Emigración

La CIDH alerta sobre el aumento de los naufragios y muertes de emigrantes en el Caribe

Archivado en:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó este miércoles sobre un aumento de los naufragios de embarcaciones que transportan emigrantes por el mar Caribe, procedentes de Haití, Cuba, República Dominicana y otros países de la región, reporta EFE.

"Llamamos a todos los Estados que llevan a cabo labores de búsqueda, rescate e interceptación de personas migrantes en el mar a establecer medidas adecuadas para identificar a las personas que puedan ser refugiadas o que por su condición de vulnerabilidad tengan necesidades especiales de protección, como los niños", indicó en un comunicado el organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington.

El último de estos sucesos ocurrió el 1 de mayo cuando una embarcación en la que se trasladaban 18 inmigrantes haitianos con destino a Puerto Rico naufragó cerca de las costas de Boca Chica, en República Dominicana.

De los inmigrantes que iban a bordo de la embarcación, seis murieron y otros 12 fueron rescatados por la Armada de la República Dominicana.

Con ese naufragio ya son más de 20 los incidentes marítimos en lo que va de 2014 en diversos lugares del Mar Caribe, en los que se han visto afectadas alrededor de 320 personas, 19 de las cuales fallecieron y 12 se encuentran desaparecidas.

De acuerdo con información recabada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR), desde 2010 se han registrado 440 accidentes marítimos de embarcaciones que transportaban 15.190 emigrantes por el Caribe, de los cuales 240 fallecieron y 176 desaparecieron.

"Instamos también a los Estados a establecer mecanismos a nivel nacional y regional que permitan identificar de manera pronta a los migrantes a bordo de estas embarcaciones, incluyendo la identificación de los restos de aquellos que fallecieron o se encuentran desaparecidos, así como informar a sus familiares sobre su estado y su paradero", señaló la Comisión en su nota.

"Recordamos también a los Estados que el principio de no devolución tiene carácter absoluto dentro del derecho internacional de los derechos humanos, lo cual exige que éste sea garantizado todo tiempo y en todo lugar independientemente de la situación migratoria de las personas o de la aplicabilidad o no de otro régimen de protección", añadió.

Desde 2013 hasta ahora los naufragios de embarcaciones de emigrantes en el Mar Caribe se han cobrado la vida de unas 94 personas mientras que otras 45 están desaparecidas.