Economía

Putin y Cristina: el vértigo del fracaso

Con abundancia de materias primas, la gestión calamitosa de empresas estatales o dirigidas por oligarquías vinculadas al poder impide el desarrollo de países como Rusia y Argentina.

A pesar de las diferencias de toda índole que existen entre Argentina y Rusia, ambos países poseen en común dos características que han contribuido a moldear sus destinos. Primero: sus élites gobernantes han mostrado en múltiples ocasiones un claro menosprecio por la racionalidad económica y las leyes del mercado. Segundo: esgrimiendo un nacionalismo oportunista y cuestionable, dichas élites han embarcado a sus pueblos en aventuras que han culminado en fracaso. Resultado: estos países han venido perdiendo el peso y la influencia que otrora tuvieron en el escenario económico y geopolítico mundial.

A principios del siglo XX, Argentina era considerada la sexta economía mundial y su producto per cápita superaba al de Alemania, Italia y Francia. Pero a partir de la llegada al poder del dictador populista Juan Domingo Perón a mediados de los 40, el nacionalismo proteccionista y la hostilidad hacia la inversión extranjera empujaron cuesta abajo la economía de ese país.

En lo que respecta a Rusia, tras haber alcanzado el estatus de superpotencia a raíz de la Segunda Guerra Mundial, la ineficacia intrínseca al modelo económico comunista más las costosas aventuras militares lanzadas por Moscú provocaron la asfixia del imperio soviético.

Ante resultados económicos tan desastrosos, nuevos dirigentes optan por cambiar de rumbo y probar suerte con las políticas de privatizaciones y de apertura al mercado y a la inversión extranjera que surtían efecto en países como Chile, Brasil, Irlanda, Polonia y los Estados bálticos. No obstante, en Rusia y Argentina, dichas reformas condujeron al fracaso, del que no estuvo exento de responsabilidad el alto nivel de corrupción que imperaba en esos dos países.

Surge entonces un nuevo tipo de líderes: los esposos Kirchner en Argentina y Vladimir Putin en Rusia. Líderes que en vez de analizar y explicar por qué las reformas fracasaban en sus países mientras triunfaban en muchos otros, deciden echar por la borda dichas reformas y amplían la participación del gobierno en la economía.

Ayudados por el boom de las materias primas de los inicios de este siglo, Rusia y Argentina logran tasas de crecimiento satisfactorias. Pero la gestión calamitosa de las empresas estatales, o dirigidas por oligarquías corruptas vinculadas al poder, impide la modernización y ampliación del aparato productivo. En ambos casos, la economía entra en una fase de declive y la fuga de capitales adquiere magnitudes inauditas.

Frente a esas aciagas circunstancias, los gobiernos de esos dos países optan por explotar el sentimiento nacionalista de sus pueblos.

En Argentina, el gobierno procede en 2012 a la expropiación del 51% que detentaba la firma española Repsol en el capital de la empresa petrolífera YPF. La Presidenta Cristina Kirchner califica la medida de "victoria para la soberanía energética" del país. El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirma que "a Repsol no le daremos ni un centavo" por la expropiación. Casi dos tercios de la población (62%) aprueba dicha expropiación.

La medida, sin embargo, no fue tan atinada como el Gobierno quiso hacer creer. Nacionalizada, YPF no logró aumentar la producción de petróleo y no disponía de recursos para adquirir la tecnología y el capital necesarios para la explotación de los vastos yacimientos de gas y petróleo de esquistos recién descubiertos.

El Gobierno trató entonces de atraer el capital extranjero a YPF, pero no tardó en darse cuenta de que, por temor a ser expropiados en el futuro como lo fue Repsol y para evitar litigios ante tribunales internacionales, los inversionistas potenciales se mostraban renuentes a aportar su capital y know-how sin un acuerdo previo de indemnización entre el gobierno y Repsol.

El ministro Kicillof da su brazo a torcer y acepta indemnizar a Repsol por un monto de 6 mil millones de dólares, como exigía la empresa española.

La Rusia 'soviética' de Putin

También en Rusia se observa una marcada tendencia a manipular el sentimiento nacionalista de la población. Para ello Vladimir Putin recurre, no a expropiaciones, sino a la anexión de Crimea y al apoyo a los separatistas del este de Ucrania de origen ruso. Por tal acción, el índice de popularidad de Putin alcanza el 80%.

Así como la expropiación de Repsol resultó ser contraproducente para la economía argentina y el gobierno kirchnerista, para Rusia y Putin la aventura ucraniana comienza a ser onerosa. Las sanciones que EEUU y los países europeos han impuesto o amenazan con imponer empiezan a doler. El propio ministerio de Finanzas considera que el país se encuentra ya en "recesión técnica" y que el crecimiento anual podría ser nulo a causa de trastornos "geopolíticos".

La fuga de capitales, que ya era colosal (56 mil millones de dólares en 2012 y 63 mil millones en 2013), ha aumentado considerablemente. Fuentes fidedignas la sitúan alrededor de 220 mil millones de dólares (8% del PIB) en los primeros cuatro meses del año en curso.

El rublo se ha depreciado 10% en lo que va de año. La depreciación no ha sido mayor porque, para frenarla, las autoridades rusas han aumentado las tasas de interés (lo que incide negativamente en la actividad económica) y han estado vendiendo masivamente dólares (lo que merma las reservas de divisas y no es sostenible indefinidamente).

Hay algo que Vladimir Putin parece no comprender: si el imperio soviético se desplomó, no fue por falta de aventuras militares como las que él ha emprendido en Georgia y en Crimea. Tampoco fue debido a una conspiración de EEUU o de la OTAN. No, lo que destruyó la Unión Soviética fue la economía, la misma economía que es el talón de Aquiles de la Rusia actual.

Es por ello que las maniobras con respecto a Ucrania, aunque a primera vista parezcan consolidar el peso geopolítico de Rusia, están llamadas a desempeñar el mismo papel pernicioso que las aventuras militares soviéticas ejercieron en el derrumbe económico del bloque socialista.

No es con gobernantes como Putin y Cristina Kirchner que Rusia y Argentina podrán lograr el dinamismo económico y el esplendor internacional que por sus inmensos recursos materiales y sobre todo humanos merecen alcanzar.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Vladimir Putin ha lanzado lo que el diario londinense The Guardian califica de una "campaña orquestada pro-Kremlin". El objetivo de la misma es responder a toda crítica contra el régimen ruso. Paga masivamente a trollers para que invadan los diferentes sitios electrónicos y defiendan al régimen de Putin. Ver:

http://www.theguardian.com/commentisfree/2014/may/04/pro-russia-trolls-ukraine-guardian-online?CMP=twt_gu 

La campaña de trollers es financiada jugosamente, a base de millones de dólares, y se está extendiendo al Oeste, es decir, al continente americano. Ver al respecto:

http://www.themoscowtimes.com/opinion/article/the-kremlins-trolls-go-west/500641.html 

A juzgar por los dos comentarios del anónimo precedente, uno de los miles de trollers de Putin se ocupa ya de DDC.

Imagen de Anónimo

El autor de este artículo simplemente no lee, no se informa. En primer lugar comparar a Rusia con Argentina, y a Putin con Cristina, es ridículo. Por tonterias como esta tantos y tantos disparates se comenten. Por favor, para empezar a ilustrarlo, lea esto:

http://elpais.com/elpais/2014/05/28/eps/1401272989_810256.html, y luego infórmese más, que escribir tonterias así, casi a la manera de los comunistas cubanos, decepciona.

 

Imagen de Anónimo

Es increible la falasia de este tipo! no tiene idea de las realidades de los dos países

 

Imagen de Anónimo

Si Argentina le "vende el alma" al diablo, tendra la misma herencia que Cuba etc etc

Imagen de Anónimo

A mi me parece que Cristina se está poniendo un poquito Madur(a). Que Dios los coja confesa'o...

Imagen de Anónimo

Tramenda fotico Kristina!!! Tremendo macho, aprovecha... aunque hay gente por ahi que dicen que el es gay....

Imagen de Anónimo

Seguro que hasta hicieron cuchi-cuchi, eso si bien progresista.

El Mongo-alipio* LLC

Handymen at large

Serving Hialeah High End Residential since 2013