Domingo, 25 de Septiembre de 2016
20:32 CEST.
Colombia

Colombia sufre pese a los esfuerzos de paz

Reportes de organizaciones de atención humanitaria y de defensa de los derechos humanos indican que en varias regiones colombianas se mantienen las confrontaciones armadas, lo que continúa generando casos de desplazamientos masivos, ataques indiscriminados contra la población civil y atentados a defensores de los derechos humanos.

Si bien se "aplauden" los avances logrados en conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC que se desarrollan en La Habana, se hacen llamados urgentes para que se respete el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y se realice una pronta implementación de los acuerdos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en su informe anual de la situación humanitaria en Colombia, ha dado a conocer que en 2014 atendió 20 casos de desplazamientos masivos, dos más que en 2013. Se presentaron 875 infracciones al DIH y otras afectaciones a la población civil en 2014, 258 más que en el año anterior. El CICR también documentó 56 muertes de civiles y otras personas protegidas por el DIH; igualmente tuvo conocimiento de 655 casos de personas amenazadas a las que brindó asistencia.

"Las amenazas, las desapariciones, la presencia de artefactos explosivos y la violencia sexual siguen afectando a la población", señaló Christoph Harnisch, jefe de la Delegación del CICR, quien agregó que en 2014 el organismo humanitario atendió a 230.000 personas en zonas de conflicto y otras situaciones de violencia.

Panorama similar también fue presentado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos (ACNUDH-Colombia). En su informe anual reseña los casos de uso de artefactos explosivos indiscriminados que provocaron la muerte o lesiones de civiles, y otros métodos prohibidos de guerra, así como homicidios de civiles heridos y utilización de niños en las hostilidades.

Los hechos más graves reseñados se presentaron en los departamentos de Norte de Santander, Nariño, Cauca, Antioquia, Caquetá, Arauca, Chocó y Cesar.

Desaparecidos y el "derecho a saber"

Un tema que preocupa en Colombia es la desaparición de personas, dio a conocer también el CICR.

A diciembre de 2014, según el sistema de información SIRDEC, en el país se habían registrado 100.316 casos de personas reportadas como desaparecidas, un representativo aumento de 12% con respecto a 2013. Al final de 2014, 72.544 seguían desaparecidas.

Max Furrer, coordinador de Protección del CICR en Colombia, hizo un llamado a la necesidad de seguir trabajando para permitirles a los familiares de los desaparecidos el "derecho a saber", y que puedan conocer lo que pasó. Aseguró que esta situación "impacta el desarrollo social del país" debido a las heridas de quienes no saben nada sobre sus seres queridos.

En ese sentido el CICR ha acompañado a los familiares de los desaparecidos con asistencia sicológica, económica y apoyo en trámites ante el Estado. De igual manera, indagó por la suerte de 220 personas ante los presuntos responsables.

El CICR ha sido enfático al afirmar que varias de las problemáticas que permanecerían tras la firma de un acuerdo de paz deben mantener una asistencia, como son los casos de la desaparición y la contaminación por armas.

El CICR acompañará "las buenas iniciativas" que surjan de la Mesa

Los recientes anuncios logrados en las negociaciones de paz, relacionados con la suspensión de los bombardeos aéreos y el acuerdo de desminado, son considerados por el CICR como "buenas iniciativas".

Christoph Harnisch manifestó que el CICR cumplirá un papel de acompañamiento y que la implementación de acuerdos firmados en la mesa de diálogo se deben realizar de manera coordinada.

Por ahora se inicia una fase de análisis del apoyo del CICR, el cual debe estar enmarcado dentro de la misión del organismo conocido por su labor neutral e independiente a nivel mundial.

Recomendaciones para el Estado en el marco del proceso de paz

Por su parte, ACNUDH-Colombia recomendó que las negociaciones de paz "deben tener en cuenta las diferentes perspectivas de aquellos afectados por el conflicto armado, como son las víctimas de violaciones y de desplazamiento, las mujeres, los defensores de derechos humanos, las comunidades étnicas y los niños utilizados por los grupos armados, y debe buscarse activamente su participación. Es importante que en los procesos de verdad, justicia y reparación se dé especial atención a las circunstancias específicas de estas personas".

Agregó que a fin de avanzar hacia un escenario post-conflicto, Colombia "debe desarrollar medidas judiciales y no judiciales para que la sociedad en su conjunto haga frente a las violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario ocurridas en el pasado. El reconocimiento de responsabilidades, el arrepentimiento, las garantías de no repetición y la participación en acciones transformadoras podrían vincularse con medidas de reducción o cumplimiento de penas alternativas, para todas las partes en el conflicto, teniendo en cuenta que no es posible la amnistía para el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y otras violaciones graves de los derechos humanos".

Actualmente, en La Habana, se desarrolla el ciclo 34 de las negociaciones, con la reparación de las víctimas del conflicto armado como tema central.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

¿Borron y cuenta nueva? El atentado de "El Nogal" no sucedio, los amputados por las minas no existen, los miles de asesinados, descuartizados y desaparecidos por la guerrilla no sucedieron, nunca hubo secuestrados, nunca murieron familiares de los secuestrados mientras estos estaban en cautiverio, nunca Fidel Castro fundó auspició y apoyo logistica moral y materialmente a la guerrilla Colombiana, nunca existio el narcotrafico. Timoshenko y los jefes de la guerrilla no son responsable de las muertes de Colombianos en casi 60 años , y en su calidad de Colombianos tenian el derecho a la rebelion, por tanto no tienen delito por cual pagar, y pueden optar por ministerios y hasta la presidencia del pais y todo el mundo contento. Esta es la pelicula que el traidor a la Patria, Juan Manuel Santos quiere venderle a su pueblo; para que le otorguen el Premio Nobel dela Paz y retirarse junto a su familia a vivir en Suiza o cualquier parte del 1er. mundo a disfrutar los millones con los que el castrochavismo compro su traicion a Colombia.