Colombia

Viajaron a La Habana las primeras doce víctimas del conflicto armado colombiano

Archivado en:

Entre ellas se encuentra una representante de las víctimas de la masacre de Bojayá, donde las FARC mataron a 119 personas en una iglesia.

Las primeras 12 víctimas del conflicto armado interno colombiano viajaron este viernes a La Habana para reunirse con delegados del gobierno y las FARC, quienes discuten la posibilidad de pactar la paz, informa ANSA.

Este primer grupo forma parte de un total de 60 personas que podrán expresarle a las partes su dolor, reclamos, interrogantes y dudas frente al proceso de paz y a los años de lucha interna que ha desangrado al país.

En la delegación que viajó a la capital cubana están, al menos, cinco personas que representan a víctimas directas de las FARC y otras que lo fueron de agentes del Estado o de grupos paramilitares.

Constanza Turbay es una de las personas que se verá cara a cara con los narcoterroristas de las FARC, organización que secuestró y asesino en 1997 a su hermano Rodrigo, por entonces congresista. Ese mismo grupo ordenó, en 2000, acabar con la vida de su otro hermano, Diego, también congresista, acribillado junto a seis personas más, incluida su madre.

También estará frente a los delegados Alfonso Mora León, un militar en retiro, a quien agentes del Estado le asesinaron a su hijo en 1996 por ser supuestamente miliciano de las FARC. O Leyner Palacios, una afrodescendiente, líder de las víctimas de la masacre de Bojayá, uno de los hechos más atroces del conflicto colombiano, en el que murieron 119 personas al interior de la iglesia de esa población, tras el estallido de un cilindro-bomba lanzado por las FARC.

En total serán cinco sesiones en las que los integrantes de la mesa de conversaciones de La Habana escucharán a personas como estas, dentro de la agenda de discusiones sobre el punto de las víctimas, uno de los dos que restan para sellar la paz.

Aunque las FARC públicamente han reconocido a las víctimas, sostienen la tesis de que hay una justificación en su accionar que depende exclusivamente del Estado y son la consecuencia de una búsqueda válida de justicia social.

Por su parte, el Estado colombiano también ha reconocido públicamente a sus víctimas, ha pedido perdón por ello y pagado indemnizaciones.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

     Sabrán que tienen micrófonos metidos hasta en la sopa. Es una forma cruel de saber cómo entrarles para salirse con la suya teroristas y Gobierno de Cuba. Incluso, es un mecanismo para amedrentarles por la vía qué sea.

Imagen de Anónimo

A que van a La Habana bendecir   a los matones? Y los muertos que?