América Latina

Los dos errores de Juan Manuel Santos

El presidente colombiano se enfrentará al opositor Oscar Iván Zuluaga en unas elecciones importantes para toda América Latina.

El 15 de junio los colombianos volverán a las urnas para escoger al presidente en segunda vuelta. Estos comicios trascienden las fronteras de Colombia e interesan en toda América Latina.

En la vecina Venezuela, por ejemplo, Nicolás Maduro cruza los dedos para que Juan Manuel Santos, aunque no tenga nada de comunista, permanezca en el poder. Al fin y al cabo, fue él, Santos, quien declaró que Chávez, pese a las diferencias, era su "nuevo mejor amigo", mientras Zuluaga y su mentor Álvaro Uribe no dejan de calificar al chavismo y al socialismo del Siglo XXI como un peligroso enemigo de las libertades.

Según la encuesta de Cifras y Conceptos, divulgada por Radio Caracol, el presidente Juan Manuel Santos y el opositor Oscar Iván Zuluaga están empatados. Un dato asombroso que demuestra el desgaste de Santos, quien llegara al poder en 2010 con el 70% de los votos y se convirtiera en el mandatario con mayor respaldo electoral de la historia del país.

¿Quién triunfará, en definitiva, en estas elecciones? La primera vuelta la ganó, como se sabe, el economista Óscar Iván Zuluaga, con casi el 30% de los votos y cuatrocientos cincuenta mil sufragios de ventaja. Las encuestas le daban cinco o seis puntos menos. En segundo lugar quedó el actual presidente Juan Manuel Santos con apenas 25. Los sondeos pronosticaban que se acercaría al 30. Curiosamente, se invirtieron los resultados previstos.

¿Qué sucedió? A mi juicio, Santos cometió dos errores fatales que están a punto de costarle la presidencia, a menos que logre darle un enérgico vuelco a la campaña.

Primer error, enfrentarse a Álvaro Uribe. Santos sabe, y lo reconoció mil veces públicamente, que le debía su triunfo electoral al expresidentes Uribe y a su inmensa popularidad. Entonces y hoy Uribe es el único líder político capaz de movilizar a una zona notable de la sociedad colombiana.

Aunque Zuluaga es el adversario oficial de Santos, para los electores, inconscientemente, la competencia es entre Santos y Uribe. En 2010 los colombianos votaron masivamente por Santos frente a Antanas Mockus, convencidos de que continuaría la obra de gobierno de su predecesor.

En realidad, votaban por Uribe contra Mockus, por medio de Santos, puesto que D. Álvaro no podía presentarse a un tercer mandato. Ahora probablemente votarán por Zuluaga contra Santos por considerar que éste es el representante del uribismo.

Segundo error, apostar todo su capital político a los diálogos de paz con las FARC. En 2014 se cumplió medio siglo de la creación de las FARC.

Los colombianos, con razón, suelen decir que la violencia es un modo de vida al que estas narcoguerrillas comunistas se han acostumbrado.

Difícilmente podrán abandonarlo para reinsertase en la apacible vida de los colombianos respetuosos de la ley. Uno no se imagina al finado Mono Jojoy vendiendo seguros o administrando una cafetería.

Lo que suele ignorarse es la otra cara del mismo fenómeno: para el conjunto de la sociedad colombiana ese cruel enfrentamiento es un problema crónico, con el que también se han acostumbrado a convivir, pero sin abandonar la idea de derrotar a unos enemigos despiadados que les han hecho cosas espantosas. Las FARC solo tienen el apoyo del 3% de la población.

De ahí surge la enorme popularidad de Uribe. No es por su carisma, rasgo de la personalidad que nadie consigue definir. Viene de que arrinconó a las narcoguerrillas, se enfrentó a Hugo Chávez en el plano internacional, retomó el control de las carreteras, el ejército liquidó a algunos de los cabecillas más notorios, y el número de insurgentes pasó de veinte mil a menos de siete mil, devolviéndole a la ciudadanía la fe en la victoria militar contra un enemigo al que no quieren perdonar, sino derrotar, o, al menos, pactar con él cuando declare unilateralmente el cese al fuego, entregue las armas y se someta a los tribunales.

En tiempos de Uribe, por primera vez en muchos años, los colombianos se sintieron orgullosos de un Estado que parecía capaz de lograr la victoria. Santos, que nunca fue más popular que cuando actuaba como Ministro de Defensa de Uribe y acabó con la vida del cabecilla Raúl Reyes, ha querido pasar a la historia como el presidente que logró la paz a cualquier costo. 

No es exactamente eso lo que desea la mayoría de sus compatriotas. Quieren la paz, pero no a cualquier precio.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Si CAM no fuera un tipo brillante no escribiera donde escribe......los enemigos pretenden desprestigiarlo - fusilarlo intelectualmente- demasiado errado....voto por zuluega mil vezes.......uribe es un hombre de coj.....paz pero com digninidad y no paz a cualquier precio ........no tengo dudas que zuluaga saldra victorioso.

Imagen de Anónimo

Javier Monzon Velazques lo ha dicho, es el unico comentario digno de leer.

Imagen de ANDRES PEREZ

El anónimo de las 12:49 se "descaretó". Debe ser el mismo o con la misma encomienda del de las 9:10. El de las 9:10 comenta una vacuidad,  para rellenar y sacar de página lo que le molesta o constituye su encomienda  y el de las 12:49 se queja de que la página no se renueva. No sé por que, ya que los comentarios se ordenan por la hora de su aparición. Cáspita. Caí en la trampa ocupo página con bagazo. Le dí por la vena del gusto.

Maldita adicción a comentar en estos lugares.

Imagen de Anónimo

DDC usteds por casualidad tiene una agenda escondida; cuando hay comentario que les convienen, no los reemplazan por los nuevos comentarios o se demoran en hacerlo y dejar en primera plana el que mas le s conviene.?

Imagen de Anónimo

@Anónimo - 31 Mayo 2014 - 9:10 pm Qué manera de ser mediocre esta CAMontener, por dios!

Que mediocre eres usted que no es mas que un simple anonimo!!!

Imagen de Anónimo

Yo diria en vez; Por sus rostro los conoceréis

Imagen de Anónimo

Dice la Biblia "...Por sus frutos los conoceréis"

Imagen de Anónimo

Qué manera de ser mediocre esta CAMontener, por dios!

Imagen de ANDRES PEREZ

FE DE ERRATAS con toda modestia al escritor cubano CAM: "votarán por Zuluaga contra Santos por considerar que éste es el representante del uribismo"

Supongo y así se desprende de todo el artículo que el representante AHORA  del uribismo es Zuluaga. Pero Santos aparece en la oración más próximo y Zuluaga más distante, porque en la oración es mencionado primero. Debio escribir: "votarán por Zuluaga contra Santos por considerar que AQUÉL es el representante del uribismo.

De nada.

 

Imagen de ANDRES PEREZ

Todas las elecciones son importantes en América Latina para el destino de sus países. Los dos polos opuestos bien definidos en dos grupos de gobiernos hacen que una pieza cualquiera sea importante en el equilibrio. Ya Chile comenzó su descenso económico con la Bachelet. En Costa Rica, país de afectuosa acogida de miles de cubanos,  ¡Sorpresa! acaban de devolver a Cuba a un compatriota que llevaba un mes confinado en el aeropuerto Juan Santamaría  con esposa y negocio de verduleria ticas. Se fue a Cuba sin actualizar  papeles a ver a su madre enferma.   Esto pasó nada más perder el poder Liberación Nacional y asumir un profesor de la Universidad de Costa Rica con tufillo zurdo. Se equivoca quien le considere una simple anécdota.

Que a Santos la izquierda le diera apoyo anunciado a bombo y platillo  para la segunda vuelta, que convoque un rimbombante "Consejo por la Paz" para instrumentar DESDE EL GOBIERNO  su campaña política a la segunda vuelta, confirma que algo huele mal en Colombia.