Brasil

Rousseff y Silva se atacan mutuamente por la economía en el segundo debate electoral

Archivado en:

La mandataria acusa a su principal rival, a quien las encuestas dan como ganadora en segunda vuelta, de proponer políticas que generarían desempleo.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su principal rival en las elecciones del próximo 5 de octubre, Marina Silva, se atacaron este lunes mutuamente con los puntos débiles de sus respectivos planes económicos y se acusaron de promover políticas de desempleo en el segundo debate televisado entre los candidatos, reporta EFE.

Las diferencias en materia económica entre las dos favoritas propiciaron los momentos más tensos y entreveraron todo el debate, organizado por la televisión SBT y otros medios, en el que también participaron el socialdemócrata Aécio Neves, tercero en las encuestas, y otros cinco candidatos.

Rousseff y Marina Silva, candidatas que según las encuestas más recientes están virtualmente empatadas de cara a la primera vuelta de las elecciones, se acusaron mutuamente de poner en peligro la economía brasileña con sus propuestas y de amenazar un repunte del desempleo.

Ambas se interpelaron tres veces en el debate y en todas las ocasiones eligieron temas financieros, abordando los planes para las riquezas petroleras del país y las principales políticas macroeconómicas.

La actual jefa de Estado, del Partido de los Trabajadores (PT), acusó a Silva de plantear una política económica que generaría desempleo y subrayó que su contrincante no ha presentado planes para apoyar la política que propugna, que contemplaría una elevación del gasto público en salud y educación.

"Cuando se es presidente de la República, hay que explicar cómo se van a hacer las cosas, porque lo vas a tener que hacer el día siguiente. No basta decir que hará una lista de cosas sin decir de dónde viene el dinero", afirmó Rousseff.

Rousseff también advirtió a Silva que si consiguiera ganar las elecciones, no tendría apoyo político suficiente para poner en marcha sus proyectos, a la vez que señaló que ella "apostó por la gobernabilidad".

La jefa de Estado enumeró varios avances sociales de su Gobierno, defendió haber sentado las bases para impulsar "un nuevo ciclo de crecimiento", aunque admitió que no está "plenamente satisfecha" con la labor que ha desempeñado, porque cree que su Gobierno "puede y debe hacer más".

Asimismo, Rousseff afirmó que la situación de la economía brasileña, que atraviesa una recesión técnica, después de encadenar dos trimestres de crecimiento negativo, es "momentánea".

Entonces Marina Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB) y favorita para ganar en segunda vuelta, arremetió con dureza contra la actual mandataria, a la que acusó de "no ser capaz de reconocer sus errores" y por tanto, de no tener condiciones para solucionarlos.

En ese sentido, dijo que la política de Rousseff "amenaza el empleo por la vuelta de la inflación y el bajo crecimiento" que está experimentando la economía brasileña.

Silva aludió también a las masivas manifestaciones de junio de 2013 para ilustrar el descontento de la población que, según ella, "paga un precio muy alto por la pésima calidad de los servicios que le son prestados".

Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y tercer candidato en liza, centró sus críticas en el Gobierno de Rousseff, del que dijo que "fracasó" con sus políticas económicas y al que reprochó no haberse apoyado más en el sector privado.

En sus consideraciones finales, Neves expresó su desconfianza en Silva por las "contradicciones" que ve en su proyecto político.

Aunque la economía centró los momentos más calientes del debate, los candidatos también tocaron otras cuestiones como las malas condiciones del saneamiento básico, la violencia en las prisiones y la seguridad pública.

Los sondeos de intención de voto más recientes sitúan a Marina Silva como favorita en las elecciones, que se adjudicaría en una segunda vuelta ante Rousseff.

Marina Silva se convirtió en candidata hace dos semanas después de la muerte del presidente del PSB, Eduardo Campos, en un accidente aéreo y desde entonces se ha disparado en las encuestas y desplazado a Rousseff, quien hasta entonces lideraba los sondeos.

En el debate de este lunes, el segundo televisado, también participaron otros cuatro candidatos, cuyas intenciones de voto no llegan al dos por ciento: la izquierdista Luciana Genro, el verde Eduardo Jorge, el derechista Levy Fidelix y el socialcristiano Everaldo Pereira.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Pero Marina no es jamón, ni mucho menos una novata además de fundadora del PT junto a Chico Méndez líder sindical en la Amazona y ambientalista asesinado por encargo de los madereros, fue concejal, senadora por 16 años, ministra de Medio Ambiente en el primer gobierno Lula, en las elecciones pasadas para presidente obtuvo el 20% de los votos y llevó a Dilma y a Serra a segundo turno a pesar de ser candidata por un pequeño partido (Verde) y sin recursos para viajar por Brasil hizo la campaña por Internet. Marina sigue creciendo en la intención de votos en el estado  São Paulo que es el mayor colegio electoral de Brasil obtuvo 39 % Dilma 23% en Rio de Janeiro tercer colegio electoral 38 % Dilma 32 % 02/09 às 20h11 COMENTARIO de Esopo 2

http://www.elnuevoherald.com/2014/09/02/1834124/nicolas-perez-de-nuevo-brasil.html

Imagen de Anónimo

Acabo de leer un artículo de mi estimado y respetado Nicolás Pérez Arguelles, en El Nuevo Herald sobre Marina Silva donde el piensa que Lula y el PT van a hacer talco a Merina como Fidel Castro acostumbra a hacer talco a sus adversario según Nicolás, le recuerdo a mi dilecto compatriota, que Brasil es un país democrático, con un poder judicial independiente, donde el presidente del Tribunal Superior Electoral es miembro de la Corte Suprema de Brasil que entre sus atribuciones está juzgar a los políticos con foro privilegiado, esa corte fue la que condenó a políticos de diferentes partidos, banqueros y empresarios involucrados en la causa conocida como Mesalão que se hace alusión en su artículo. Lula es amigo de Fidel Castro, pero él no es de la escuela castrista, inicialmente fue líder sindical metalúrgico, fundó el PT, participo como delegado a la constituyente de la actual constitución brasilera, antes de ser presidente de Brasil participó 4 veces como candidato a presidente y 3 veces fue a segunda vuelta, fue candidato para un segundo mandato y ganó las elecciones en segunda vuelta, ciertamente él va a utilizar sus artes y sus mañas para apoyar a Dilma, COMENTARIO de Esopo 1.

Enviar un comentario nuevo

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.