Internacional

Matar al papa Francisco

Para los salafistas, la bestia a extirpar es el cristianismo, y el Papa es su principal cabeza.

Los islamistas radicales quieren matar al papa Francisco. Lo advirtió el diario italiano Il Tempo. No me extraña. El enemigo permanente de estos anacrónicos personajes es el cristianismo, no los judíos. Los judíos no hacen proselitismo. No quieren convencer a nadie de nada. Sólo puede pertenecer a ese pueblo el que nace de madre judía. La conversión es posible, pero complicadísima. Los judíos ocupan un pequeño territorio que alguna vez estuvo islamizado y debe ser recuperado para la fe de Mahoma, porque así lo prescribe el Corán, pero nada más.

Para los salafistas la bestia negra que hay que extirpar es el cristianismo y Francisco es su principal cabeza. Por eso quieren arrancársela de cuajo. Abu Bakr al-Baghdadi, el Califa del Estado Islámico, ya ha dicho que se propone conquistar Roma. Es un doctor en estudios coránicos. Eso lo hace más peligroso y delirante. Arrastra hasta nuestro días una visión histórica fijada en los siglos medievales —del VII al XI— en que hubo una civilización islámica hegemónica que contribuyó a definir a Europa como "la cristiandad".

Europa fue otra cosa a partir del acoso musulmán. Se produjo una reacción especular. Acabaron pareciéndose al enemigo. Hasta la conquista de España por los árabes en el 711, la Península se percibía como un reino godo que continuaba la tradición romana. Pero "los moros" combatían en medio de algarabías, ensoñaciones mágicas y promesas de paraísos repletos de virginales hurís, asegurando que "Alá es el único Dios y Mahoma su profeta". Era la yihad. La guerra santa. Peleaban por designio de Alá, según les aseguraba Mahoma en el Corán.

Los hispanogodos, por la otra punta del conflicto, aprendieron la lección y entonaron con emoción el lema de "Santiago y cierra (ataca) España". Santiago fue uno de los apóstoles de Jesús. Supuestamente, estuvo en España. Cuenta la leyenda cristiana que en el siglo IX se apareció en la Batalla de Clavijo sobre un imponente caballo blanco, blandiendo una refulgente espada de plata con la que degolló 70.000 sarracenos, sangrienta escabechina que le ganó, justamente, el sobrenombre de "Matamoros".

Afortunadamente, el tiempo, la ciencia y, sobre todo, las ideas racionales de la Ilustración, lentamente fueron podando a Europa del fanatismo y fortalecieron los valores de la libertad, la democracia, la tolerancia, el laicismo, la libertad de culto, la igualdad ante la ley y el respeto por el otro que ya se anunciaba en los mejores aspectos del judeocristianismo.

En el mundo islámico no ocurrió nada similar. Siguen apegados a la historia de Mahoma y a su confuso siglo VII. Se mantiene intacto el odio a quien profesa una religión diferente y no se somete o convierte a la fe islámica. Hoy el Estado Islámico persigue a los yazidis en Irak. Las huestes de Al Qaeda matan cristianos en Siria cada vez que pueden. La Hermandad Musulmana aniquiló a cientos de coptos en Egipto. Chiíes y suníes, mientras se enfrentan entre ellos, detestan y esporádicamente les hacen la guerra a los libaneses maronitas. Y en Nigeria las matanzas de cristianos están a la orden del día. Hace poco, incluso, debí firmar, junto a otros millares de personas indignadas, una carta dirigida al gobierno de Sudán para que no ejecutara a una señora embarazada que se había convertido al cristianismo.

Me temo que el problema no se limita a la barbarie de un pequeño grupo de extremistas. El asunto es más grave. Según el Informe 2000 sobre libertad religiosa en el mundo, en 23 países islámicos se atropella, persigue y, a veces, extermina cruelmente a las minorías cristianas. Los gobiernos y los líderes religiosos interpretan al pie de la letra las feroces instrucciones del Corán contra los infieles y en nombre de su fe les hacen un daño terrible a los cristianos.

No hay nada incorrecto en que el mundo árabe quiera volver a situarse a la cabeza del planeta. Eso es comprensible. Los chinos, que también tuvieron un pasado glorioso, quieren retomar esa posición cimera. Pero los chinos no han adoptado el camino de destruir a la civilización occidental, sino la imitan con la intención de llegar a superarla. Los chinos miran al futuro. Los árabes, en cambio, no consiguen superar el pasado. Eso es muy peligroso.

Comentarios [ 32 ]

Imagen de Anónimo

Es Posible que yo no este de acuerdo, con todo lo que dice CAM, pero aqui no hay ningun Pendango, Comunista o Anti, que sea mas Inteligente que El !!!Verdad o No ???

Imagen de Anónimo

 Al can amaestrado al servivio de CAM te digo algo, si acaso puedes pensar, mira, el problema politico cubano no es entre dos bandos uno castrista y el otro anticastrista. Los que se oponen al castrismo tienen variados puntos de vista y tendencias que no siempre coinciden. La posicion politica de CAM por ser un antimarxista o anticastrista no tiene porque ser bienvenida por todos los que odiamos a ese regimen HP que mal gobierna a Cuba. Simplemente muchos hemos comprobado a traves de sus articulos que CAM si bien critica al comunismo y a ese regimen, en otros muchos aspectos como en el tema palestino, y en este, muestra ser una persona de bajos valores humanos para afianzar la propaganda de la guerra y el odio. Obvia muchos aspectos culturales, historicos y humanos para salirse con su tesis propagandistica y falsa de defensa de un sistema o cultura. Tu no puedes ser cristiano odiando a los arabes, en fin tu ni eres cristiano ni caso parecido, eres la antitesis del castrista que tanto criticas, un neofascista de moda neoliberal, excremento humano. Tu lema es A privatizar el aire y las calles, a matar arabes y palestinos, viva la democracia y la civilizacion Occidental.

Imagen de Anónimo

CAM pensó que Felipe González iba a sentarlo en la presidencia transicional hacia una Cuba democrática: cómo cuidaba sus modales moderados entonces...!

Imagen de Anónimo

Puse si creen eso Los europeos tienen q mandara para sus casas a todos los musulmanes y a pasar hambre,son Muy bonitos con eso de Los derechos humanos,lo enemigos usan todos Los medios validos o no y nosotros pensando en hacer lo correcto,pa su cada y a Los rebeldes,balas,como decia el presidente Raul Castro ,el mejor enemigo es el enemigo muerto,a joderse 

Imagen de Anónimo

Anonimo 31 Agosto, 2014, 6:10 PM!!

Nuestro Presidente debe ser, Diaz Canel, sin elecciones Libres, ni nada que se parezca, para complacer, H.P.s como Tu!!~!

Imagen de Anónimo

Anonimo 31 de Agosto, del 2014, 5;54 pm!!!

Y tu Jefe Raul, el que te paga con una Jabita, para que te metas aqui, a desacreditar, a quienes tienen mas Moral que tu, y Raul juntos, no le cuestionas los que se Roba y como Vive, Miseriento H.P.!!!

Imagen de Anónimo

Desde luego que el fenómeno de las religiones organizadas han sido un flagelo de la humanidad. Es una lástima que nuestra especie tenga esa tendencia hacia la mitología como forma de contrarestar el instinto de indefensión que parece que traemos en los genes.

Imagen de Anónimo

Anonimo, 31 de agosto del 2014, 6:10 PM.

Dime quien P.... eres tu, para hablar en nombre de todos los Cubanos, para decir que este no, y que el otro, si, y que este no tiene cualidades, porque tu lo dices, a nombre del DSE, No seas H.P. hueles a camisa verde olivo sudada, se te nota Papi, no jadas!!!

Imagen de Anónimo

Si matan al Che Francisco, formaremos un Despelote Mundial, mejor es que no lo hagan, de todas formas entre El Che y Uds. los Musulmanes, la diferencia es muy poca, solo que Cara de Papa, es Pacifico, y Uds. viven para matar!!!

Y aclaro, ninguno de los dos me cae bien, pero prefiero al  Viejo, antes que a Uds. que quieren obligar a todo el mundo, a ser Come kk's como Uds, sonando con 70 Virgenes para cada uno!!! Ni que yo, comiera, Mierda ???

Imagen de Anónimo

En una República Martiana, CAM no podría ser nuestro presidente. Lo conocemos demasiado bien.

Enviar un comentario nuevo

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.