América Latina

Juego sucio

La invitación a Cuba a la próxima asamblea de la OEA podría dividir a la entidad regional.

La comisión de embullo para que el gobierno cubano envíe un representante a la próxima reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) dio un nuevo paso.

Esta vez fue en Asunción, Paraguay. La propuesta corrió a cargo del canciller anfitrión de la 44ta Asamblea de la entidad regional a celebrarse en Panamá, en abril de 2015.

La tropa bolivariana —Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador— cuenta así con otro respaldo que no ha vacilado en extenderle la invitación a la única dictadura del continente.

En caso de que hubiera algún representante de la Isla en la venidera asamblea, algo difícil de creer, sería un funcionario de muy bajo perfil. El interés de Raúl Castro por la OEA sigue siendo nulo. Le importan un comino los ruegos para que ocupe un asiento en el cónclave.

Al analizar los acontecimientos, crecen las sospechas de estar frente a una estrategia que busca reacomodos institucionales estrechamente ligados a las perspectivas del llamado socialismo del siglo XXI, un modelo que valida el unipartidismo, el control de la prensa, la ojeriza contra la clase media que no se somete a los dictados de los caudillos y que utiliza con mayor énfasis el antinorteamericanismo como elemento de legitimación política.

Si definitivamente la gerontocracia acepta el ofrecimiento, ¿qué sentido tendrían las exigencias democráticas como requisito para ser parte de una organización de la cual Cuba fue expulsada, en 1962, por tener un sistema de corte marxista-leninista?

Resulta escandaloso el apoyo sin condiciones a un Gobierno que encarcela por repartir en la vía pública la Declaración Universal de los Derechos Humanos y tilda a sus críticos de "contrarrevolucionarios".

Una vez más los vecinos latinoamericanos y caribeños dan constancia de su bajeza moral. Aliarse con el verdugo cuando el látigo restalla con mayor fuerza es una actitud que merece un repudio absoluto.

A los representantes de las naciones del área no les basta con las cientos de detenciones arbitrarias en el mes de mayo. Según organizaciones contestatarias dedicadas al registro de arbitrariedades, se contabilizaron más de mil, sin tener en cuenta los actos de repudio, las golpizas, el drama de los más de 80 presos políticos, los juicios sin las debidas garantías procesales y las dos docenas de activistas contestatarios que guardan prisión desde hace meses sin que se les haya llevado a un tribunal.

El canciller panameño, Francisco Álvarez de Soto hizo gala del cinismo en el grupo de trabajo que decidió cursar la invitación. Fue solo una voz del coro que se place en enaltecer los ripios del castrismo bajo la batuta de intereses mezquinos.

Es probable que Panamá esté a punto de sumarse a la comparsa fundada por el extinto Hugo Chávez y que Nicolás Maduro intenta mantener a toda costa.

La delegación norteamericana presente en la cita de Asunción, recordó las obligaciones para formar parte de la OEA.

Sin democracia no hay admisión que valga. Cuba es una ficha que sobra en el tablero regional. Si se empeñan en incluirla será un juego sucio, una acción que ni Estados Unidos ni Canadá van a admitir.

¿Se ausentarán estos dos países o los representantes de Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Ecuador? Eso depende de lo que decida Raúl Castro en abril de 2015.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de javier monzon velazques

"Antes de que se doble la espada, que se te parta". Antes de que un regimen descarnadamente antidemocratico participe en ese conclave, es mejor suspenderlo. Hay muchos antidemocratas ahi-los albistas- pero todos tratan de guardar la forma, excepto Venezuela que ya esta dentro, y deberian sacarla tambien.