Lunes, 18 de Diciembre de 2017
17:28 CET.
Venezuela

Eurodiputados expresan preocupación por eventuales problemas postelectorales

La delegación de eurodiputados españoles que visitó recientemente Venezuela concluyó que la situación posterior a las elecciones del próximo 6 de diciembre en el país "puede ser preocupante" y plantea la necesidad de que haya "presencia" del Parlamento Europeo (PE) en estos comicios, de acuerdo con un reporte de EFE.

"La situación postelectoral puede ser preocupante. La separación entre Gobierno y oposición es demasiado grande y muy probablemente Venezuela está a las puertas de una convivencia política que tiene que administrarse con inteligencia y generosidad", dijo el jefe de la delegación, el eurodiputado socialista Ramón Jáuregui.

En una rueda de prensa tras regresar del país latinoamericano, Jáuregui y los dos diputados que completaron la misión, el popular Gabriel Mato y el liberal Fernando Maura, presentaron las conclusiones de la misma en un informe que revela las "circunstancias difíciles" a las que, según ellos, se enfrenta el pueblo venezolano.

Entre otros aspectos, los eurodiputados destacaron "el clima de violencia callejera e inseguridad ciudadana" y "el endurecimiento del trato a la oposición por parte del Gobierno, con la inhabilitación de cargos electos y la detención o encarcelamiento de líderes políticos y estudiantiles".

Los miembros de la delegación destacaron también que los procesos judiciales abiertos a líderes opositores no se desarrollan, a su juicio, con las garantías propias de un estado de Derecho y no permiten afirmar que exista independencia del poder judicial en Venezuela.

También observaron "una limitación de las libertades y derechos por parte del Gobierno, con la libertad de prensa y el derecho a la información gravemente cuestionados".

"Todo ello ha unificado a la oposición, que tiene una aspiración democrática en las próximas elecciones", dijo Jáuregui.

Por ello, este grupo de eurodiputados presentará la próxima semana a la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara la propuesta de enviar una delegación más "completa", con 12 eurodiputados, que viaje al país durante la semana de los comicios.

Jáuregui reconoció que "realmente una misión de observación electoral no es posible en Venezuela", ya que la comisión electoral no lo ha permitido, pero reiteró que "cuanta más presencia internacional haya, mejor".

"Constatamos que hace falta presencia europea en Venezuela, donde hay un pueblo que tiene unos lazos económicos y culturales con Europa que nos llama a un sentido de la responsabilidad para seguir los acontecimientos", remarcó.

Sobre la posibilidad real de un cambio en Venezuela después de las elecciones, los eurodiputados constataron "opiniones encontradas" entre los miembros de la oposición.

"Están desde quienes piensan que el Gobierno no va a tener más remedio que asumir una derrota electoral, hasta los que creen que puede vaciar de competencias una asamblea elegida a favor de los partidos de la oposición y gobernar por decreto", explicó Fernando Maura, y remarcó que, en su opinión, "la situación política en el país se está deteriorando de una forma alarmante".

Gabriel Mato expresó que "hay un deseo de cambio" en Venezuela, aunque dijo que "no está tan claro que haya una posibilidad real de cambio". "Los ciudadanos están viviendo una situación de penuria tremenda e insostenible", agregó.

Esta misión "exploratoria" liderada por eurodiputados españoles se desarrolló "sin ningún tipo de limitación", excepto en las conversaciones con las autoridades, que no recibieron a la delegación.

Igualdad de oportunidades para la oposición venezolana 

La noche del martes, el expresidente del Gobierno español Felipe González pidió que las próximas elecciones de Venezuela, el 6 de diciembre, se celebren con "igualdad de oportunidades para la oposición venezolana", una reivindicación que centró su discurso al recoger el premio Líder de América en Washington.

Durante la ceremonia anual organizada por The Dialogue, que condecora a los actores políticos más influyentes del Hemisferio Oeste, Felipe González cuestionó el sistema político venezolano.

"¿Cómo puede una democracia sobrevivir con presos políticos, y con exiliados políticos como López, Ceballos, Ledesma? ¿Es que alguien ve una razonable igualdad de oportunidades entre el gobierno y la oposición venezolana, marginada, castigada, sin acceso a los medios de comunicación de masas, con estado de excepción que no permite el derecho de reunión para hacer una campaña?", se preguntó.

"En Venezuela no hay una dictadura, hay una tiranía arbitraria y nuestra obligación es decir basta ya, acepten la democracia y las reglas del juego", reivindicó entre aplausos.

Para González, "la esencia de la democracia está en la aceptación de la derrota", y por tanto el Gobierno venezolano debe brindar a sus opositores una "contienda razonablemente democrática".

Cuanto menos, el Gobierno de Maduro debería reconocer a sus opositores como interlocutores para pactar "la reconstrucción de un país devastado" en su economía y en su tejido social, ya que Venezuela "no merece el aislamiento" que vive en la actualidad.

En apelación a su audiencia, integrada por 300 líderes iberoamericanos, el galardonado llamó a que "en cualquiera de los pactos internacionales en los que participa Venezuela, tendríamos que insistir en el diálogo". 

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió con la comisión designada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que acompañará las elecciones presidenciales del 6 de diciembre.

"Acabo de recibir al secretario general de Unasur, el expresidente de Colombia Ernesto Samper, que ha venido junto al expresidente de República Dominicana Leonel Fernández, quien va a presidir la comisión de acompañamiento electoral que ha decidido Unasur por unanimidad, quiero agradecer a todos los Gobiernos de Suramérica", dijo.

Maduro intervino el martes en su habitual programa de televisión, en el que señaló "(…) a partir de las elecciones de diciembre todos los países (de Suramérica) tendrán que ser acompañados electoralmente con las mismas reglas que se aprobaron para Venezuela (...) tendrán que regirse por el mismo convenio".

El presidente también salió al paso a las críticas que han surgido desde la oposición sobre el supuesto "ventajismo" del oficialismo por el uso de medios del Estado para la campaña electoral, así como su participación como gobernante en jornadas de trabajo junto a los candidatos chavistas.

"A mí no me va a callar nadie, oyeron, no hay palabra en este mundo ni poder que me vaya a callar, yo voy a decir mis verdades donde las tenga que decir y punto, nadie me va a callar la boca porque (...) bastante ventajismo hay de los medios internacionales y de los medios nacionales de la burguesía", comentó.

La misión electoral de Unasur se instaló el martes con la presencia de la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, y la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

La misión internacional se comprometió a realizar un trabajo "objetivo" que estará a cargo de cerca de 50 técnicos que observarán los comicios parlamentarios.

Se espera que hoy esta delegación escuche las quejas y observaciones de los partidos oficialistas y opositores sobre el desarrollo de la campaña electoral que se inició el pasado viernes y que culmina el próximo 3 de diciembre.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Ni termine el articulo.seran bipocritas.por anos hemos tenido la misma situacion.lero Cuba no tiene petroleo por eso no ham dicho nada.hipocritas.