Sábado, 16 de Diciembre de 2017
13:04 CET.
Camboya

Muere Ieng Thirith, la 'primera dama' del régimen de los Jemeres Rojos

La que fuera 'primera dama' del régimen camboyano de los Jemeres Rojos, Ieng Thirith, falleció el sábado, según el tribunal de Phnom Penh, en el cual fue juzgada por genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, informa AFP.

"La acusada murió a alrededor de las 10H30 (03H30 GMT) el 22 de agosto en Pailin, en Camboya", indicó el tribunal.

Ieng Thirith, hija de un juez e integrante de la alta sociedad camboyana, falleció a los 83 años. La mujer, que había estudiado literatura en la Sorbona de París, tuvo una notable influencia en la dirección del "Kampuchea democrático", que causó dos millones de muertos, institucionalizó los matrimonios forzados, separó familias y abolió la educación. Fue en París, en su época de estudiante, donde la mujer conoció a su futuro marido, Ieng Sary, que frecuentaba entonces los círculos marxistas del movimiento anticolonialista.

Su juicio fue suspendido en 2012 después de que la corte la considerara no apta para ser juzgada por sufrir demencia. Ieng Thirith "estuvo bajo control judicial hasta su muerte", añadió la corte en un comunicado.

Su marido, Ieng Sary, fallecido en 2013 a los 87 años, fue ministro de Relaciones Exteriores del régimen. La propia Ieng Thirith fue ministra de Asuntos Sociales.

Su hermana, Kieu Ponnary, estuvo casada con Pol Pot, líder del régimen y por ello en principio le hubiera correspondido a esta ser 'primera dama', pero sufrió desde muy pronto de problemas mentales, por lo que le correspondió a Ieng Thirith el ser considerada 'primera dama' del régimen de los Jemeres Rojos.

En el poder entre 1975 y 1979, los Jemeres Rojos mataron a unos dos millones de camboyanos, lo que representaba un cuarto de la población de ese país. La mayoría murió por cansancio, hambruna, enfermedad, torturas y ejecuciones.

"Ieng Thirith no era una mujer pasiva que se vinculó a los Jemeres Rojos únicamente por su estatuto de esposa de Ieng Sary y de cuñada de Pol Pot", destaca Youk Chhang, director del Centro de documentación de Camboya, especializado en ese período de la historia. "Era un miembro importante del partido que ejercía un poder a nivel nacional", añade. Hasta el final, e incluso mucho tiempo después de la caída de los Jemeres Rojos, defendió el balance del régimen, rechazando la menor responsabilidad en los hechos que se le reprochaban y rehusando cualquier tipo de colaboración con la justicia.

En 2007, tras la creación del tribunal internacional, fue detenida con su marido en su lujosa residencia de Phnom Penh. En 2009, aunque ya muy debilitada, hallaría la fuerza suficiente para librarse a una diatriba ante los jueces a los que amenazó con "los siete círculos del infierno" si es que la acusaban de ser una asesina.

Sin embargo, según documentos del tribunal, la mujer asistía a los consejos de ministros del régimen, y supervisaba el estricto control de la distribución de medicamentos.

También ordenó las purgas contra los presuntos traidores y estaba al tanto de las ejecuciones de aquellos considerados como enemigos por el régimen, según estos documentos. Ieng Thirith también habría participado en la regulación de matrimonios, muchos de ellos forzados.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

En Cuba jamas se informaba de los crimenes de los jemeres Rojos, puesto que eran comunistas como los Castro, si habia alguna informacion de ellos era para divulgar los "logros que obtenian".

Imagen de Anónimo

Vilma Espin fue la que chivateo a Frank Pais, lo dicen quienes estuvieron cerca de ella y conocieron las circunstancias del asesinato.

Imagen de Anónimo

Esta vieja,junto a Vilma Espin (asesina de Camilo)y a La bruja de jaimanita,si la justicia celestial existe iran a pulgar sus penas al centro de los sietes circulos del infierno,por brujas,por complices de tantos asesinatos,por arpias y por que asi se lo piden los millones de asesinados a sangre fria a dios.Mas Feito

Imagen de Anónimo

Se nos Escapo Vilma Espin tal vez podamos capturar a la Bruja Arpia de Dalia Soto y ponerla a vivir bajo regimen de periodo Especial MUERTE A LOS KASTROS