Jueves, 29 de Septiembre de 2016
13:58 CEST.
Represión en Venezuela

La CIDH teme por la vida de Leopoldo López y pide a Caracas protegerlo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a Venezuela dictar medidas cautelares a favor del líder opositor preso Leopoldo López, tras considerar que su vida e integridad personal se encontrarían en "riesgo", informa AFP.

Luego de más de un año del encarcelamiento de López, la Comisión concluyó que "los derechos a la vida e integridad personal" del dirigente opositor "se encontrarían en una situación de riesgo".

López, de 43 años y dirigente del ala más radical de la oposición venezolana, está recluido en el cárcel militar de Ramo Verde, a 30 kilómetros de Caracas, junto al exalcalde opositor de San Cristóbal (oeste), Daniel Ceballos, quien también sería beneficiado con las eventuales medidas.

El Estado venezolano no respondió a preguntas sobre por qué dos civiles están recluidos en un centro militar, señalaron los comisionados, que recogen información del Estado y los solicitantes (abogados defensores, ONG, familiares) antes de impartir sus decisiones.

"La falta de información precisa reciente y la continuidad de la situación de López y Ceballos en el recinto militar 'Ramo Verde', sugieren que tales personas se encontrarían en situación de desprotección", apuntó el organismo.

En Ramo Verde, los dirigentes políticos están aislados, tienen poco acceso a la luz solar y a una rutina de ejercicios, y la comunicación con sus familiares es restringida, denunció la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones en la solicitud de medidas cautelares.

Al basar su decisión, la CIDH alertó de los detenidos estarían expuestos "a una continua situación de aislamiento prolongado", y exhortó al Estado venezolano a detener esa práctica y adecuar las condiciones de encarcelamiento "a los estándares internacionales".

"La posible continuidad, en el tiempo, de las actuales presuntas condiciones de detención y de la alegada reiterada exposición a aislamiento podría implicar serias afectaciones a los derechos a la vida e integridad personal, física y psicológica" de López y Ceballos, señaló el organismo.

El caso de López, y de otros presos políticos, que la oposición calcula en 63 personas, ejemplifican para los opositores una persecución en su contra por parte del gobierno de Maduro, sucesor de Hugo Chávez (199-2013).

Señalando que la detención de civiles en centros militares es "incompatible" con los estándares internacionales, la CIDH urgió en febrero al Estado venezolano a liberar a López y Ceballos.

De nuevo en marzo, la Comisión expresó su "preocupación" por la muerte, por suicidio, de un opositor que se encontraba detenido en una cárcel de Venezuela por su participación en las protestas antigubernamentales de 2014.

La detención de López ha sido denunciada por el Comité contra la Tortura de la ONU, y ha generado la declaración de un puñado de expresidentes latinoamericanos exigiendo su liberación.