Domingo, 25 de Septiembre de 2016
22:35 CEST.
Colombia

Las FARC se comprometen a liberar al general capturado y retomar el diálogo

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno de Colombia retomarán las negociaciones para acabar con el conflicto armado, según informó la agencia Reuters.

La decisión se ha tomado después de que el grupo ilegal armado acordara liberar al general Rubén Darío Alzate y otros cuatro rehenes cuyas capturas habían llevado a suspender el proceso de paz.

El régimen cubano y el gobierno noruego, que actúan como garantes del proceso de paz, dijeron en un comunicado desde La Habana que el grupo terrorista y el gobierno colombiano acordaron los términos para poner en libertad a los cinco prisioneros. 

"Las liberaciones se llevarán a cabo a la mayor brevedad posible", dijo Rodolfo Benítez, representante del gobierno cubano, sin dar a conocer una fecha específica.

Las negociaciones de paz habían quedado en el aire después de que el presidente colombiano Juan Manuel Santos ordenó a su equipo negociador no viajar a La Habana hasta que se liberara al general, capturado el domingo en la selva colombiana.

"Una vez todos (los rehenes) se encuentren en libertad, la delegación del gobierno regresará a La Habana", dijo este miércoles la presidencia colombiana en un comunicado.

Alzate fue detenido cuando desembarcó de una lancha de civil y sin escoltas, en un caserío cercano a la ciudad selvática de Quibdó, convirtiéndose en el primer general capturado por la insurgencia en la historia del conflicto.

El incidente interrumpió abruptamente la negociación que busca poner fin a una confrontación que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados, sumiéndola en una crisis justo en su segundo aniversario.

El proceso de paz ha logrado más avances para acabar con el conflicto interno que todos los intentos pasados.

En dos años de diálogo, las partes han conseguido tres acuerdos parciales en temas claves de acceso a la tierra para campesinos pobres, participación en política y sustitución de cultivos ilícitos para combatir el narcotráfico.

Santos ha sido un férreo defensor de las negociaciones de paz durante su presidencia y ganó su reelección en junio con la promesa de llevar el diálogo a buen puerto.