Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Chile

El hijo de Bachelet renuncia a un cargo de confianza tras un escándalo

El hijo de la presidenta chilena Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, renunció el viernes a la gestión de la obra sociocultural del Gobierno chileno, tras un escándalo por un crédito otorgado a su esposa y que le valió acusaciones desde la oposición, informa AFP.

"Entiendo el malestar que ha generado esta situación y asumo que el perjuicio provocado ha dañado a la presidenta de la República y al Gobierno de Chile", dijo Dávalos en una declaración pública de renuncia desde el palacio de La Moneda.

"No me queda más que pedir humildemente perdón por este amargo momento", agregó el hijo de la mandataria, quien negó categóricamente haber cometido "delito alguno", pero no se refirió directamente a los negocios de su esposa.

Dávalos gestionaba siete fundaciones sociales, un cargo de confianza tradicionalmente ejercido por la Primera Dama y por el cual no recibía ninguna remuneración.

La derecha opositora acusó a Dávalos de "tráfico de influencias", por haber asistido a una reunión de su esposa con un alto cargo del Banco de Chile en noviembre de 2013 con el fin de obtener un crédito de unos 10 millones de dólares.

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), ente regulador bancario, descartó irregularidades en la entrega del polémico préstamo tras analizar la operación.

Con el dinero, la empresa de la esposa de Dávalos adquirió unos terrenos en Machalí (centro), que tras una recalificación urbanística fueron destinados a la construcción inmobiliaria, y que vendió esta semana por un valor muy superior al original.

El portavoz del Gobierno, José Antonio Gómez, reconoció el gesto de Dávalos, y enfatizó que en la operación empresarial en cuestión no hubo "ningún ribete de ilicitud, no existe ninguna información privilegiada, ningún recurso público involucrado".

La empresa Caval, de la que la nuera de Bachelet participa en un 50%, había solicitado el mismo crédito sin éxito a otras instituciones bancarias.

En un primer momento, el Gobierno negó irregularidades y defendió su transparencia.

Dávalos, quien se encontraba junto a su madre de vacaciones en el sur del país, presentó una declaración de patrimonio e intereses en la página electrónica de su departamento.

Pero las críticas continuaron, ya no solo del lado de la oposición, también desde el oficialismo, preocupado por el daño que el caso estaba produciendo a la imagen de la mandataria, embarcada en un proyecto de lucha contra la desigualdad.

Incluso el viceministro de Hacienda, Alejandro Micco, reconoció que a diferencia de Dávalos, "no todos tienen acceso" a reunirse con un directivo bancario de tan alta jerarquía a la hora de pedir financiamiento.

"Más que dañar la imagen de la presidenta, se daña la imagen de un Gobierno que viene a combatir la desigualdad", dijo a AFP la analista del Latinobarómetro, Marta Lagos.

"Hay una tremenda desigualdad en lo que él hizo. Puede no ser ilegal, pero es incorrecto" en relación a los objetivos de la coalición del Gobierno, agregó.

La polémica, ampliamente reportada en medios locales, se dio en medio de una investigación judicial por financiamiento irregular a los principales partidos de derecha chilenos, que registran los niveles más altos de rechazo en los últimos años según sondeos.

Pese a que la derecha había pedido su renuncia, esta fue considerada insuficiente. "El que se haya alejado del cargo no viene a aclarar, porque no entregó ninguna explicación a las operaciones cuestionadas", dijo el secretario general de la ultraderechista UDI, Javier Macaya.

No existe por el momento ninguna investigación o acción judicial en el caso de Dávalos y su mujer.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Mas claro ni el agua. tipico .defienden la igualdad entre el pueblo o el vulgus pecus como dicen en latin.pero para ellos los millones.a todo el mundo le gusta ser rico hasta a los comunistas.si no miren lo de las pequenas cuentas en suiza en rel con cuba.digo pequenas porque eso no es nada para lo que deben de tener en otros bancos.sequimos esperando el swissleaks cubano.