Costa Rica: Elecciones

El académico de centroizquierda Luis Guillermo Solís arrasa en la segunda vuelta

El académico de centroizquierda Luis Guillermo Solís arrasó el domingo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Costa Rica, despojando del poder a un partido gobernante salpicado por los escándalos de corrupción, informa Reuters.

El exdiplomático de 53 años, miembro del Partido Acción Ciudadana (PAC), obtuvo el 77,9 por ciento de los votos, frente al 22,1 por ciento de Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional (PLN), con el 94 por ciento de las mesas procesadas, según el Tribunal Supremo de Elecciones.

Miles de jubilosos seguidores de Solís portaron banderas rojas y amarillas del PAC en las calles de San José y los conductores tocaron las bocinas a modo de celebración. Su victoria arrebata al PLN el poder, que ostentaba desde 2006.

"Caminaremos por la ruta de la honradez, de la equidad y de la honestidad (...) el pueblo de Costa Rica decidió cambiar", dijo el político, que tomará las riendas del país el 8 de mayo.

"Pretendo como presidente de los costarricenses, con el favor de Dios y con el apoyo de todas y todos, hacer valer el cambio que el pueblo demanda", agregó.

Solís ganó inesperadamente la primera vuelta en febrero, al capitalizar el malestar por la desigualdad y los escándalos de corrupción, dejando atónitos a los encuestadores, que lo habían colocado en un cuarto puesto en las preferencias. Sin embargo, no logró la mayoría necesaria para evitar una segunda vuelta.

Araya había llegado como favorito a la primera ronda.

Una investigación sobre denuncias de abuso de autoridad y malversación de fondos mientras Araya era alcalde de San José hizo difícil que el candidato oficialista se distanciara de los escándalos del partido en la nación cafetalera, famosa por su ecoturismo.

Araya, ingeniero agrónomo, se había retirado de la campaña el pasado 5 de marzo tras reconocer sus pocas posibilidades de triunfo, aspecto que se vio reflejado hoy en las urnas y que supuso un duro golpe para su partido.

Pese a su amplio triunfo, Solís tendrá que transitar por un camino lleno de obstáculos.

Amenazado por una tasa de abstención el domingo del 43 por ciento —algo bastante común en una segunda ronda— y por un Congreso dividido, Solís podría enfrentar un mandato débil. Su partido tendrá solo 13 de los 57 escaños en el Congreso, mientras el PLN de Araya tendrá 18.

Aunque la creciente deuda de Costa Rica se sitúa ya en más de la mitad del Producto Interior Bruto (PIB), Solís ha dicho que va a esperar dos años antes de subir impuestos y al mismo tiempo ha prometido aumentar el gasto social.

El PAC, fundado en el año 2000, no había ejercido antes el poder, pero estuvo cerca de ganar las elecciones del 2006, cuando su candidato, Ottón Solís, perdió ante el Premio Nobel de la Paz Oscar Arias (2006-1010), por poco más de un 1%.

Con el triunfo de este domingo, el PAC puso fin a un bipartidismo en la presidencia que inició en 1982 entre el PLN y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), este último muy afectado desde hace una década por escándalos de corrupción, reportó EFE.