México

El subcomandante Marcos abandona su 'personaje' y la dirigencia del EZLN

El subcomandante Marcos, líder del izquierdista Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), anunció este domingo en un comunicado que cede la dirigencia del movimiento ilegal armado a uno de sus comandantes indígenas y dijo que su decisión no se debe a problemas de salud, sino a "cambios internos" en la agrupación, reporta la AFP.

"El relevo de mando no se da por enfermedad o muerte, ni por desplazamiento interno, purga o depuración", se debe a "cambios internos que ha tenido y tiene el EZLN", dijo subcomandante, que ha encabezado la organización desde que surgió en 1994, en el empobrecido estado de Chiapas.

El EZLN ha ido progresivamente en decadencia y actualmente su relevancia es escasa. El grupo inicialmente atrajo la atención de organizaciones de derechos humanos por denunciar violaciones a los derechos de las etnias autóctonas de México, pero no ha logrado mejorar la situación de los indígenas en los 30 municipios en los que tiene presencia.

El subcomandante, cuyo verdadero nombre es Rafael Sebastián Guillén, señaló en un comunicado de más de 10 páginas que en acuerdo con los dirigentes del EZLN se decidió que "Marcos deje de existir hoy" para ser sustituido por el comandante indígena Moisés, que ha fungido como una especie de portavoz del movimiento de 20 años.

"Por mi voz ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional", indicó.

El sábado, en lo que pareció ser un golpe de efecto destinado a atraer la atención antes de su anunció, Marcos reapareciendo en público tras cinco años de ausencia, en una explanada de la comunidad La Realidad, en el municipio Las Margaritas.

El motivo fue el homenaje al sargento zapatista José Luis Solís López, alias "Galeano", muerto el 2 de mayo en una confrontación entre el EZLN y una organización allegada al gobierno de Chiapas.

Marcos dijo que asumirá el nombre del fallecido. "Pensamos que es necesario que uno de nosotros muera para que Galeano viva", justificó.

El ahora exsubcomandante llegó el sábado a La Realidad "a caballo, con un parche de pirata en el ojo derecho y fumando su característica pipa", reportó Pozol Colectivo, uno de los pocos medios que tuvieron permiso del EZLN para acceder al acto.

Se retiró "con un genuino saludo: levantando el dedo medio de la mano izquierda", añadió la publicación.

Unos 3.000 militantes y simpatizantes mexicanos y extranjeros acudieron a ese acto.

En julio de 2012, el excomisionado del gobierno mexicano para el diálogo con el EZLN, Luis Álvarez, publicó un libro en el que aseguró que Marcos padece cáncer de pulmón, una información que hasta ahora no ha sido confirmada por el EZLN.

"Ni estoy ni he estado enfermo, ni estoy ni he estado muerto (...) Si alentamos esos rumores fue porque así convenía", afirmó Marcos en el comunicado.

"El último gran truco del holograma (del subcomandante Marcos) fue simular enfermedad terminal, e incluso todas las muertes que ha padecido", añadió.

"Es nuestra convicción que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar solo se necesita un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización", concluyó Marcos su nota.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de javier monzon velazques

En Mexico creo que nunca tomaron muy en serio a los 'zapatistas' ni a Marcos. Recuerdo un paseo por Coyoacan, y  una tienda frente al parque principal de la ciudad donde habia un establecimiento que  vendia decenas de souvenires "zapatistas".

Imagen de Anónimo

No hay nada más que decir, todo está dicho, fue el último acto no del Sub-Comandante Marcos, sino del Sub-Comediante Marcos. Otro golpe de efecto de la hipócrita, mentirosa, manipuladora y miserable política de los izquierdosos mexicanos.  

Imagen de Anónimo

Este payaso vio la pelicula del Che en motocicleta por LA y enseguida salio a dar la vuelta a Mexico en bicicleta...menos mal que no vio Broke Back Mountain...

Imagen de Anónimo

Eso fue siempre ese payaso: una estrella de rock. Yo nunca he visto un guerrillero viviendo en Paris. PAYASO.

KT

Imagen de Anónimo

Menudo payaso este subcomandante.

Imagen de Anónimo

Pues alguien con mucha verguenza y dignidad habría dado la cara y no se despide haciendo una "morcilla".