Jueves, 29 de Septiembre de 2016
11:32 CEST.
Política

Moscú cree que su relación estratégica con La Habana no cambiará a pesar del diálogo con EEUU

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró el viernes que el diálogo entre Washington y La Habana no perjudicará las relaciones de Rusia con el régimen castrista. En una entrevista con la televisión Rossiya 1 recogida por Sputnik, Lavrov se extendió en la posición actual del Kremlin en Latinoamérica.

En este contexto, Lavrov declaró que Washington “debe abandonar la cacería de enemigos entre los países de América Latina y comenzar a prestar atención a lo que dicen sus representantes”.

"Nos gustaría que EEUU dejara de buscar enemigos en su entorno geográfico y empezara a escuchar la voz unida de los países de América Latina y el Caribe", dijo el titular ruso durante la entrevista. 

Destacó que Washington actúa "de una manera bastante incoherente", pues, poco después de anunciar una mejoría de las relaciones con La Habana, "ha comenzado a presionar a Venezuela, declarándola 'país que amenaza' la seguridad de EEUU". 

"El carácter absurdo de esta afirmación resulta evidente para todos", constató, recordando que los países de América Latina la han rechazado de manera unánime.

Lavrov confirmó que Rusia apoya la solidaridad con el régimen de Nicolás Maduro y el envío de una misión de UNASUR al país.

El titular anunció además la próxima visita oficial que realizará a Moscú su homóloga venezolana, Delcy Rodríguez, con quien sostendrá "negociaciones amplias".

El ministro insistió en que el deshielo diplomático entre el régimen castrista y EEUU no amenaza las relaciones estratégicas de Rusia con la Isla. 

"Estoy completamente seguro de que nada puede amenazar nuestras estrechas relaciones estratégicas con Cuba, y no vemos ningún indicio de que eso pueda cambiar", aseguró.

Destacó que el restablecimiento de las relaciones entre ambos países es un proceso que puede ocupar muchos años, ya que las sanciones contra el régimen de La Habana fueron aprobadas por el Congreso de EEUU y solo con su consentimiento podrían ser revocadas. 

Añadió que, también durante los contactos bilaterales, Moscú "instaba a los estadounidenses a recapacitar e iniciar relaciones normales con ese país". 

"Lo que pasará con las sanciones es una gran incógnita, teniendo en cuenta la postura de las autoridades cubanas, que consideran oportuno exigir la devolución de Guantánamo y la garantía de una soberanía absoluta de la Isla de la Libertad", subrayó el ministro, constatando que Rusia saluda el "deshielo" en las relaciones entre ambos países.

Según Lavrov, Rusia está dispuesta a cooperar con más países latinoamericanos y examinará participar en la vigilancia del nuevo canal interoceánico de Nicaragua si las autoridades locales lo piden. 

"Si las autoridades nicaragüenses lo piden (…) vamos a estudiarlo, pero por ahora ni se ha planteado", dijo.