Represión en Venezuela

El Gobierno reprime con gases lacrimógenos y perdigones protestas por el arresto de alcaldes opositores

Nicolás Maduro 'le echó gasolina a la candela, él y solo él será responsable de la situación que se desarrolle', dice Capriles.

Agentes de la policía antimotines reprimieron el jueves con gases lacrimógenos y carros lanza agua una manifestación de miles de personas en Caracas, en rechazo al arresto de dos alcaldes de la oposición, reporta la AP.

Algunos de los manifestantes, en su mayoría estudiantes, arrojaron objetos a los uniformados. Según el diario El Nacional, los efectivos respondieron disparando perdigones.

Los manifestantes se habían concentrado en rechazo a la detención el miércoles del alcalde de San Cristóbal (Táchira), Daniel Ceballos, y el de San Diego (Valencia), Vicencio Scarano.

Posteriormente, jóvenes montaron barricadas y se apostaron debajo del Puente de las Mercedes, cercano al lugar de concentración.

El Nacional informó que a la protesta asistieron varios líderes de oposición, como el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, y el alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

'Gasolina a la candela'

Nicolás Maduro "le echó gasolina a la candela, él y solo él será responsable de la situación que se desarrolle en el país, que el mundo lo sepa", dijo Capriles en su cuenta en Twitter.

Las "protestas pacíficas" seguirán "en todo el país exigiendo justicia y condenando las acciones fascistas del Gobierno", añadió.

El alcalde Ceballos esperaba el jueves que la justicia decida si será traslado a su localidad o juzgado en Caracas. Scarano, en tanto, fue condenado a cumplir 10 meses y 15 días de prisión por desacatar la orden del Gobierno de eliminar las barricadas en su localidad.

Los arrestos se dan en el marco de una ofensiva del Gobierno de Nicolás Maduro para obligar a los alcaldes opositores a evitar el cierre de vías durante las protestas contra el Gobierno que desde hace un mes generan duros enfrentamientos en Venezuela.

Ceballos fue detenido pocas horas después de fuertes disturbios que dejaron, según testigos consultados por AP, más de una docena de heridos en la localidad de Rubio, también en Táchira.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres, dijo que enfrentaría cargos por los presuntos delitos de "rebelión civil y agavillamiento", que implica el concurso de varias personas para cometer un delito.

Durante las protestas, Ceballos ha criticado la represión de las fuerzas de seguridad en su localidad, que además de ser un bastión de la oposición fue el germen de las manifestaciones que se han multiplicado por toda Venezuela.

Paralelamente, el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó el miércoles el encarcelamiento y destitución de Scarano por desacatar una medida cautelar para impedir las "guarimbas" (barricadas). El director de la policía de esa localidad, Salvatore Lucchese Scaletta, también fue llamado en desacato. Ambos fueron condenados a cumplir 10 meses y 15 días de prisión.

El abogado de Scarano, Alfonso Medina Roa, dijo que el alcalde fue sometido a un "juicio exprés" y que el proceso se hizo "sin ningún tipo de reglamentación". Agregó que fue "fue condenado sin acusación".

Paralelamente, el gobernador oficialista de Carabobo, Francisco Ameliach, dijo que en la madrugada del jueves fue saqueado un comercio de carnes, incendiada una tienda y un camión de carga de combustible en San Diego. "Grupos terroristas que fueron sembrados y protegidos en San Diego por sus autoridades", señaló Ameliach en su cuenta de Twitter, sin ofrecer detalles.

31 muertos

Los opositores llamaron a movilizaciones en todo el país ante la ofensiva del Gobierno. Durante una conferencia de prensa el ministro Rodríguez Torres dijo que los opositores no habían solicitado autorización para las marchas.

Otros alcaldes también están enfrentando amenazas de encauzamiento.

Maduro aseguró repetidamente que si los alcaldes opositores no toman acciones para evitar el bloqueo de las vías serían objeto de "medidas judiciales" en su contra.

"Estas decisiones son órdenes de justicia, no es el Gobierno quien decide detener a nadie", dijo, sin embargo, el ministro Rodríguez Torres.

Universitarios y opositores protagonizan desde febrero protestas callejeras contra la galopante inflación —que en el segundo mes del año alcanzó una tasa anualizada de 57,3%—, la escasez de bienes básicos y la creciente criminalidad.

Las protestas han dejado 31 fallecidos. De ellos "25 son civiles y seis funcionarios policiales, militares y funcionarios públicos", dijo la fiscal general Luisa Ortega este jueves, reportó EFE.

El número de heridos asciende a 461 personas, divididos entre 318 civiles y 143 agentes policiales y militares, mientras que la cantidad de personas que permanecen detenidas actualmente en conexión con hechos de violencia en las protestas llega a 121, agregó Ortega.

Amnistía Internacional: Caracas habría iniciado una 'caza de brujas'

En Londres, Amnistía Internacional (AI) consideró que el arresto de alcaldes en Venezuela "podría ser el inicio de una caza de brujas".

"Las autoridades de Venezuela parecen preparar el escenario para una caza de brujas contra los líderes de la oposición", dijo la directora adjunta del Programa para América de AI, Guadalupe Marengo.

Marengo se refirió a la detención de Ceballos por supuesta "rebelión civil".

"Es una señal del deterioro de la situación de los derechos humanos en el país", dijo en un comunicado, reportó EFE.

AI también criticó las declaraciones en las que el ministro de Interior de Venezuela calificó la detención de Ceballos como un "acto de justicia".

"Estas declaraciones merman el derecho a la presunción de inocencia, que es la piedra angular de la justicia", señaló la organización.

Si las autoridades venezolanas "no respetan los derechos humanos y no actúan con moderación, sus acciones provocarán aun más violencia", advirtió

Preocupación en Washington por María Corina Machado

Entretanto, Washington se mostró "profundamente preocupado" por la detención de Ceballos y Scarano, y criticó la medida que busca retirar la inmunidad parlamentaria y "enjuiciar" a la diputada opositora María Corina Machado.

"Venezuela debería detener la violencia contra los ciudadanos y los funcionarios de oposición, liberar a aquellos injustamente encarcelados, levantar las restricciones a la libertad de prensa y comprometerse con un diálogo incluyente", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su conferencia de prensa diaria.

Por otra parte, un portavoz del Departamento de Estado expresó su preocupación por el caso de Machado.

"Los problemas de Venezuela no pueden resolverse a través de la criminalización de la disidencia", señaló el portavoz, que pidió el anonimato.

"El Gobierno venezolano está tratando de quitar a una de sus opositoras su inmunidad parlamentaria y enjuiciarla en un momento en el que debería estar eligiendo el diálogo por encima de la confrontación, y cuando hay graves problemas económicos y sociales que requieren una solución mediante un proceso democrático", agregó.

Machado se encuentra de visita en Washington donde participará el viernes en una sesión ordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Los países regionales no pueden seguir mirando al costado. Lo de Venezuela es un caso de DDHH y no hay "injerencia" porque están matando inocentes por el sólo hecho de expresar sus ideas.

Si los autores materiales de los asesinatos son Maduro y sus secuaces, los autores intelectuales son RC y el G2, a quienes no le importan darle bala a los indignados.

Imagen de Anónimo

es importante para las americas que se transmita lo mas posible el consejo de la oea para ver que van hacer con la presencia de corina