Represión en Venezuela

EEUU: Comité del Congreso aprueba proyecto de sanciones a funcionarios venezolanos

'Condenamos toda violencia, por todas las partes, pero estamos preocupados por los reportes acerca del excesivo uso de la fuerza por las autoridades', dice Naciones Unidas.

El Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este viernes un proyecto de ley de sanciones contra responsables de abusos de derechos humanos contra manifestantes opositores en Venezuela, reportó AFP.

El proyecto de ley de "protección a los derechos humanos y la democracia en Venezuela", recibió el voto mayoritario del Comité, y ahora será debatido en el plenario de la Cámara. Durante la sesión de testimonios, solo dos congresistas presentaron objeciones.

La votación fue recibida por una explosión de aplausos de decenas de venezolanos en la sala, que llegaron a Washington de varias ciudades estadounidenses para presionar al Congreso, la Casa Blanca y la Organización de Estados Americanos a tomar acciones sobre Venezuela.

"Como fue aprobado de manera apabullante (...), creo que la tendremos pronto en el plenario. Confío en que se aprobará", dijo el presidente del Comité, el republicano Edward Royce.

La aprobación de la legislación "envía un fuerte mensaje a (el presidente venezolano Nicolás) Maduro que el Congreso de Estados Unidos está pendiente de las atrocidades cometidas por su régimen, y que enfrentará las consecuencias", dijo la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, autora del documento.

La ley está dirigida contra responsables de arrestos por motivos políticos y abusos de derechos humanos contra activistas, y de impedir la labor de periodistas y ciudadanos de informar sobre las protestas antigubernamentales que sacuden Venezuela desde febrero.

Esas personas serían objeto de congelamiento de cuentas y propiedades en Estados Unidos, y se les revocarían visas para entrar a ese país.

El gobierno del presidente Barack Obama sostiene que una respuesta de sanciones no es apropiada por el momento, a solo un mes de iniciadas unas complicadas conversaciones entre el gobierno y el sector moderado de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El jueves la subsecretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, dijo ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado (que estudia un proyecto de ley similar al de la cámara baja) que la imposición de sanciones sería "contraproducente", aunque dejó abierta esa posibilidad si el diálogo se estanca en Caracas.

'La protesta no debe y no va a parar', dicen opositores

Mientras tanto, opositores al Gobierno de Nicolás Maduro prometieron este viernes que las protestas ganarán fuerza, un día después de que militares apresaron a 247 jóvenes que acampaban en calles y plazas de Caracas, en una jornada que terminó con la muerte de un policía baleado durante enfrentamientos con manifestantes.

"La protesta no debe y no va a parar hasta que en Venezuela haya libertad, democracia y soberanía", dijo Miguel Barreto, un ejecutivo que faltó a su trabajo para levantar una barricada con basura y palos en una calle de una zona acomodada de Caracas, informó Reuters.

Junto a él, una decena de vecinos aún con pijama se unían a una protesta que crecía tras haber mermado en las últimas semanas, mientras estudiantes universitarios volvían a marchar en las principales ciudades y preparaban movilizaciones para el sábado y el lunes, cuando se cumplen tres meses del fallecimiento de tres personas en las primeras manifestaciones.

A unas cuadras de allí, algunos más avezados juraban que volverían a levantar los campamentos arrasados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) la madrugada del jueves, lugares que el Gobierno califica como "focos de delincuencia" desde donde se planeaba una "insurrección".

Naciones Unidas critica el 'uso excesivo de la fuerza'

La ONU criticó este viernes el "uso excesivo de la fuerza" por parte del Gobierno de Venezuela para desbaratar las "protestas pacíficas" en Caracas y señaló que ha recibido denuncias sobre falta de información del paradero de manifestantes detenidos.

"Condenamos de manera inequívoca toda violencia, por todas las partes, en Venezuela, pero estamos particularmente preocupados por los reportes acerca del excesivo uso de la fuerza por las autoridades en respuesta a las protestas", dijo en Ginebra el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

La ONU reiteró su petición al Gobierno para que "garantice que la gente no será penalizada por ejercer su derecho a reunirse de forma pacífica y a la libertad de expresión".

La condena de la ONU se suma a las de Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

A pesar de haber admitido "excesos" policiales en la represión a las violentas protestas, el Gobierno ha negado rotundamente que en Venezuela se violen los derechos humanos.

Desde la noche del jueves las autoridades liberaron a 12 adolescentes detenidos y cuatro personas con discapacidad auditiva.

La defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, confirmó la liberación y condenó "el reclutamiento de adolescentes y personas con necesidades especiales para servir de carne de cañón en actos delictivos".