Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Chile

Condenados dos exmilitares por las torturas que causaron la muerte al padre de Bachelet

La justicia chilena dictó el viernes condenas de hasta tres años de cárcel contra dos coroneles en retiro por torturas que provocaron la muerte al padre de la actual presidenta, Michelle Bachelet, durante los primeros meses de la dictadura de Augusto Pinochet, informa Reuters.

El juez Mario Carroza sentenció a Edgar Cevallos Jones y Ramón Cáceres Jorquera, quienes cumplirán penas efectivas de dos y tres años de cárcel, respectivamente, "como autores del delito de torturas con resultado de muerte" del general Alberto Bachelet.

Ángela Jeria, viuda del general, se mostró tranquila tras la condena emitida por la justicia.

"Nosotros no pedimos nada más que la verdad y estoy de acuerdo (con las penas)", dijo la madre de la mandataria.

"Me da tranquilidad y al mismo tiempo esperanzas de que todos los otros uniformados que estuvieron con mi marido y todas las otras personas que sufrieron torturas (de los represores) sean también juzgados", agregó.

La presidenta no se pronunció sobre de la condena. El portavoz del Gobierno, Álvaro Elizalde, dijo que estos fallos contribuían a un país más justo.

La sentencia "constituye un paso más precisamente para avanzar en la verdad y la justicia que Chile necesita", dijo el funcionario.

Un informe del Servicio Médico Legal estableció que el padre de la mandataria falleció a causa de los apremios que sufrió tras ser detenido y acusado de "traición a la patria", tras el golpe militar de 1973.

Después de su detención, el general Bachelet fue encerrado en una cárcel pública y sufrió los mismos abusos que otros militares opositores a la dictadora, trasladados periódicamente a dependencias de la Academia de Guerra Aérea donde se les torturaba.

El 12 de marzo de 1974, tras una maratónica jornada de interrogatorios, el general Bachelet sufrió un paro cardiorespiratorio y falleció a los 50 años de edad.

Durante el régimen militar murieron unas 3.000 personas.

Bachelet, la única en gobernar por segunda vez desde el retorno a la democracia, fue una de las 28.000 personas que fueron torturadas bajo la dictadura de Pinochet.

Junto a otras víctimas del régimen, la mandataria y su madre lograron refugiarse en la década de los setenta en la antigua Alemania Oriental.

Los coroneles en retiro que fueron condenados a pena de cárcel efectiva pueden apelar la sentencia ante los máximos tribunales.