Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
00:58 CEST.
Tribunales

Exjuez venezolano se declara culpable en un caso de narcotráfico que involucra al chavismo

El exjuez venezolano Benny Palmeri-Bacchi, arrestado en julio pasado en Miami y acusado de conspiración para distribuir cocaína en Estados Unidos, se declaró este miércoles culpable de varios cargos, según medios locales, reporta EFE.

En un caso que involucra también a exfuncionaros del Gobierno venezolano, Palmeri-Bacchi, según los documentos de la corte, se declaró culpable de "obstrucción a la Justicia", "lavado de dinero" y "extorsión", cargos de los que se había declarado inocente tras su detención el 18 de julio pasado en el Aeropuerto Internacional de Miami cuando viajaba con su familia a Disney World, en el centro de Florida.

Palmeri-Bacchi, de 46 años, se declaró culpable después de haber llegado a un acuerdo con la Fiscalía.

La detención del exjuez obedeció a una investigación de la que también eran objeto el exdirector de Interpol Rodolfo McTurk y el exjefe de la inteligencia militar venezolana, Hugo Carvajal Barrios, detenido en julio pasado en Aruba y liberado tras presiones de Caracas sobre las autoridades de la isla caribeña dependiente de Holanda.

Según documentos judiciales, el general retirado Carvajal era solicitado por Estados Unidos en extradición, acusado por ese país de hacer negocios con el capo narcotraficante colombiano Wilber Varela, alias "Jabón", fallecido en 2008.

Los hechos se produjeron entre febrero de 2009 y septiembre de 2010, cuando los acusados (Palmeri-Bacchi y McTurk) "voluntariamente y juntos conspiraron" con el narcotraficante Jaime Alberto Marín Zamora, alias "Beto Marín", para distribuir cocaína en Estados Unidos, según los documentos judiciales.

Tanto Palmeri-Bacchi como McTurk, quien permanece en Venezuela, fueron acusados de "retrasar y evitar la extradición" de Marín Zamora a territorio estadounidense con el objetivo de "obstruir, influir e impedir" las acciones judiciales de la Fiscalía federal del Distrito Sur de Florida.

No obstante, en 2012, Beto Marín, exintegrante del cartel de drogas del Norte del Valle, enfrentó la justicia estadounidense y fue condenado a más de 16 años de prisión por delitos de narcotráfico.

La jueza federal del Distrito Sur de Florida Patricia Seitz dictó una pena de 195 meses de prisión para Beto Marín, así como cinco años adicionales de libertad condicional, según EFE.

Los cargos contra Palmeri-Bacchi tienen una pena potencial de 20 años de cárcel cada uno, si bien la Fiscalía ha recomendado que cumpla las tres condenas simultáneamente. La juez federal de distrito Ursula Ungaro dictará la sentencia el 6 de febrero, reportó la AP.