Lunes, 26 de Septiembre de 2016
23:39 CEST.
Economía

Venezuela: La inflación de 2014 cerró en el 68,5 por ciento, según el Banco Central

Archivado en

Venezuela registró una inflación del 68,5 por ciento en 2014, la más alta de América Latina, reveló el viernes el Banco Central (BCV), informa Reuters.

El Gobierno no logró revertir el alza de los precios, que en 2013 había alcanzado 56,2 por ciento, e incumplió su meta de reducir la inflación a un rango entre el 20 y el 25 por ciento durante el año pasado.

El instituto emisor informó que en diciembre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) subió un 5,3 por ciento, frente al alza de un 4,7 por ciento de noviembre.

Las mayores aceleraciones en los precios durante el mes de diciembre se generaron en los rubros de alimentos y bebidas no alcohólicas, con un incremento de 7,5 por ciento; seguido por las tarifas de restaurantes y hoteles, con un alza de 7,4 por ciento y bebidas alcohólicas y tabaco con un 6,6 por ciento.

El BCV no divulgó el índice de escasez, que la última vez que fue publicado evidenciaba la falta de 1 de cada 5 productos en los anaqueles en enero de 2014.

Los precios de los alimentos que el Banco Central monitorea aumentaron un 102,2 por ciento durante el año pasado, según los registros estadísticos del ente emisor, mientras a los venezolanos les costó conseguir productos tan básicos como la leche o el azúcar en supermercados de la red pública y privada.

El desabastecimiento ya ha desplazado al crimen como el principal preocupación en el país, según encuestas.

Venezuela no registraba un alza de los precios tan alta desde 1996, cuando en el área metropolitana de Caracas variaron 103,2 un por ciento, de acuerdo con los reportes oficiales.

El Gobierno lanzó esta semana el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), un mecanismo de flotación libre autorizado que, dicen las autoridades, mejorará el flujo de divisas en medio de un rígido control de cambios, pero que puede atizar aún más la inflación.

El precio promedio del dólar en las transacciones en ese nuevo sistema el viernes fue de 174,46 bolívares, lo que representa una depreciación del 70 por ciento de la moneda local en dos días de operación.

El presidente Nicolás Maduro, quien debe sortear el efecto de los bajos precios internacionales del crudo, la principal fuente de divisas del país, culpó a la oposición política por la inflación, que calificó de "inducida", y la desaceleración económica.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela se contrajo un 4,8 por ciento en los primeros tres meses del 2014, un 4,9 por ciento entre mayo y junio, y un 2,3 por ciento en el tercer trimestre, dijo en diciembre el BCV.

Caracas advierte de inminentes cambios en el precio de la gasolina

Entretanto, el ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco, dijo que Caracas se prepara para anunciar en los próximos días cambios en su política de precios de la gasolina.

El Gobierno busca un "precio justo" por la venta del combustible, dijo el ministro, en momentos en que la nación petrolera se enfrenta a una baja del 60 por ciento en sus ingresos por la venta de petróleo y está en recesión económica.

"Pronto habrá anuncios muy importantes en el tema de la gasolina (...) La población está clara, no puede ser que un caramelo cueste más que un litro de gasolina", dijo Marco en una entrevista emitida el viernes por el canal estatal de noticias Telesur.

El funcionario agregó que el Gobierno está revisando la estructura de costos, pero no ofreció detalles.

"Te puedo poner cualquier cantidad de ejemplos. Una botellita de agua pequeña cuesta 100, 200 veces más que un litro de gasolina. Bueno vamos a pagar el precio justo y parte de eso es la estructura de costos que estamos revisando", apuntó.

En su informe anual ante la Asamblea Nacional, a comienzos de año, Maduro, que en el pasado rechazó un ajuste del precio del combustible, dijo que "llegó el momento" de subir el precio de la gasolina más barata del mundo.

Los subsidios al precio del combustible cuesta unos 12.500 millones de dólares anuales, según el Gobierno.

En la nación petrolera se puede llenar el tanque de 60 litros de un automóvil sedán por menos de un dólar, cuando en países como Uruguay puede costar hasta 114 dólares.