Lunes, 18 de Diciembre de 2017
12:04 CET.
Crisis fronteriza

Santos y Maduro acuerdan el retorno inmediato de embajadores

Los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron el lunes comenzar a trabajar para solucionar los problemas de la frontera común que desataron una crisis diplomática y, como primer paso, decidieron el retorno inmediato de sus respectivos embajadores, informa Reuters.

En una reunión en Quito, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro suscribieron un documento en el que abren canales para continuar con un diálogo que permita superar la disputa generada por la decisión de Caracas de cerrar pasos fronterizos entre ambos países.

"Ambos jefes de Estado se comprometen a construir un acuerdo que solucione los problemas de la frontera común, orientado a la fraterna convivencia, la buena vecindad, el mutuo respeto y el desarrollo económico y social", indicaron en un comunicado conjunto, leído por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, anfitrión de la cita.

Santos y Maduro sellaron entre sonrisas el principio de entendimiento, al cabo de una reunión de cinco horas en el Palacio de Carandolet, sede de la Presidencia ecuatoriana, reportó la AFP.

Correa y el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, facilitaron el encuentro entre Santos y Maduro, en su condición de presidentes pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), respectivamente.

Los cuatro jefes de Estado se levantaron de la mesa sonrientes, sin responder preguntas de la prensa, aunque al final nunca se produjo el esperado apretón de manos entre Santos y Maduro.

El acuerdo de Quito prevé además que Colombia y Venezuela realicen una "investigación de la situación de la frontera" de 2.219 km, tras el cierre que ordenó Caracas el 19 de agosto, a raíz de un ataque a una patrulla venezolana que dejó tres heridos.

Maduro culpó de la acción a paramilitares colombianos implicados en el narcotráfico y emprendió una cruzada para, dijo, sanear la frontera del millonario contrabando de mercancías, principalmente gasolina, estimulado por las diferencias abismales de precios entre países.

Desde entonces han sido deportados 1.532 colombianos y 18.377 han regresado a su país por miedo a ser expulsados, según cifras de la ONU.

A raíz del éxodo de colombianos Colombia denunció "un drama humanitario", agravado según Bogotá por violaciones a los derechos humanos por parte de autoridades venezolanas.

"Triunfó la sensatez, el diálogo y lo que debe triunfar siempre: la paz, la paz entre nuestros países", expresó Maduro.

De su lado, Santos saludó el regreso de los embajadores a sus puestos. "Aquí primó, como dice el presidente Maduro, la sensatez. Esta fue una discusión, un diálogo sereno, respetuoso y productivo y me complace muchísimo poder restablecer este diálogo con Venezuela porque lo hemos dicho tantas veces: cuando dos mandatarios tienen diferencias quienes sufren son los pueblos", destacó el presidente colombiano.

El diálogo continuará en Caracas

Tras el acuerdo anunciado este lunes, los equipos de ministros se reunirán el miércoles en Caracas para "tratar los temas sensibles de la frontera".

Santos reconoció el "derecho" de Venezuela de imponer controles en la zona limítrofe, pero recordó que lo "único" que exigía era que se "respetaran los derechos de los colombianos" que fueron deportados o se vieron forzados a salir.

Además, dijo entender "perfectamente" la preocupación de Maduro por las bandas que trafican con droga y mercancía en la frontera. "Nosotros estamos también interesados en combatir esas mafias y la mejor forma es hacerlo juntos; así somos más efectivos", sostuvo.

A su turno, Maduro admitió que la reunión con su homólogo colombiano "no ha estado exenta de complejidades", pero que aún así no "hay cabida para el odio, para la intolerancia ni para el revanchismo", dijo. Santos aprovechó igualmente la cita para agradecer el papel de Venezuela en las negociaciones en Cuba del gobierno colombiano con las FARC, en las que Caracas actúa como garante.

De esa forma, los presidentes lograron poner paños fríos a una crisis que escaló en la última semana con las denuncias de Colombia sobre tres incursiones aéreas y una terrestre en su territorio por parte de fuerzas venezolanas.

Al respecto, Santos dijo que acordó con Maduro que "se iba a investigar algunos incidentes en la frontera" relacionados con "la violación del espacio aéreo" colombiano. "El presidente Maduro quedó también comprometido para investigar esos hechos", expresó.

Los gobernantes agradecieron las gestiones de los gobiernos de Ecuador y Uruguay, que lograron juntarlos en la misma mesa, algo que parecía muy difícil hace unos días.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Hermanos colombianos: Santos no los representa. El colombiano arrecho es Uribe.

Imagen de Anónimo

Que descarados son todos, que poca vergüenza, que clase de maricon  es Santos. El Maduro le escupe la cara a todos los Colombianos y le guapea a Santos en su cara y este se vira de espalda y se le baja los pantalones. Que vergüenza !!!!!!!!!!!!

Imagen de Anónimo

Maduro, en lo adelante cuando vayas a expulsar a un colombiano me le das una patadita más suave en el trasero,ok Santos nunca olvides que a Venezuela (Maduro) se respeta.Correa...todo un éxito ha resultado este encuentro,viva la hermandad Latinoamericana.