Lunes, 26 de Septiembre de 2016
02:28 CEST.
América Latina

Uruguay: El presidente electo Tabaré Vázquez crea una comisión de 'Verdad y Justicia'

Con el objetivo de "avanzar sustancialmente" en la búsqueda de detenidos desaparecidos en la última dictadura uruguaya (1973-1985), el presidente electo Tabaré Vázquez lanzó el viernes una comisión por "Verdad y Justicia" formada por familiares de las víctimas y referentes religiosos, informa la AFP.

"Falta información y en algún lado está, hay que buscarla y tengo una enorme esperanza que podamos avanzar sustancialmente", dijo Vázquez en rueda de prensa.

La comisión se oficializará a partir del 1 de marzo —día en el que Vázquez recibirá de manos del también izquierdista José Mujica la presidencia del país— y contará con la participación de Macarena Gelman, nieta del fallecido poeta argentino Juan Gelman, hija de la desaparecida María Claudia García y diputada electa por el izquierdista Frente Amplio (FA).

Felipe Michelini, hijo del exlegislador Zelmar Michelini, asesinado en 1976 en Argentina, representantes de la colectividad afrodescendiente, judía, de la iglesia metodista y la católica, son los otros integrantes de la comisión que trabajará de forma honoraria en el ámbito de la Presidencia.

El grupo de trabajo analizará los archivos existentes, realizará un seguimiento del cumplimiento de sentencias a nivel local e internacional que sufrió el Estado uruguayo en la materia y hará un registro de testimonios de las víctimas de delitos lesa humanidad y familiares.

"Hemos avanzado pero queremos avanzar más; cualquier escollo que exista o pueda existir vamos a trabajar para que desaparezca", agregó el sucesor de Mujica, quien adelantó que cualquier información seria que reciba la comisión pasará a la justicia penal.

Tras la asunción de Vázquez en 2005 como primer presidente de izquierda en la historia del país, se iniciaron excavaciones en cuarteles militares y otros predios y se encontraron restos de algunos desaparecidos, pero la gran mayoría siguen sin ubicarse.

En Uruguay se sentenció a unas 15 personas por delitos cometidos durante la dictadura —entre ellos los exdictadores Gregorio Álvarez y el fallecido Juan María Bordaberry—. Todos fueron condenados por el delito de homicidio.

Durante la dictadura uruguaya desaparecieron unos 200 opositores —en su mayoría en Argentina— por la colaboración entre ambos regímenes militares en el marco del Plan Cóndor.