Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Colombia

El Gobierno de Santos y las FARC acuerdan reanudar las negociaciones en Cuba

Las FARC y el Gobierno colombiano acordaron este miércoles retomar el proceso de paz tras una interrupción de más de dos semanas y avanzar en la desescalada del conflicto armado, al cerrar un cónclave de dos días en Cuba, reporta la AFP.

"Consideramos superada la crisis e informamos que hemos acordado que el próximo ciclo de conversaciones tendrá lugar entre el 10 y el 17 de diciembre, con el propósito de avanzar en el tema del desescalamiento (sic.) del conflicto", señalaron las partes en un comunicado conjunto leído por el diplomático cubano José Luis Ponce. La Habana es "garante" del proceso de paz, junto al Gobierno de Noruega.

La decisión de avanzar en la disminución de las acciones armadas implicaría que en el próximo ciclo se eche a andar una "subcomisión" que debe preparar el "fin del conflicto", integrada por jefes militares de ambas partes.

Las FARC han venido insistiendo en acordar un "armisticio" u otras medidas, pero el Gobierno colombiano se ha negado por considerar que una tregua bilateral sería aprovechada por el grupo ilegal armado para fortalecerse militarmente.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, saludó la decisión de retomar las negociaciones de paz, que él había interrumpido el 16 de noviembre tras la captura del general Rubén Alzate y dos acompañantes —incluida una mujer— por parte de las FARC, que los liberó el domingo.

"Celebro que en la mesa de La Habana se hayan puesto de acuerdo para reanudar las conversaciones a partir del 10 de diciembre", dijo el mandatario.

Las partes también acordaron "establecer un mecanismo permanente, a través de los países garantes, para facilitar la solución de eventuales crisis que se puedan presentar en el futuro", según declaró el diplomático noruego Dag Nylander.

Los diplomáticos cubano y noruego leyeron el comunicado en presencia de ambas delegaciones de paz, encabezadas por Humberto de la Calle (Gobierno) e Iván Márquez (FARC), que han consensuado hasta ahora tres de los seis puntos de la agenda destinada a acabar el último conflicto armado en América, que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.

Ambas delegaciones acordaron reunirse del 10 al 17 de diciembre, en un ciclo más breve que lo habitual, para discutir la desescalada del conflicto, conformar una "subcomisión" de género (el día 15) y recibir los testimonios de una quinta y última delegación de víctimas del conflicto (el 16).

Luego harán un receso por fin de año y reanudarán las pláticas a mediados de enero, según el comunicado.

Soldados liberados por las FARC relatan el supuesto asesinato de un compañero

Entretanto, en Bogotá, dos soldados liberados por las FARC dijeron el miércoles que durante su cautiverio fueron obligados a grabar un video y aseguraron que uno de sus compañeros fue ultimado con un tiro de gracia, reporta la AP.

"El día anterior a la liberación, los guerrilleros nos obligaron a grabar un video y de lo que (dijéramos) ante la cámara dependía nuestra liberación", dijo en rueda de prensa en la sede del Ministerio de Defensa el soldado Jonathan Andrés Díaz, secuestrado por las FARC junto a su compañero Paulo César Guevara el 9 de noviembre.

"Los bandidos nos dijeron que de nuestras respuestas en los videos dependía nuestra vida", insistió Díaz.

"La meta de ellos (los insurgentes) era sacarnos de aquí de Colombia (y) pasarnos a Venezuela", indicó el militar. Añadió que, gracias a que el Ejército bloqueó los sectores de la frontera por los que eventualmente podían ser trasladados al país vecino, el grupo ilegal armado no pudo cumplir ese objetivo.

"Dijeron que si ellos se sentían presionados nos iban a matar de todas maneras", aseguró Díaz.

Según su relato, un compañero suyo, Luis Caicedo, quien estaba herido, fue ejecutado en medio de un combate en el departamento de Arauca, noreste colombiano.

"A mí me estaban amarrando, él (Caicedo) se movía, se quejaba. Pues llegó el bandido, lo acabó de rematar con un disparo en la cabeza", narró Díaz.

En tanto, el soldado Guevara comentó que unos 20 guerrilleros estuvieron siempre custodiándolos.

Los dos soldados fueron entregados por las FARC a miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja.