del opositor venezolano y confió en que se lleve a cabo una investigación "a fondo" que permita "identificar a los responsables y llevarlos a la justicia", además de "garantizar la libre expresión" y a evitar "la incitación a la violencia".

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, manifestó que su país ve con preocupación la situación en Venezuela en vísperas de sus elecciones legislativas, aunque confió en que los próximos comicios se desarrollen dentro del "juego democrático".

Asimismo, el primer ministro del Gobierno peruano, Pedro Cateriano, rechazó los que consideró "insultos" del presidente venezolano, que llamó "basura" al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, quien el jueves rechazó lo sucedido en Venezuela.

Por su parte, el expresidente del Gobierno español Felipe González sugirió el viernes que el Gobierno de Venezuela podría suspender las elecciones legislativas convocadas para el próximo 6 de diciembre en caso de que se incremente la inseguridad de los candidatos tras el asesinato de un dirigente opositor.

Además, el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, pidió el viernes a las partes aceptar los resultados de las legislativas "siempre que sean justas y transparentes" y volvió a condenar desde Asunción el asesinato del dirigente opositor venezolano, perteneciente al partido Acción Democrática (AD).

Desde esa misma formación política, el secretario general Henry Ramos Allup reveló hoy que tiene en su poder supuestas pruebas de la vinculación del asesino de un dirigente de colectividad con "gente relacionada con el Gobierno" y anunció que las exhibirá para contribuir con la investigación.

Sin embargo, desde el chavismo, el diputado y candidato a la reelección por la alianza oficialista Gran Polo Patriótico Freddy Bernal afirmó que el suceso en el que murió un dirigente local es un evento que está siendo usado para "enlodar" la campaña electoral venezolana.

"La derecha quiere utilizar un hecho delictual (delictivo) para enlodar una campaña política, que a pesar de lo que vayan a hacer en los próximos diez días, no la van a poder perturbar", afirmó el diputado chavista en declaraciones recogidas por el medio local Unión Radio.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

2:01 No en todos los paises, por ejemplo en Cuba (aparentemente) no pasa eso,  porque a carabina hay un solo partido el PCC. Y los resultados son que el 99.9 de los votos son para ellos. Pero  ay Del que se atreva a proponer otro partido, lo asesinan como le pasó a OSVALDO PAYÁ, Y DESCARADAMENTE DICEN QUE FUE UN ACCIDENTE.

Imagen de Anónimo

No se cual es el asombro, si en todas las campañas políticas de los países latinoamericanos siempre hay alguien que pone el muerto: en Perú, Rep. Dominicana, Mexico, Brasil!!.

Imagen de Anónimo

Diablos que estos narcochavistas si que son ambiciosos, como si no fuera suficiente el fraude masivo al que nos tienen acostumbrados para ganar elecciones.