Asia

A la sombra del Kremlin

El intervencionismo de Moscú causa nerviosismo en Asia Central.

"Kazajistán siempre ha estado con Rusia, por 300 años, y por supuesto que ahora va a apoyar a Rusia", dice un agente de bienes raíces kazajo. Apenas un niño cuando la Unión Soviética se desmerengó, admite que Putin "es un poco loco al apropiarse de Crimea", pero de inmediato muestra su rechazo por el gobierno del Maidan. "Los que ahora gobiernan Ucrania también están locos. Creo que Occidente se equivocó con ellos."

En un país donde la mayoría de los medios de comunicación —especialmente la televisión— son rusos o están bajo control estatal, es difícil encontrar personas con una opinión desfavorable hacia la actitud de Putin (de por sí, es raro que los ciudadanos expresen abiertamente sus puntos de vista políticos).

Y es que, a pesar de ser independiente desde hace más de 20 años, las cinco exrepúblicas soviéticas de Asia Central —Kirguistán, Kazajistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Tayikistán—, mantienen fuertes lazos políticos, económicos y culturales con Moscú. Casi todas poseen una importante población étnicamente rusa, país al que han emigrado miles de sus ciudadanos más pobres, donde trabajan como jornaleros —muchas veces ilegales— y contribuyen con cientos de miles de dólares anuales en remesas a las economías de sus países.

Estos gobiernos del Asia Central buscan cómo lograr una mayor integración económica con Rusia. Para ello, el Kremlin ha propuesto la creación de la Unión Euroasiática, un organismo de cooperación regional.

Kazajistán, junto a Bielorrusia, ya es miembro. Por su parte, Kirguistán considera unirse a la troika. Las negociaciones sobre la creación de este organismo se encuentran ya en su fase final. La ceremonia de adhesión al tratado fundacional tendrá lugar en mayo de 2014, en Astana, capital de Kazajistán.

El peligro de la 'reabsorción'

Para el gobierno kazajo, los riesgos de una intervención rusa serían altos, y sus consecuencias, devastadoras. Alrededor del 22 por ciento de la población de esta joven república centroasiática es de origen ruso, y principalmente se concentra en la región norte del país, fronteriza con Rusia. Desde la independencia, en 1991, sectores de esta comunidad vienen exigiendo, aun sin obtenerla, una mayor descentralización, que otorgue más autonomía regional.

Estos reclamos han sido expresados en repetidas ocasiones por lideres nacionalistas de origen ruso. Tan recientemente como en febrero pasado, uno de ellos, Vladimir Zhirinovsky, planteó, a través de una emisora de radio y causando gran alarma en Astaná, que Rusia "reabsorbiera" al Asia Central.

Argumentos como estos serían el arma perfecta para justificar una intervención rusa, a tono con la advertencia de Putin a sus vecinos tras la anexión de Crimea: Moscú no se detendrá a la hora de defender los intereses de la población rusa en los países de la antigua Unión Soviética.

La respuesta de Astaná no se hizo esperar. A principios de abril, el parlamento nacional anunció que un próximo código penal, actualmente en discusión, incluirá un artículo que criminalizará cualquier pronunciamiento de carácter separatista, con penas de hasta 10 años de cárcel.

De igual modo, la postura del gobierno de Nursultan Nazarbayev sobre la anexión rusa de Crimea busca minimizar la posibilidad de una intervención rusa en su país. Tras un inicial respaldo público a Ucrania, Kazajistán se abstuvo en la votación sobre la resolución de condena a la anexión presentada por Kiev ante la Asamblea General de Nacional Unidas.

Mientras manifestó su voluntad al presidente Barack Obama y la canciller Ángela Meckel de servir como mediador con Rusia para una solución pacífica a la crisis, Nazarbayev le ha brindado al Kremlin pleno apoyo en su impasse con Occidente, dejando bien claro que "Rusia es un aliado natural de Kazajistán".

Para el dictador kazajo, la situación está más clara que el agua. Aunque esté en contra de la política agresiva de Rusia, condenarla públicamente podría disgustar al Kremlin de tal modo que ripostara alentando los sentimientos nacionalistas rusos y el descontento a las puertas de Astaná.

Se trata de un riego demasiado grande para un gobernante septuagenario, que por más de 23 años en el poder ha logrado mantener la integridad territorial de una de las naciones más multiétnicas de Asia. Todos ello, mientras ha impulsado una política identitaria afincada en las tradiciones culturales y lingüísticas kazajas, fuertemente reprimidas durante la Unión Soviética. No solo está en juego un pedazo del país, sino el delicado equilibrio político y la convivencia entre los diferentes grupos étnicos. Esto podría llegar a costarle a Nazarbayev el poder que ha mantenido de forma absoluta por más de dos décadas, y la destrucción del proyecto de nación que se ha dedicado a crear.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Que ganas tienes de buscar bronca y polemica, Anónimo - 24 Abr 2014 - 1:30 am.

Tu comentario NO pega!! ajjajaj

Y en tu defensa lo que haces es denigrar AUN MAS , a aquellos viejos que alguna vez creyeron en rusia y su comunismo.

Imagen de Anónimo

Mi amiracion Hacia Vladimir Putin y al Pueblo Ruso Por lo Menos Su Gobierno le ha Dado Educacion Salud Servicios medico a Otros paises enseñando, y Hoy Rusia No es un Pais Genocida Como Otros Como Otro que solo Exporta Muerte

Imagen de Anónimo

Estimado Esopo, 

Tal y como dices, los líderes pos-soviéticos de Asia Central están practicando un claro ejercicio de realpolitik. Por su puesto, es un delicado juego de poderes e intereses. Por un lado, internacionales, porque deben de cuidar de que el respaldo al Kremlin no perjudique sus relaciones con Occidente. Por el otro, y este a nivel doméstico y quizá más peligroso, porque deben jugar con la "llave de escape": reprimir lo suficiente para que no se les desestabilice el poder pero no pasarse de rosca y provoque una repulsa tal entre la población que lleve a una rebelión inevitable, con altos costos humanos. 

Imagen de Anónimo

Algo en comun de aquellas asias con estos caribes es la enorme cantidad de gente que esta aparentemente sin hacer nada en plazas, calles y callejones. Siempre con el movil en la mano atentos a la esperada llamada con la que ultimar un bisnes. Esos bisnes que se ultiman en oscuros callejones o dentro de discretos carros de cristales tintados, bisnes de los que nadie sabe nada pero que todo el mundo sabe todo. Bisnes de ciudades porque en los campos la gente sigue en lo de siempre, como desde hace 200 años: pastores, campesinos y mineros. Pero en la era de la informacion global todos estan bien informados: unas pocas familias, que han encontrado la manera de validar con unguentos democraticos sus cargos politicos de antaño, informan al "publico" de quien es el bueno y el malo de la pelicula, Rusia si o Rusia no, EEUU si o EEUU no, segun les venga a ellas el viento. Vientos que ellas definiran como favorables aunque los demas se mojen bajo tormentas. Ademas de la influencia imperial de la geoestrategia, no deberiamos olvidar a las codiciosas e insaciables elites de los paises  en cuestion.

Es bastante comun escuchar que a los hombres se les mide no por lo que tienen sino por sus amigos. Y que cuando te equivocas de amigos, te cae una tormenta. Apliquese a Washington, Moscu y Bruselas (aunque estos tres saben muy bien como alimentar a la bicha)

Imagen de Anónimo

Todos estos "Stans" tienen una poblacion tambien de musulmanes, muchos radicales.  Estos paises necesitan de Rusia para mantenerlos al margen, con los servicios de intelegencia rusa.

Imagen de Anónimo

Aimel, Anónimo - 17 Abr 2014 - 9:54 pm. Puso un link sobre Ucrania, que además de nosotros los cubanos y ucranianos deberían de leerlos “líderes” occidentales (LO) y los semi-mandantes actuales ucranianos y fundamentalmente Obama para que aprendan a conducir la política sobre Ucrania, porque los errores políticos se pagan caros y más cuando se tratan de política internacional o mejor dicho de política global por involucrar diferentes países y gobiernos más tratándose de los del G8, porque estoy incluyendo a Rusia. Acostumbro a hacer un símil entre Maduro y los LO porque Maduro en su ignorancia no supo distinguir que el 50% de los venezolanos lo detestaban y como resultados de esa elecciones que lo llevaron a presidente de Venezuela debería de procurar gobernar para todos los venezolanos incluso para la oposición, los LO después de reunirse con el gobierno procurando una solución salían para la plaza a instigar a los manifestante sin darse cuenta que después de precipitar la caída del gobierno tendrían una Ucrania dividida mitad pro-occidental mitad pro-rusa, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Aimel, cuando leía tu articulo me vino a la mente una palabra muy usada por el analista Eugenia Yánez, realpolitik, que es lo están usando los líderes de las cinco exrepúblicas soviéticas de Asia Central al tener en cuenta sus intereses específicos y los intereses estratégicos de Rusia, que fue lo que no estuvieron en cuenta los “lideres” occidentales y los actuales semi-mandantes ucranianos al precipitar la caída del gobierno constitucional de Ucrania. Puse semi-mandantes porque el actual gobierno solo manda en Kiev y en su parte Norte porque en la parte Este lo que están mandando son los pros-rusos y por carácter transitivo Putín, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

por favor para comentar estudien la historia y lo que pasa en ucrania sera mas entendible, lean Ucrania en WIKIPEDIA y veran que es ucrania y porque pasan esas cosas http://es.wikipedia.org/wiki/Ucrania 

Imagen de javier monzon velazques

Rusia siempre ha sojuzgado a Ucrania; recuerdo una novela comunista llamada "Asi se forjo el acero" que trataba de la "lucha" del  Ejercito Rojo ruso por "liberar" -reconquistar-al pais de los nacionalistas, en 1918. En esa novela, logicamente, los" buenos" eran los invasores comunistas , y los "malos" los patriotas ucranianos.

Imagen de Anónimo

Empezando de abajo hacia arriba: No se puede permitir a un gobernante, gobernar  por un segundo termino. NO! Se endiosan y el pueblo ve en él a el unico lider. NO!Toda la exURSS tienen a rusohablantes. Rusia con su gobierno central en Rusia, con sus "lideres" rusos y su parlamento ruso goberno a esas republicas y envio a sus mejores aliados rusos a cuidar sus intereses a esas republicas por 70 años, que dejaron descendencia "rusa" en esas republicas. El gobierno ruso obligo a los nativos de esas otras 14 republicas a hablar ruso. Impuso el ruso como idioma oficial y los niños no podian hablar el idioma de los padres en las escuelas, tenian que hablar ruso, ruso y mas ruso. Impuso la bandera rusa y las banderas de esas republicas quedaron relegadas a un trapo. Rusia exploto a las republicas de una manera descomunal. Por eso las republicas con "tán" son tan dependiente de Rusia, ya que no tienen economia interna, ya que Rusia las destrozo, arraso en esos lugares. Ahora: Con Ukrania es diferente. Ukrania siempre fue mas rebelde. Aunque Ukrania estaba bien pisada bajo la bota del Kremlin, Ukrania siempre quiso sacar la cabeza. Rusia explotaba a Ukrania, pero Ukrania sobrevivia, se superaba. Afortunadamente, Ukrania tiene mejor clima que Rusia y la agricultura es mas favorable; pero a Rusia le molesta que Ukrania se supere, le molesta no poder explotar a Ukrania como lo hacia antes y por eso quiere volver a ponerle a Ukrania su bota. Pero eso: No va a pasar!