Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Chile

Bachelet consigue enterrar el sistema electoral legado por Pinochet

El Congreso chileno sepultó el sistema electoral legado por la dictadura de Augusto Pinochet y lo reemplazó por uno proporcional inclusivo, informa AP.

A su vez aumentó el número de parlamentarios, cambió los distritos y estableció la obligación de que al menos un 40% de los candidatos sean mujeres.

Los diputados aprobaron por mayoría los cambios introducidos la semana pasada por los senadores, lo que dejó el proyecto de reforma electoral listo para ser promulgado por la presidenta Michelle Bachelet.

El llamado sistema electoral binominal instaurado por el régimen de Pinochet (1973-1990), modificaba los resultados de las votaciones parlamentarias en las urnas para favorecer la existencia de dos grandes bloques políticos y dejaba fuera del Congreso a los grupos pequeños y a independientes.

El binominal fue reemplazado por el llamado método de D'Hondt, que asigna cargos según el número de sufragios obtenidos.

La reforma electoral aumentó de 120 a 155 los diputados y de 38 a 50 los senadores, uno de los puntos más criticados por la oposición conservadora y de centroderecha.

"A partir de ahora se van a elegir más diputados, con muchos menos votos y le va a costar al país muchos más recursos", dijo el diputado Nicolás Monckeberg, del centroderechista partido Renovación Nacional.

La ministra de la presidencia, Ximena Rincón, sostuvo que "estamos haciendo desde el año 57, probablemente, la reforma más importante de nuestro sistema político" y agregó que los argumentos sobre mayores gastos del Congreso "son excusas que torpedean una reforma que el país reconoce como necesaria".

Más reformas

La Cámara de Diputados aprobó además el proyecto que crea un nuevo estatus jurídico para las parejas que conviven, tanto heterosexuales como homosexuales, una iniciativa que inició su tramitación legislativa en agosto de 2011.

El denominado Pacto de Unión Civil (PUC), que inicialmente se denominaba Acuerdo de Vida en Pareja (APV), viene a responder a una necesidad país, en el entendido de que en los tiempos actuales existen nuevos conceptos de familia, informa EFE.

La normativa, aprobada con 86 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones, crea el estado civil de conviviente legal, fijando un nuevo régimen patrimonial para las parejas que opten por esta opción, sin importar si son o no del mismo sexo.

El objetivo es entregar una protección patrimonial y derechos civiles para los contrayentes, regulando los efectos de su vida afectiva en común, de forma estable y permanente.

Tras la votación, el ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, sostuvo que como país se está dando un paso importante para construir un Chile más inclusivo.

"Esta es una regulación que no discrimina y que da protección a todas las parejas y todas las familias del país", precisó Elizalde en declaraciones a los periodistas.

En tanto, el presidente del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, calificó la jornada como un gran paso contra la discriminación y la igualdad de derechos.

"Estamos emocionados porque hoy día este proyecto se aprueba con votos transversales, hoy día Chile es un país mejor para vivir", manifestó Jiménez.

La normativa, que ha sido fuertemente cuestionada por la iglesia evangélica, pasó a tercer tramite al Senado, donde continuará su discusión la próxima semana.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

40% de mujeres a la cañona, aunque sean brutas como carajo! O comunistas? 

Imagen de Anónimo

Vaya, algo bueno pasando en America Latina. A ver cuando el resto del continente arriba al siglo XXI.