Venezuela

Un socialismo pequeño, muy pequeño

Correa, Ortega, Kirchner…: el chavismo ya no inspira ni siquiera a sus antiguos socios.

¿Ha tenido usted, amigo lector, la ocasión de ver el filme Un burgués pequeño, muy pequeño, del italiano Mario Monicelli, realizado en 1977? Si lo vio, con certeza lo recuerda. Si no, vale la pena procurarse el video.

El gran actor Alberto Sordi protagoniza el personaje principal: un burócrata sin brillo llegado a la edad de la jubilación. Una de las primeras escenas de la película describe el coctel de despedida organizado en su honor, durante el cual hace uso de la palabra. Apenas pronuncia una o dos frases, sus compañeros de trabajo comienzan a partir, sin darle importancia a lo que él pudiera contarles.

Su vida privada no es menos decepcionante. El hijo muere víctima de una balacera, aunque al espectador (al menos a este autor) le da la impresión de que podría tratarse de una alucinación del padre, quien se niega a aceptar la realidad: su hijo no murió sino que se fue del hogar para emanciparse. Sea lo que fuere, el padre se afana en encontrar al culpable de la desaparición de su hijo. La esposa, por su parte, se había quedado muda, pues a lo largo de los años su marido nunca le dio voz ni voto en la toma de decisiones.

Al final, vemos al funcionario jubilado sentado en el banco de un parque, balbuceando nimiedades a fin de entablar conversación con madres jóvenes que pasean a sus niños sin prestarle atención al intruso.

Estos son los detalles del filme que, con las imprecisiones propias de la subjetividad de la memoria, marcaron al autor de esta columna. Detalles que, en múltiples aspectos, evocan el llamado "socialismo del siglo XXI".

Para demostrar tal afirmación, comencemos con algo similar al coctel de despedida de la película, a saber, con la ceremonia en torno al primer aniversario de la muerte del padre de aquel socialismo, Hugo Chávez Frías.

En la misma brillaron por su ausencia varios jefes de Estado amigotes del "comandante eterno", en particular Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner y Rafael Correa. Por su parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se abstuvo de asistir al desfile organizado en aquella ocasión.

¿Por qué ese desinterés tan parecido al de los compañeros de labores del funcionario de la película? Pues bien, sencillamente porque el chavismo ya no inspira a nadie. Al ver cómo el control de cambios ha hundido el bolívar, Rafael Correa ha preferido mantener la dolarización de la economía ecuatoriana. Al ver cómo el gobierno venezolano despilfarra los recursos del Estado, Evo Morales ha preferido financiar el gasto público con impuestos. Al ver cómo las expropiaciones han contribuido al derrumbe del sector productivo venezolano, Daniel Ortega abre la economía nicaragüense a la inversión extranjera, en particular estadounidense.

Esos dirigentes siguen siendo cómplices del castrochavismo. No solo porque continúan recibiendo petrodólares venezolanos, sino también porque los une la retórica anti "imperio", el mismo desprecio por los derechos humanos y la libertad de expresión y, no menos importante, espurias ambiciones continuistas calcadas de las dictaduras militares de antaño. Pero en el campo de la economía, miran a Venezuela como un modelo a no copiar.

Mostrar afinidades con el chavismo atraía ayer votos en América Latina. Hoy, los candidatos de izquierda tienden a desligarse del modelo venezolano. Tal fue el caso de Ollanta Humala, quien para poder ganar la presidencia del Perú tuvo que distanciarse del chavismo. Y cuando no se distancian salen mal parados, como le ocurrió este año en las presidenciales de Costa Rica al candidato cercano al chavismo, José María Villalta, quien quedó en tercer lugar con apenas el 17% de los votos.

Por otra parte, a semejanza del hijo del burócrata de la película —quien desapareció por emancipación o muerte—, la juventud venezolana tomó la corajuda decisión de emanciparse del chavismo, aunque por ello esté pagando injustamente un precio espeluznante.

Y al igual que el burócrata del filme, el régimen castromadurista busca alucinadamente un culpable al desamor de la juventud, atribuyéndoselo a la "derecha fascista" y al "imperio".

Como el gobierno castromadurista se empecina en reprimir a quien discrepe de la línea oficial, acusándolo de desacato cuando no de traición, los cuadros del chavismo —cual la esposa del filme— han perdido la voz y olvidado cómo pensar por sí mismos. Obedecen órdenes, no más.

Tal fenómeno se inscribe en el linaje del totalitarismo castrista, cuyo líder Raúl Castro, constatando que el pensamiento oficial en Cuba está totalmente anquilosado, se declara ahora "enemigo de la unanimidad". Pero, ¿cómo puede ese tipo de régimen, ya sea en Cuba o en Venezuela, generar otra cosa que no sea la actitud servil de cuadros que deben su carrera política al hecho de repetir lo que se les ordene aprobar o decir?

Finalmente, al igual que el funcionario de la película pasa su vejez balbuceando tonterías en un parque, el socialismo del siglo XXI ha llegado al ocaso de su existencia liderado por un maestro cum laude de la incoherencia, Nicolás Maduro.

Lo vemos crear un estrambótico Ministerio de la Suprema Felicidad. Lo vemos gritar a las mujeres venezolanas: "¡A parir se ha dicho!" Lo vemos confundir panes con penes y pajaritos que silban con la voz de ultratumba de su mentor. Lo vemos expulsar funcionarios de la embajada del "imperio" y luego proponer a ese mismo "imperio" elevar las relaciones bilaterales al nivel de embajadores. Lo vemos abogar a rajatabla por el diálogo, y al día siguiente advertir que nadie cuente con que el diálogo "dé resultados". ¿Quién puede tomarlo en serio, amigo lector?

Existe no obstante una diferencia radical entre el personaje del filme y el socialismo del siglo XXI, a saber: si parafraseando al inmortal José Ángel Buesa puede decirse que el pequeño funcionario pasará por la vida sin saber que pasó, el "socialismo del siglo XXI" sí dejará una impronta indeleble, y maléfica, que habrá de medirse en términos de expectativas frustradas, promesas traicionadas y sangre derramada.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Socialismo Muy Pequeño ?  Analfabetismo Funcional elSocialismo se encuentra en Canada Noruega Suecia Alemania Finlandia España Francia etc. SocialismoPequeñolospaises Con Mejor Nivelde Vida del Mundo Son Socialistas Como Cuba

Imagen de Armienne la Puta

Todos esos son mandatarios corruptos que se están enriqueciendo con su socialismo tropical como hizo Chávez y está haciendo Maduro.

Son engendros.

Imagen de Anónimo

Esopo: ...y es pederasta. Imagénese al resto de presidentes las virtudes que les adornan.

Imagen de Anónimo

Parafraseando al columnista de El Nuevo Herald NICOLAS PEREZ DIAZ-ARGÜELLES, cuando dijo en un artículo que Presidente Roosevelt decía “Somoza es un hijo de puta pero es nuestro hijo de puta” en Centro América se pudiera decir de Daniel Ortega que es el mejor de los HP gobernantes bolivarianos del Alba, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Para anonimo Anónimo - 30 Abr 2014 - 6:08 am. Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. Como es bueno diferenciar entre “panes y peces”, llegue al Brasil en el primer gobierno de Fernando Henrique Cardoso, en esos casi 20 años, el debate político no ha sido entre capitalismo y socialismo, a pesar del sistema multipartidista y la sociedad civil estar constituidos por numerosas corrientes políticas, el debate ha estado centrado en privatizaciones, crecimiento económico y control de la inflación, calidad del sistema de salud tanto privada como pública, calidad de la educación, reforma tributaria y política entre otras, use la palabra debate para generalizar porque ciertamente en estos aspectos se han desarrollado acciones concretas para su complementación en algunos casos y otras para su concientización. Estas iniciativas y medidas han sido posible por la existencia del estado de derecho, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Muy interesante, pero no del todo cierto, al menos en lo que respecta a Daniel Ortega. Se ha dado por sentado, que Ortega fue una especie de discípulo o seguidor de Chávez, y eso es absurdo, hilarante diría yo. Parásito sí, por supuesto; vividor y sanguijuela, ni duda cabe. Pero lo que no es cierto es que ahora Ortega gobierna bajo una economía de mercado porque vio el desastre en que se convirtió Venezuela. Eso es completamente falso. El sandinismo aprendió la lección por sí mismo, y lo hizo mucho antes de que Chávez apareciera en la escena. Fue la ruina total a la que llevaron al país en los 80, la que los vacunó contra todas esas medidas draconianas y restrictivas aplicadas a la economía. Ortega y su mujer son animales políticos sumamente hábiles, al punto que han logrado mantener por años, un delicado equilibrio entre una retórica incendiaria anti-imperialista y unas relaciones inmejorables con Estados Unidos y sus aliados. No es descabellado pensar, que es éste y no otro, el modelo que pretenden emular los tiranosaurios del Caribe. Sólo que algunos aspectos del modelo son extremadamente difíciles de tragar: una prensa libre, una empresa privada que de vez en cuando le golpea la mesa al dictadorzuelo, un internet sin restricciones, un estado pequeño que sólo representa el 15% del pib nacional, etc, etc, etc. 

Imagen de Anónimo

Muy buen articulo, corto pero que recoje toda la verdad de este engendro    caribeño. "Enemigo de la unanimidad"..........genial.

Cubano Libre.

Imagen de Anónimo

Tremendo Photohop que le han hecho a Dilma. 

Imagen de Anónimo

Si Maduro es un Cadaver Politico, Fidel es un cadaver, que aun respira un poquitin, El simbolo del Fracaso, casi que cubre a toda america Latina, hacia a donde miraron estos Pueblos teniendo el Ejemplo de Cuba tan cerca, sera la antipatia que le inculcaron hacia estados Unidos, por cierto, muy hipocrita, pues viven aqui, se benefician de sus Leyes, y  la hora de hablar le acusan de miles de cosas, que en sus paises de Origen, son mil veces mas abusivas, sin embargo, no las mensionan, pues pueden tener represalias!!! Que malo es USA verdad, no quiere pasar la Ley de Inmigracion, en Cuba no hay esos problemas, la inmigracion Ilegal, es entre Cubanos, y eso se resuelve, montandoles en un Tren y Pa'tras!! Ahi tienen lo malo de USA, aqui hay mas ilegales, que toda la Poblacion de Cuba junta, y les aseguro que un Ilegal, en USA, tiene mas derechos y le son mas respetados, que los cubanos, que nacieron en Cuba!!!

Pero bueno, la ingratitud es tanta, que ciega, y es aprovechada por los Enemigos de la Democracia, que aunque no sea el Sistema mejor del mundo, por ahora, no tiene contrincante, pues le da derechos hasta quienes quieren atacarla y en su lugar instaurar Sistemas de permanencia perpetua en el Poder, a los que bien podian llamarse Psunamis Politicos, que arrazan a su paso con todo lo creado en mucho tiempo, para taer Miseria, Hambre y Falta de Esperanzas, acompanado de Carcels y Paredones que en cualquier momento, comienzan a aparecer !!!

Imagen de Amadeus

Pie de grabado:

"Una burguesa presidenta de dedo; una asaltante de banco búlgara y un fascineroso retirado".