Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
00:58 CEST.
Venezuela

El chavismo elige casi en solitario a los magistrados del Supremo, ante la división de los opositores

La mayoría parlamentaria chavista designó este domingo, prácticamente en solitario, a los jueces del Supremo de Justicia (TSJ), tras no alcanzar un acuerdo con el grueso de la oposición en tres sesiones previas, informa EFE.

El Comité de Postulaciones que seleccionó a los ahora jueces, unos titulares y otros suplentes, de un total de 425 abogados concursantes, "no se desmantela, debe seguir trabajando", porque "hay varios" magistrados a los cuales próximamente se les terminará el período, dijo el presidente del Legislativo, Diosdado Cabello.

Cabello acusó a la oposición de colocar obstáculos para impedir la renovación parcial del TSJ. Dijo que los opositores postularon a algunos de los magistrados, pero que a la hora de votar por ellos se negaron. Los acusó de intentar crear "ingobernabilidad".

Buscan "la violencia" en una "actitud golpista", dijo por su parte la vicepresidenta de la Asamblea Nacional (AN, unicameral), la legisladora oficialista Blanca Eekhout.

La opositora Deyalitza Aray, en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que aglutina a buena parte de la oposición, explicó que la minoría de diputados opositores se negó a votar para no avalar "esa perversa, grosera y abusiva confiscación de los poderes públicos" por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Se debe "garantizar el mandato constitucional de independencia, transparencia y autonomía" de los poderes del Estado, lo que no ocurre con "falsas renovaciones" de sus autoridades, agregó Aray.

"No declinaremos la exigencia ciudadana impostergable, necesaria, de recuperar la constitucionalidad y la institucionalidad del país, y esto pasa por una verdadera renovación de poderes", insistió la representante de un sector de la dividida oposición.

Los 99 diputados afines al presidente Maduro contaron con el apoyo de dos diputados opositores, críticos tanto de la gestión gubernamental como de la alianza opositora, en tanto que el grueso de los legisladores detractores del Gobierno se negó a votar, repitiendo la postura que adoptó en las sesiones del lunes, viernes y sábado.

Ni los oficialistas ni los opositores cuentan con la mayoría de dos tercios necesaria (110 votos del total de 165 escaños de la unicameral Asamblea Nacional, AN) para las nominaciones al TSJ, por lo que debían arribar a algún acuerdo en las tres primeras sesiones.

Eso no sucedió y el oficialismo hizo valer la norma legal que faculta a la mayoría de la mitad más uno a zanjar el asunto de manera definitiva en una cuarta sesión, celebrada este domingo.

"Váyanse, retírense", dijo el presidente de la AN a un puñado de diputados opositores que optó por abandonar el hemiciclo tras oír a Aray.

Quienes "dentro de la derecha" siguen apostando a la desestabilización es porque simplemente "son unos adefesios", dijo el diputado oficialista Pedro Carreño.

Previamente a la renovación parcial de los integrantes del TSJ, esta máxima instancia judicial decidió el pasado fin de semana una renovación también parcial del Poder Electoral, lo que asimismo agitó las aguas dentro de la oposición.

"Estamos al borde de una fractura de la unidad", admitió el presidente del opositor partido democristiano Copei, Roberto Enríquez, tras conocer que entre los elegidos como rector electoral estaba Pablo Durán, quien dejó recientemente el partido opositor Primero Justicia para poder postularse al ente electoral.

"Hay sectores que conversan con el Gobierno y no informan a los otros partidos", criticó Enríquez.

Inmediatamente después de conocerse que la renovación del Consejo Nacional Electoral incluía a opositores, el excandidato presidencial de la opositora MUD, Henrique Capriles, saltó al ruedo.

"¿Y los de 'oposición' aceptarán nombramiento inconstitucional del CNE vía TSJ? ¿O es una farsa negociada desde el principio de espaldas al país?", escribió en la red social Twitter.

Capriles aludió con ello expresamente a Durán, hasta hace poco jefe electoral de Primero Justicia, quien finalmente declinó ser parte del CNE, según informó el secretario ejecutivo de la plataforma opositora, Jesús Torrealba.

El Tribunal Supremo de Justicia venezolano designó a tres de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral, en respuesta a una solicitud de la directiva de la Asamblea Nacional, que alegó falta de consenso entre congresistas oficialistas y opositores para nombrar a las autoridades electorales.

La sentencia de la Sala Constitucional del máximo tribunal de justicia del país ratificó a Tibisay Lucena y Sandra Oblitas en la directiva del CNE, y nombró como nuevo rector del organismo a Luis Emilio Rondón, quien está vinculado a la oposición.

Lucena —actual presidenta del CNE— y Oblitas culminaron el año pasado su período siete años. Rondón reemplazará en la directiva del CNE a Vicente Díaz, a quien se le venció su período en 2013 y quien era considerado la única autoridad electoral cercana a la oposición.

La directiva del organismo electoral está integrada además por Socorro Hernández y Tania D' Amelio a quienes se les vence su período en 2016, reportó la AP.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

También el gobierno español hace eso para que prescriban los delitos de sus corruptos. eL COLMO es que el fiscal antifraude actúa como defensor de la hija del rey en retiro Juan Carlos el Cazador de Elefantes intentando que no vaya a la cárcel por varios supuestos delitos. (HEREJE33)