Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
China

Pekín exhibe su poderío militar en el desfile por el aniversario 70 del fin de la II Guerra Mundial

El presidente Xi Jinping anunció el jueves que China reducirá su número de soldados en 300.000, al tiempo que Pekín realizó su mayor exhibición de poderío militar en un desfile con el cual dijo celebrar la "victoria sobre Japón en la II Guerra Mundial", informa Reuters.

La confianza de Pekín en sus fuerzas armadas y su creciente reafirmación militar, especialmente en el disputado Mar del Sur de China, ha sacudido la región y provocado las críticas de Washington.

Xi, hablando en una tribuna con vistas a la plaza de Tiananmen, en Pekín, antes de que comenzara el desfile, dijo que China reducirá en un 13 por ciento uno de los mayores ejércitos del mundo, que en la actualidad cuenta con 2,3 millones de efectivos.

No dio plazo para la reducción, que probablemente forma parte de planes de racionalización militar debatidos por largo tiempo, que incluyen gastar más dinero en armas de alta tecnología para la Armada y la Fuerza Aérea.

La cifra de efectivos militares chinos se ha reducido en tres ocasiones desde la década de los ochenta.

"El prejuicio y la discriminación, el odio y la guerra solo puede causar desastre y dolor", dijo Xi. "China siempre defenderá el camino del desarrollo pacífico".

Xi bajó luego a la avenida más importante de la ciudad e inspeccionó las filas de tropas, pasando junto a ellos en una limusina negra y diciendo en repetidas ocasiones: "¡Hola, compañeros, camaradas que trabajan duro!".

Más de 12.000 soldados, en su mayoría chinos, marcharon por la avenida Changan, liderados por veteranos de la II Guerra Mundial transportados en vehículos.

75 soldados cubanos en el desfile

Soldados de Cuba, Venezuela y México aportaron la representación latinoamericana en el desfile, reportó EFE.

Portando sus respectivas banderas nacionales, 75 soldados cubanos, otros tantos mexicanos y nueve venezolanos desfilaron a paso militar por la avenida, y dedicaron un saludo castrense al presidente chino al situarse junto a la tribuna en la que se encontraba.

También participaron soldados de Rusia, Egipto, Bielorrusia, Serbia, Pakistán o Afganistán, con notable ausencia de representaciones de ejércitos occidentales.

Los soldados cubanos, a los que no mostró la televisión estatal china CCTV en su programación en directo, fueron de los más aplaudidos por el público que se encontraba en las gradas de Tiananmen, junto a otros ejércitos como el ruso o el bielorruso, según EFE.

El desfile continuó con misiles balísticos, tanques y vehículos blindados, muchos nunca vistos en público antes, indicó Reuters. Aviones de combate y bombarderos sobrevolaron en un espectáculo coreografiado que duró alrededor de 90 minutos.

Entre las armas que China mostró por primera vez se encontraba un misil balístico antibarcos, el Dongfeng-21D, que sería capaz de destruir un portaaviones con un solo impacto.

También se exhibieron varios misiles intercontinentales, como el DF-5B y el DF-31A, así como el misil balístico de rango intermedio DF-26, conocido como el "asesino de Guam", en referencia a una base estadounidense ubicada en el Océano Pacífico.

Greg Austin, un catedrático en el Instituto Este-Oeste de Nueva York, dijo que los recortes de tropas no tienen como fin limitar el poder militar de Pekín.

"Es una decisión de ampliar el poder militar mediante la reorientación de dinero para lograr el mayor impacto, con tecnologías más avanzadas, que pueden tener un efecto más estratégico", dijo, refiriéndose a las fronteras marítimas, cibernéticas y espaciales.

Peng Guangqian, subdirector del Consejo de China para Estudios de Política Nacional de Seguridad, dijo que la gama de equipos en exhibición tenía como objetivo mostrar la preparación para el combate del Ejército Popular de Liberación (EPL).

"Esto indica un cambio en la estrategia de capacitación del EPL, con más énfasis en el combate real", dijo Peng a la agencia oficial de noticias Xinhua.

Tokio califica de antijaponés el discurso de Xi

Tokio tachó "anti-japonés" el discurso pronunciado por Xi y señaló que sus palabras dificultan la reconciliación entre ambas potencias, reportó EFE.

Xi afirmó que el gigante asiático nunca tendrá políticas expansionistas ni "infligirá sus sufrimientos pasados a otras naciones".

"Habíamos solicitado que este evento incluyera elementos para la reconciliación entre Japón y China, en lugar de un componente antijaponés", dijo el ministro portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, en una rueda de prensa tras el discurso de Xi.

El portavoz afirmó que ambos países "iniciaron una historia de amistad" al normalizar sus relaciones diplomáticas en 1972, cuyos últimos capítulos han sido las reuniones entre Xi y el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en noviembre de 2014 y el pasado abril.

"Pero el presidente Xi no ha hecho ninguna referencia a estos elementos. Creemos que esto es profundamente lamentable", añadió.

El primer ministro nipón rechazó una invitación para asistir al desfile militar, al que sí acudieron los presidentes ruso, Vladímir Putin, y venezolano, Nicolás Maduro, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, entre otros.

Raúl Castro envió a su primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Los japs fueron unos asesinos. De eso hay testimonios, pruebas documentadas y algunos sobrevivientes de aquella solucion, que todavia resplandecen en la oscuridad. En el caso de los chinos, existe una tendencia a la amnesia GLOBAL que por algun milagro, se les OLVIDO Lhasa (Deng) era el jefe de la zona militar y del partido chino al que Mao le encomendo la "obra revolucionaria", tambien lo fue cuando el gran salto adelante y vino a caer en desgracia al final de la Revolucion Cultural (templos budistas enteros dinamitados-cualquier semejanza con ISIL no es pura coincidencia) y ademas, fue el arquitecto de los sucecos de Tian-an-men, la Plaza donde NUNCA sucedio NADA. Asi que para los chinos, es hora de abandonar esos habitos anti-higienicos que heredaron de la epoca de Mao y aprender algo sobre higiene bucal con lejia antes de ponerse a hablar de crimenes. Los de ellos, contras los suyos propios son tantos, que todavia no han podido ser cuantificados.

Imagen de Anónimo

Discrepo, los chinos tambien cocinaban, limpiaban y lavaban la ropa de los pilotos americanos de los Tigres Voladores

Imagen de Anónimo

LOS CHINOS SON UNOS COBARDES

Imagen de javier monzon velazques

De entonces a aca, los chinos han cometido tantas o mas atrocidades, que las que cometieron los japoneses en su tiempo. Mejor que se callen.

Imagen de javier monzon velazques

Los tibetanos conocen bien del "amor a la paz", de los comunistas chinos

Imagen de Anónimo

"...para conmemorar la victoria sobre Japón en la II Guerra Mundial..." Que es eso, un chiste? Por que los chinos en esa guerra lo unico que hicieron fue correr.