Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
América Latina

¿Para qué sirve la OEA?

"Como cambian los tiempos, Venancio…",   decía el pegajoso estribillo de una guaracha de Remberto Becker  que cantaba el  criollo dúo Los Compadres  en Cuba, sobre todo en el programa "Palmas y Cañas" de la televisión.

Es ley física, y de vida,  "todo cambia, todo fluye", como ya decía  Heráclito en Grecia hace 2.500 años. Lo que pasa es que  en política muchas  veces  los cambios no mejoran las cosas sino que las empeoran. Es lo  que ha pasado con  la Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante décadas  Fidel Castro,  su aceitado aparato de propaganda,  y  su coro de la izquierda radical latinoamericana, calificaron  a la OEA de "Ministerio de Colonias de Estados Unidos". Hoy, con  gobiernos mayormente en manos de aquella izquierda entonces opositora, todo ha cambiado.

Aquella OEA tan vilipendiada ahora simplemente se niega a actuar porque no quiere tocar ni con el pétalo de una rosa a cualquier gobierno de izquierda, aunque viole brutal y masivamente los derechos humanos fundamentales del hombre y  provoque crisis humanitarias que involucran a países vecinos.

Nada más elocuente que la derrota  política y diplomática de Colombia en su petición de convocar una reunión de cancilleres de la OEA  para analizar el atropello criminal del Gobierno venezolano —con el burdo pretexto de combatir el contrabando— contra miles de colombianos residentes en la zona fronteriza entre ambas naciones.

La posición más indignante en la reunión del Consejo Permanente celebrada en Ciudad Panamá, pedida por Bogotá para convocar  un cónclave de cancilleres, fue la abstención de Brasil, país que pretende ser el líder de toda Latinoamérica y miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Panamá  igualmente le dio la espalda a su más cercano vecino en lo cultural e histórico.

El gobierno presidido por la exguerrillera guevarista  Dilma Rousseff, lejos de respaldar la justa demanda de la Colombia democrática —la parte agredida—, lo que hizo al abstenerse fue apoyar al régimen militar autoritario de Nicolás Maduro, el claro agresor, que está acabando  con Venezuela y que quiere provocar un conflicto fronterizo con Colombia para suspender las elecciones legislativas de diciembre próximo.

Además, la inteligencia de Brasil y de los demás países latinoamericanos sabe que seguramente fue Diosdado Cabello, el verdadero hombre fuerte del chavismo, quien obligó a Maduro a cerrar la frontera para proteger al Cartel de los Soles (que según testigos dirige el propio Cabello) de los otros grupos de narcotraficantes que operan en esa zona fronteriza.

Si Brasil o Panamá  hubiesen votado a favor de la petición colombiana, como hicieron los gobiernos izquierdistas de Chile, Uruguay, Perú y El Salvador, y otros 13 países de la región, se habrían obtenido los 18 votos necesarios para convocar la reunión de cancilleres.

Colombia necesitaba exponer la crisis humanitaria desatada por la deportación de miles de sus ciudadanos que vivían en el estado venezolano de Táchira. Se estima en unos 11.000 los colombianos  que, o han sido deportados violentamente, o han abandonado el país trasladando a pie, como pueden, con niños y ancianos, algunas pocas pertenencias, y sin tener a dónde ir para vivir.

Las viviendas de  las  familias deportadas, sacadas a la fuerza  de sus hogares, han sido  demolidas  con equipos pesados, luego de ser marcadas como hacían los nazis con las residencias de los judíos. Algo insólito.

Pero la solidaridad  político-ideológica en algunos casos, y la sumisión total a Caracas para poder seguir recibiendo petróleo casi gratuito, como ocurre con Nicaragua y la mayoría de las islas del Caribe, prevalecieron. Y la OEA, ya muy devaluada según sus propios estatutos, se ha desentendido del asunto.

Es muy probable que la abstención clave de Brasil haya sido sugerida por los hermanos Castro. La Habana puede haber persuadido a su gran aliado político de Brasilia de no votar en favor de Colombia, sino abstenerse, que de hecho equivalía a apoyar a Venezuela, el mecenas que mantiene a flote la economía cubana.

Con respecto a Panamá vale recordar que en julio pasado la canciller panameña, Isabel De Saint Malo, anunció que su gobierno aceptaba la propuesta venezolana de pagar con petróleo y gas natural la deuda de 1.013 millones  de dólares que tiene Venezuela con empresas panameñas por compras de mercancías y de boletos de avión (solo a Copa Airlines, la aerolínea panameña,  Venezuela le debe 478 millones).  El  régimen chavista pudo haberle advertido al presidente Juan Carlos Varela que si favorecía  a Colombia en la votación Panamá no cobraría la deuda. Como habría dicho Vito Corleone, era una oferta imposible de rechazar.

En fin, se aprecia muy nítidamente que la OEA de hecho ha sido secuestrada sobre todo por Caracas y  su clientelismo político y económico. Pese a la crisis financiera que sufre, el régimen chavista continúa regalando petróleo a los países del Caribe, con lo cual compra lealtades decisivas. Por eso, con excepción de Jamaica, Santa Lucía y Barbados, que votaron con Colombia, los otros nueve países caribeños se abstuvieron, incluyendo República Dominicana; y Haití fue más allá y se sumó a  los cuatro votos en contra emitidos por los países del ALBA.

No obstante, vale destacar que cuatro países con gobiernos de izquierda (Chile, Perú, Uruguay y El Salvador) votaron a favor de Colombia.  Le dijeron a la mafia que hoy desgobierna Venezuela que ha ido ya demasiado lejos.

Lo que no es coherente es que esos mismos cuatro gobiernos, y  los demás que hoy dominan la OEA, insistan en que regrese a dicha entidad interamericana la única y más larga dictadura militar del continente, que comandada aún por los Castro conforma el régimen más antidemocrático y violador de los derechos fundamentales del ser humano en toda la historia de las Américas.

¿No sería más justo que expresaran sus buenos deseos de que haya elecciones verdaderas en Cuba y que el pueblo elija al fin a sus gobernantes, como exige la Carta Democrática Interamericana  de la OEA?

En Cuba no hay elecciones libres desde 1948, récord absoluto en Occidente. Pero esos  gobiernos de izquierda lograron que el dictador Raúl Castro  acudiera a la última Cumbre de las Américas celebrada también en Panamá en abril pasado. El general cubano no solo se sentó en la misma mesa que los mandatarios elegidos en las urnas democráticamente, sino que fue la vedette de la cumbre, y resultó de hecho agasajado hasta por el mismísimo presidente de Estados Unidos.

Es cierto, los tiempos cambian, pero ¿para qué sirve esa OEA tan cambiada? O más exactamente ¿a quién sirve?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

En los únicos países de Iberoamérica donde hay democracia son España, Uruguay , Chile y Costa Rica , los demás presidentes son los que vemos en novelas como El otoño del patriarca, Yo el supremo que al final llevaran a esa izquierda latinoamericana al colapso económico como ya se ve en Cuba, venezuela etc

Imagen de Anónimo

La OEA y porqueria es lo mismo, vendida al los Petrodólares del comunismo.

Imagen de Anónimo

EL ANONIMO DE LAS 9:37 a.m.Es un funcionario del régimen castrista (mal pagado pero que agradece estar fuera del pais) que trabaja para la Seguridad del Estado  en una embajada de Cuba. Su triste misión es atacar todo lo que se escriba contra la dictadura fascista de los Castro y sus "aliados" (lease Venezuela y Brasil en este caso).Pero esos ataques son magníficos, pues revelan que estos articulos levantan ronchas entre los esbirros de la tirania.Anibal

Imagen de Anónimo

No voy a justificar a la hermana Republica bolivariana de Venezuela por hacer exactamento lo mismo a lo que han hecho los israelies durante 20/30 anos con los palestinos que edificaban ilegalmente en zonas " no autorizadas " . Llegaban con los buldozers y demolian las casas . triste pero no habia otra opcion . Los expulsados no han tenido nunca derechos en Venezuela , han sido tolerados pero no eran legales asi que Venezuela solo ha hecho cumplir la ley . Si Colombia no fuera una colonia de bases militares yankis tal vez Caracas " lo dejaria pasar " pero ahora Colombia aprendera lo que es ser un caballo de troya en LA . Colombia esta sola . Brasil hace bien en alinearse con Venezuela . La politica de Wall Street de acoso y derribo contra la economia brasilena esta radikalizando  a la presidenta que se ha vuelto anti-yanki . Los que votaron a favor sabian que sus votos no valdrian nada . Donde esta la precariedad de Maduro ? Ha expulsado a 11 mil ilegales y punto . Esta arrasando con la oposicion y previsiblemente pospondra las elecciones por " causas de fuerza mayor " . La Habana esta actuando como un neurocirujano : impecable . Dice un refran que cuando el gato se va , los ratones montan una fiesta . Si Obama no estuviera tan ocupado jodiendole la vida a los chinos en Asia , a Putin en Ucrania , a Assad en Siria podria ocuparse de su " patio trasero " pero ...su ausencia esta siendo ocupada por Cuba y Brasil que estan moldeando L.A a su imagen y semejanza

Imagen de Anónimo

En Anónimo - 5 Sep 2015 - 8:51 pm. Donde dice déficit comercial debería haber escrito BALANZA comercial, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Quiñones, en esta estoy de acuerdo contigo “en cómo cambian los tempos, Venancio” el caso de Brasil pienso que es el mismo de Panamá elevada a la n potencia que no se definir cuál es valor de esa esa n, el déficit comercial de Brasil con Venezuela es astronómico a favor de Brasil, por otro lado varias firmas de Brasil tienen contratadas obras de infraestructuras y habitacionales en Venezuela, eso lo conozco a través de la prensa. También tienes que tener en cuenta que el gobierno Dilma está en crisis y paradogicamente unos de los sectores que la está apoyando es el empresarial que son en definitiva los dueños de esos intereses porque son exportadores de todos tipos de productos y servicios a Venezuela, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Pamela Landy

Otro comentario genial y muy completo de Roberto Álvarez Quiñones. No deja títere con cabeza que le soporte los argumentos bien fundamentados aquí- Posiblemente estemos de acuerdo, incluso, en que Carlos Puebla llevaba razón cuando en su día entonaba aquello de:"Cómo no me voy a reír de la OEA,es una cosa tan fea,tan fea, que causa risa:jajajajajaja, jajajajajaja"Saludos, Pam Landy

Imagen de Anónimo

El articulista tiene toda la razon, la OEA fue secuestrada por la izquierda y por el chavismo con su regaladera de petroleo. Lo que es una verguenza es que Obama haya sido uno de los factores que ha ayudado por su inaccion a ese secuetro de la OEA.El Ingeniero 

Imagen de Anónimo

Como siempre, muy bueno tu escrito Roberto. Desde que John F. Maisto, el representante en la OEA del presidente George W. Bush permitió que ganara el comunista José M. Insulza y no el salvadoreño Francisco Flores la OEA ha sido un bastión de la ultraizquierda latinoamericana. Una vez más podemos apreciar que la maldad impera en nuestro mundo actual con el "silencio de los buenos"Alvaro

Imagen de Anónimo

?Y para que sirve la ONU? Eintein queria un Gobierno Mundial. Yo creo que cada demarcacion geografica tiene su gobierno. El municipio, la provincia, el pais. ?Por que entonces no hay un gobierno mundial? ?Por que no hay un gobierno amricano como esta el de la Union Europea, y asi sucesivamente, en Africa, Asia y Oseania? Los que no quieren los gobiernos son los que pretenden hacer con sus pueblos lo que les da la gana, intonces viene el disquito rallao de la soberania naciona. ?Que Soberania Nacional ni que tantos cuartos? Estos cuatreros no entienden de otra cosa que no sea la fuerza, cuanto mas bruta, mejor contra ellos.