Jueves, 29 de Septiembre de 2016
11:32 CEST.
Colombia

Santos ordena suspender durante un mes los bombardeos a campamentos de las FARC

Archivado en

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó el martes al Ejército suspender durante un mes los bombardeos a los campamentos de las FARC, el primer gesto del Gobierno en busca de reducir la intensidad del conflicto armado, informa Reuters.

Pero la decisión presidencial no significa un cese total de la ofensiva contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que cuentan con unos 8.000 efectivos y, a pesar de que han sido debilitadas durante la última década, todavía tienen capacidad de realizar ataques de gran impacto.

Santos adoptó la decisión al considerar que los diálogos entran en una fase definitiva y que el alto el fuego unilateral e indefinido que declararon las FARC desde el pasado 20 de diciembre ha sido cumplido por los insurgentes.

"Por esa razón —y para impulsar el desescalamiento del conflicto—, he decidido dar la orden al ministro de Defensa y a los comandantes de las fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las FARC durante un mes", precisó Santos.

Los bombardeos por parte del Ejército han sido el arma más letal en medio de una ofensiva contra los insurgentes en la que han muerto varios comandantes de las FARC, grupo con el que el Gobierno colombiano busca un acuerdo de paz en La Habana para poner fin a un conflicto que ha dejado 220.000 muertos.

"Y que quede claro: si, como resultado de nuestros patrullajes, del control militar del área, ocurren enfrentamientos, esas son las reglas de juego", señaló Santos.

Las FARC y el Gobierno pactaron el sábado ubicar y desactivar minas terrestres en las selvas y montañas de Colombia, el primer acuerdo concreto para reducir la intensidad del conflicto de más de 50 años.

Aunque la negociación con las FARC se cumple en medio de frecuentes ataques, combates y bombardeos, Santos envió a un grupo de militares a La Habana para debatir medidas que incluyen un posible alto el fuego bilateral, algo a lo que se oponía al inicio del diálogo.

En contraste, el presidente anunció que los bombardeos contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo ilegal armado del país, se intensificarán.

El Gobierno mantiene desde hace un año acercamientos con el ELN en procura de iniciar un diálogo de paz, pero hasta el momento no se ha logrado concretar el inicio de una negociación.

"Esta organización, en lugar de entrar en sintonía con el desescalamiento y la búsqueda de la paz, ha continuado, y hasta incrementado, sus actividades delictivas", dijo Santos.

"Por esa razón, vamos a intensificar nuestras operaciones militares y de policía en su contra", enfatizó.

En los diálogos de Cuba, el Gobierno y las FARC han llegado a acuerdos para dar acceso a la tierra para los campesinos pobres, facilitar la transformación de la guerrilla en un partido político, combatir el narcotráfico y el más reciente sobre desminado.

Pero todavía quedan pendientes asuntos como la compensación a las víctimas y el fin del conflicto, tras lo cual los ciudadanos deberán aprobar el acuerdo en una consulta o un referendo.