América Latina

Demócratas cubanos en Perú

América Latina ha sido un coto histórico del castrismo. Poco a poco, las cosas empiezan a cambiar.

En América Latina no suele suceder. La apertura de puertas en nuestro hemisferio a quienes trabajan por la democracia en Cuba no es un hábito de las democracias de la región, algunas francamente débiles. Se ha producido, sin embargo, un cambio en el último año. Un grupo de demócratas cubanos que se mueven en varios planos de la comunidad civil y política han visitado varios países para intercambiar con interlocutores de la región desde diversas perspectivas, todas fundamentales, con el propósito de presentar el complicado caso de la democratización en mi país y concitar el apoyo de la región.

Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, México y Guatemala, por citas algunos casos, se muestran solícitos —no hablo de sus gobiernos— a la hora de escuchar nuestra versión de los acontecimientos y sobre todo, a la de apostar por una opción de cambio que ya es retardada en la región. Para mí, el contraste es agudo. En el año 2000 visité Venezuela y Jamaica y la indiferencia latinoamericana y caribeña con la Cuba cívica y de los ciudadanos era palmaria. Insisto en decir Cuba, con exclusión de su gobierno, porque el subhemisferio ha sido particularmente sensible a las pulsiones del castrismo, un modelo de poder obsceno fundado sobre el apellido de una familia.

Sin embargo, un país sobresale en este itinerario, que apenas comienza, en términos de la recepción a los activistas cubanos. Perú destaca en tres puntos esenciales: la sistematicidad del intercambio —el número de visitas de cubanos que piensan desde el futuro a este país es creciente—, la concreción de proyectos para adelantar el proceso de democratización y el nivel político de la interlocución.

Cuando viajé el pasado año, con un grupo de compatriotas de la Isla, llegué directo al Congreso del Perú a una presentación auspiciada por un congresista de la nación para exponer, desde la diversidad de pareceres, la realidad de Cuba vista con la visión de los sin poder, y esbozar cómo creíamos que la sociedad y clase política peruanas podían contribuir al cambio democrático en la isla. Lo más interesante fue que nuestra visita e intercambio tuvo un impacto mediático instantáneo, aunque tenue, como testimonio público de un tráfico de ideas que fue algo más que testimonial.  

Perú, ese país diverso, plural y rico, con su pisco y su exquisito ceviche, es quizá la sociedad más preparada en la región —quizá por la fuerza que ha adquiriendo allí el liberalismo político— para la interacción con los valores democráticos en un plano global. Eso facilitó nuestro encuentro con diversos líderes y grupos políticos, y al mayor nivel, como no ha ocurrido en otros países del hemisferio.   

Y, lo más importante en un enfoque de mediano plazo, Perú nos dio la oportunidad de un espacio de aprendizaje esencial para fundar democracias. Gracias al Instituto Político por la Libertad (IPL) y a su programa para la formación de jóvenes líderes, en el que pude introducirme por la generosidad del IPL, enmascarado detrás de un par de afeites contra las canas, hubo allí una concurrencia de conocimientos imprescindibles para quienes intentamos reinventar la democracia dentro de Cuba. La democratización posible se limita por la ausencia de herramientas para interactuar con mayor eficacia en un mundo complejo, diversificado, abierto en el que lo significativo no está en las respuestas sino en las preguntas que la sociedad nos hace constantemente. Los demócratas cubanos podemos mirar a Perú con confianza.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Estos  estan convirtiendose en "INTELECTUALOIDES"  o  lo que es igual "SERES SUPERIORES"  con  lo  que  ya  se  aseguran  una  "POSICIÓN"   en  el futuro  y   porque nó?..."EN ESTE  REGIMEN TAMBIÉN".....Como  Eliecer Avila.....y  otros  que  no dicen nada  de las  "GOLPIZAS, REPRESIÓN Y  CORRUPCIÓN  DE  LA  TIRANÍA  FAMILIAR  MAS  VIEJA  DEL MUNDO"

Imagen de Anónimo

Y siguen los viajesitos contando el mismo cuento y nadie enfrentandose en las calles contra la tirania.

Imagen de Anónimo

Dice Manuel  -no hablo de sus gobiernos, sin tener en cuenta que esos gobiernos son la representación 'democrática' de esos pueblos y lo que no quiere ver Manuel es que esos pueblos han elegido como representantes,en muchos de los casos,a antiguos guerrilleros algo impensable para los que como Manuel se tapan los ojos y solamente quieren estar montado en aviones con dinero de los contribuyentes de USA para cambiar el rumbo que ha elegido nuestro subcontinente

Imagen de Anónimo

El articulista no tiene tema pero tiene que cumplir con el contrato de escribir algo,el se ha olvidado que estamos en el 2014 y su historia se remonta al 2000, como han sucedido cosas y el sigue en la misma cuerda.

Imagen de Anónimo

anónimo 20 Jun 2014 - 509  : Tienes un estilo tan propio que no te despintas, Jorge Felix por qué no te dedicas a limpiar de radioactividad la Isla de Vieques en la colonia de USA donde vives,para que hagas algo útil en el Puerto Rico que te ha recogido y no sigan muriendo allí sus habitantes por culpa de el país que los tiene colonizado.

Imagen de Anónimo

DONDE ESTA LA PRENSA EXTRANJERA?

Imagen de Anónimo

Carlos Delgado, Miami USA.

Sr. Morua, no pierdan el tiempo. El castrismo no le importa lo que opinen. Fijense como la guerrilla colombiana esta' negociando en la Habana, despues de 50 anhos de terror. 

Aprendamos que las negociaciones son a la par. Nosotros no tenemos con que negociar. Dejen la boberia del pacifismo cabildero y revienten a los castros y sus delfines. 

Imagen de Anónimo

Latrina America no sirve para nada.  Han estado y continuan respaldando at la dictadura.  Que se vallan todoes para el carajo.  

Imagen de Anónimo

T quieres ganar otro viajecito,ya q no pedistes venir a la Yuma