Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Colombia

870 organizaciones de la sociedad civil en Colombia llaman al cese al fuego bilateral

Organizaciones comunitarias, defensores de derechos humanos y movimientos sociales que promueven la paz en distintas regiones de Colombia, se encuentran preocupadas tras el aumento de las confrontaciones armadas entre los organismos de seguridad de Estado y la guerrilla de las FARC. Todas esperan que avancen los diálogos en La Habana y se pacte un cese bilateral al fuego.

En un comunicado, 870 organizaciones expresan su preocupación por los graves ataques registrados en los últimos días y porque muchas comunidades están nuevamente en medio del fuego cruzado.

"Aunque ni la guerrilla ni el Gobierno han manifestado intención de romper eldiálogo, persistimos en llamar a las partes a no levantarse de la mesa a pesar de los gravísimos hechos de las últimas semanas. Hacerlo sería dar la razón a quienes desean perpetuar los circuitos de violencia2, dicen en el comunicado.

Abilio Peña, representante de la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, dijo a DIARIO DE CUBA que una posibilidad para que los diálogos puedan avanzar es la condición del cese al fuego.

"Nos preocupa que se sigan presentando más hechos que debiliten la decisión de seguir sentados en la mesa", manifestó.

Las organizaciones de base sostienen que, de acuerdo "con investigadores nacionales, el cese unilateral de las FARC redujo en un 85% la intensidad de la guerra, y se calcula que se evitaron un 73% de las muertes de civiles y un 64 % de miembros de la Fuerza Pública. Las vidas que se salvan, nos preguntamos, ¿no son razón suficiente para acordar un cese bilateral al fuego?"

Peña agregó que también hacen un llamado al presidente de los colombianos, Juan Manuel Santos, a que responda con su compromiso de construir la paz, por el que fue electo.

Por su parte, Antonio Madariaga, director de la Alianza de Organizaciones Sociales y Afines, ha denunciado que varias comunidades de regiones apartadas de Colombia han paralizado sus actividades normales, por los ataques y bombardeos.

"Conocemos de comunidades afrocolombianas del Bajo Atrato en río Sucio (Chocó) que tras el reinicio de los bombardeos están atemorizadas y no han podido realizar sus labores cotidianas, como la pesca. Lo mismo sucede en Guapi (Cauca) donde hay 300 personas desplazadas", informó el representante de 165 organizaciones sociales del país.

También hicieron un llamado a las FARC "a afianzar su decisión de mantenerse en la mesa, respondiendo al llamado de las mujeres y hombres de paz de Colombia, en contra del deseo de sectores de poder que pretenden 'bombardear' el proceso".

Finalmente, esperan que la comunidad internacional respalde los diálogos para buscar salidas al momento de crisis por el que atraviesa el proceso, "conforme al llamado público que han hecho los gobiernos de Cuba y Noruega, en su calidad de garantes de la Mesa de Conversaciones".

Arremetida violenta

A una semana de que las FARC decidiera suspender la tregua unilateral —decretada en diciembre pasado— a raíz de la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo militar en zona rural del municipio de Guapi (Cauca), y tras activar varias acciones violentas, estas dejan un saldo de cuatro uniformados muertos, ocho militares y civiles heridos, más 400 familias desplazadas, y atentados a la infraestructura vial.

Los hechos más recientes se han registrado en los departamentos de Nariño y Cauca, en el suroccidente del país.

La inteligencia militar advirtió hace pocos días de posibles ataques de las FARC en 70 municipios, mientras que la Defensoría del Pueblo aseguró que podrían presentarse acciones armadas inminentes en 10 regiones.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.