Domingo, 17 de Diciembre de 2017
12:16 CET.
Venezuela

La oposición venezolana merece el Premio Sajarov 2015

Refiriéndose a la Guerra Civil Española y a la victoria de las tropas pro-fascistas de Franco, el novelista y filósofo francés Albert Camus escribió: "Fue en España que mi generación aprendió que uno puede tener razón y sin embargo ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa".

La derrota de la razón y el predominio de la fuerza, a los que Camus aludió, son fenómenos que los venezolanos en general, y la oposición en particular, vienen sufriendo en carne propia. Recurriendo al control de medios de comunicación y al inhabilitamiento y acoso jurídico de opositores, Hugo Chávez no cesó de restringir la libertad de expresión. Pero la violación de derechos humanos no ha hecho sino empeorar desde que su sucesor, Nicolás Maduro, asumió el poder.

A fin de comprender el fenómeno, cabe vincularlo al estado destartalado en el que se encuentra la economía venezolana. El desabastecimiento de productos de primera necesidad se generaliza al mismo tiempo que la tasa de inflación (la más elevada del mundo) roe los ingresos de los ciudadanos. Medido en dólares, el PIB venezolano ha perdido 56 por ciento de su valor durante los tres años de la presidencia de Maduro.

Como había de esperar, la popularidad del régimen está en caída libre. En todas las encuestas, el Gobierno obtiene una tasa de rechazo de más del 80%, lo que constituye un mal augurio para el chavismo en la víspera de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre próximo.

Con una miopía política rayana en la ceguera, el Gobierno rehúsa cambiar el rumbo de la economía y trata de acallar el descontento creciente mediante un recrudecimiento de la represión.

Hoy, decenas de prisioneros políticos yacen en los calabozos del régimen madurista. Periodistas independientes y caricaturistas viven bajo la amenaza constante de ser inculpados e incluso encarcelados.

El líder opositor de más realce popular, Leopoldo López, ha sido condenado a casi 14 años de prisión sin prueba alguna de culpabilidad. Se encuentra confinado en una celda de cuatro metros cuadrados y casi nunca se le permite ver la luz del sol.

Su encarcelamiento ha sido denunciado por numerosas personalidades de renombre internacional, incluyendo una veintena de expresidentes de América Latina y España, el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el Premio Nobel de la Paz Monseñor Desmond Tutu. El ex presidente del gobierno español Felipe González así como el otrora abogado de Nelson Mandela, el canadiense Irwin Cotler, trataron de sumarse a la defensa de López —lo que el gobierno venezolano impidió.

Leopoldo López no es el único dirigente de la oposición víctima de la represión madurista. La diputada María Corina Machado, quien ganó su sitio en la Asamblea Nacional con un amplísimo margen, fue primero agredida físicamente durante una sesión de dicha Asamblea, y más tarde despojada de su mandato por decisión arbitraria del presidente de la misma.

El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, así como los de otras dos ciudades importantes del país, Daniel Ceballos y Enzo Scarano, han sido inculpados, acusados de delitos absurdos, y se encuentran bajo arresto domiciliario en espera de ser juzgados por una justicia al servicio del régimen.

Y como si todo ello fuese poco, el Gobierno venezolano ha inhabilitado arbitrariamente a otros dirigentes de la oposición para que no puedan presentarse a las venideras elecciones parlamentarias.

La tortura se practica en las cárceles venezolanas, en particular en la llamada "La Tumba" —un local compuesto de siete celdas situado a unos cinco pisos bajo el suelo.

Ante tan sombrío espectáculo, nada más natural y justo que la oposición venezolana figure entre los tres candidatos finalistas al Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, que otorga anualmente el Parlamento Europeo y que este año será anunciado el jueves 29 de octubre.

El coraje que ha mostrado la oposición venezolana al dar el frente a la represión y soportar inhumanas torturas lo hace acreedor de ese prestigioso galardón. Pero hay algo más que justifica otorgarle dicho premio, a saber: la necesidad de contrarrestar la bochornosa indiferencia que muestran los gobiernos de América Latina ante las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en Venezuela.

Como declarara Santiago Canton, miembro del Robert F. Kennedy Center for Justice and Human Rights, "los gritos de dolor de las personas torturadas en 'La Tumba' son respondidos con el silencio sepulcral de nuestros gobernantes".

De ahí la necesidad de que instituciones de prestigio internacional, como lo es el Parlamento Europeo, den el frente y lleven a la atención del mundo el sufrimiento de los venezolanos y la firmeza y valentía de la oposición en su lucha cotidiana contra los desmanes del régimen de Maduro.

Por una tercera razón sería oportuno otorgarle a la oposición venezolana el Premio Sájarov. El Presidente Maduro, consciente de que habrá de perder las elecciones del 6 de diciembre si las mismas se llevan a cabo con un mínimo de transparencia, ha rehusado la presencia de observadores internacionales independientes y ha llegado incluso a declarar que el chavismo habría de ganar las mismas "como sea".

Ante tan descarado menosprecio de la voluntad popular, el director para América Latina de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, ha enfatizado que "ahora más que nunca se requiere algún tipo de presión internacional y de observación" con respecto a Venezuela.

Otorgarle a la oposición venezolana el Premio Sájarov transmitiría un mensaje claro a los venezolanos en general, y al régimen de Maduro en particular, a saber: que la comunidad europea sigue con gran preocupación las violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

Conferir dicho premio a la oposición venezolana sería una forma dignificante de conjurar el maleficio al que aludió Albert Camus y de mostrar que, en la Venezuela de hoy, la razón no será derrotada, la fuerza no destruirá el alma y la valentía sí quedará recompensada.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Muy bien Fabio Rafael, voto por esa iniciativa. En buena lid merecen el premio novel de la paz. Porque es dificil mantener la calma en un régimen con semejante afecto por la barbarie. 

Imagen de Anónimo

A Anónimo de las 5:58 am: Hay más de 70 prisioneros políticos en Venezuela. Añádase los que participan en manifestaciones por la libertad y la liberación de los presos políticos. El arrojo está mejor repartido de lo que dices.

Imagen de Anónimo

La oposición? Leopoldo y María Corina querrás decir, de allí el resto son pura bulla.

Imagen de Anónimo

La llamada OPOSICION, (deben estar hablando de MUD), venezolana deben de entregarle el ultimo tomo de como 'Disturbios, Demostraciones y Huelgas Generales Promueben La Caida de Dictaduras sin Economia', fue utilizado en Egipto, Tunez, Guatemala, en algunos paises del Bloque Socialista cuando los sovieticos las abandonaron.El problema principal de la "OPOSICION" venezolana es una infeccion fuerte de "pendejitis aguda" que hasta que no salga un lider con las pelotas bien puestas para hacer lo que hay que hacer antes el regimen en bancarrota del BURROmaduro los abusos y violaciones de derecho humanos seguiran.

Imagen de Anónimo

anonimo 5:44,el de las 2:13 es una ciberclaria que todavía no se enteró de lo del fiscal,este no desayunó por la mañana y la jabita está atrasada este mes,así que no le pidas mucho más,está delirando.....

Imagen de Anónimo

Es que hay muchos  billones de por medio.tienen que hacer lo que sea pa seguir en el poder.fraude muerte o lo que sea.saben lo que les espera .en especial al guaguero colombiano que ni pa colombia va a poder escapar.sus compatriotas lo detestan.

Imagen de Anónimo

A quien le ronca el mango es al Anónimo de las 2:13pm, quien finge ignorar que el fiscal que acusó a López, Franklin Nieves, escapó recientemente de Venezuela para poder declarar que fue coaccionado por el régimen de Maduro-Cabello para fabricar acusaciones contra López. Ver: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/10/24/america/1445658464_169389.html  El Anónimo de marras finge también ignorar que la jueza que condenó a López, Susana Barreiros, se encuentra internada por supuesta depresión nerviosa en el hospital militar de Fuerte Tiuna en vez de estar en un hospital civil. Así no podrá confesar que ella también actuó bajo presión y amenaza del régimen venezolano. Así va la justicia venezolana.

Imagen de Anónimo

Esas personas que protestaron nadie las obligo.porque el tiene que pagar por las muertes.ellos estaban ejerciendo su derecho a manifestarse.los que tienen que pagar son los que dispararon sobre personas des armadas.

Imagen de Anónimo

Osea, que López convoca a protestar, va él al frente, hay muertos y él no se detiene...y además hay q premiarlo? Le ronca el mango.