Venezuela

Médicos: 'El sistema de salud está en terapia intensiva'

Archivado en:

Faltan al menos cinco de cada diez productos, dice la Federación Farmacéutica. El Gobierno asegura que la importación y distribución fluye sin problemas.

Sergio Tovar agonizó durante cinco días en un hospital con un sangrado estomacal, a la espera de un medicamento difícil de encontrar en Venezuela. Portador de un desorden sanguíneo llamado hemofilia, sobrevivió solo porque sus familiares y amigos recorrieron las farmacias y hospitales del estado occidental de Apure hasta dar con un sustituto de una proteína coagulante que dejó de ser importada debido a la falta de dólares, informa Reuters.

"En el Seguro Social dicen que no han hecho la compra", dijo Jenny Sequeda, una prima que ayudó a localizar el medicamento.

"Está en riesgo la vida de todas las personas con la condición de hemofilia", añadió la mujer, cuyo hijo de seis años tiene la misma enfermedad y recibió por última vez el coagulante a mediados de enero, cuando normalmente debería tomar dos dosis semanales.

Retrasos en la liquidación de divisas a través de un sistema de control de cambio han elevado las deudas de los importadores con sus proveedores internacionales, congelando líneas de crédito y retrasando la compra de productos sensibles como la medicina que necesita Tovar.

Los importadores y fabricantes de medicamentos y equipos médicos dicen que deben unos 1.200 millones de dólares a sus proveedores. Y eso llevó a que en las farmacias falte casi la mitad de los medicamentos, según empresarios del sector.

"De cada 10 productos que le pedimos a los distribuidores, conseguimos cinco. Y a lo mejor me estoy quedando corto", dice Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela.

La escasez de medicamentos es parte de un problema más amplio de desabastecimiento de productos de primera necesidad, que va desde leche a papel higiénico. Y junto con la inflación de un 57 por ciento anual fue uno de los detonantes de una ola de protestas que ha dejado 31 muertos y cientos de heridos.

Ceballos dijo que el Gobierno prometió recientemente hacer un cronograma para liberar las divisas, pero no cumplió. Lo que más escasea, dijo, son los medicamentos para la diabetes, la hipertensión, problemas del sistema nervioso y enfermedades cardiovasculares.

Caracas mantiene un sistema de control de cambios que asigna dólares a diferentes precios, según sean productos de primera necesidad o no.

El Gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro dice que tiene suficientes dólares para atender la economía.

Los retrasos, explican los funcionarios, obedecen a que las solicitudes de divisas son revisadas minuciosamente para evitar que los importadores compren dólares baratos para venderlos en el mercado negro, con ganancias por encima de 1.000 por ciento.

Sin medicamentos ni equipos para el cáncer

Organizaciones no gubernamentales como Codevida, que agrupa a pacientes con enfermedades graves, han alertado sobre el desabastecimiento de medicinas y equipos cruciales como los tomógrafos y máquinas de radiación para tratar el cáncer.

Venezuela importa un 60 por ciento de los medicamentos que consume y gran parte de los reactivos para fabricar otros en casa.

El problema, explica el presidente de Codevida, Francisco Valencia, es que los importadores privados son los mismos que abastecen a sistema de salud pública.

"Hay medicamentos importantes en el tratamiento de pacientes con cáncer que están llegando irregularmente a ciertas zonas del país", dijo Valencia.

La Asociación de Clínicas Privadas dice que faltan al menos 220 productos —entre medicamentos y equipos— que antes formaban parte de sus inventarios.

El presidente Maduro defiende la mejora de la salud pública durante la década y media que gobernó su mentor Hugo Chávez, quien murió de cáncer el año pasado.

"Dicen que el sistema de salud está en el piso", dijo la semana pasada durante la graduación de 2.500 médicos que irán a trabajar en los rincones más pobres del país. "¡No! Se ha ido levantando del subsuelo, del infierno donde lo consiguió Hugo Chávez".

La salud pública es defendida por el Gobierno como uno de los principales logros de la "Revolución Bolivariana" de Chávez.

Chávez creó una red de consultorios en los barrios humildes de Venezuela y contrató a miles de médicos cubanos para atender a la población.

También con apoyo de sus aliados en La Habana, formó a miles de médicos "comunitarios" para llevar la atención médica a los rincones más pobres de la nación de 29 millones de habitantes.

Para el Gobierno, todo va bien

El Gobierno dice que desde que Chávez llegó al poder en 1999 el número de médicos en Venezuela pasó de 20 a 80 por cada 100.000 habitantes.

Pero para miles de médicos y enfermeros en batas blancas que se congregaron la semana pasada en las plazas de Venezuela para protestar por la falta de medicinas e insumos, los esfuerzos del Gobierno por mejorar el sistema de salud han fracasado.

"La salud está en terapia intensiva", dijo Ana Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas.

"Tenemos suministros aproximados para un mes y medio, tanto en los hospitales públicos como en el sector privado", agregó.

En una escena común en la polarizada nación petrolera, a pocos metros de allí cientos de médicos y trabajadores de la salud marchaban para celebrar los logros de la revolución.

"Somos un contingente de médicos que seguimos batallando, trabajando hasta ahora sin problemas de insumos y de manera excelente gracias al convenio Cuba-Venezuela", dijo Yasmín Lucchi, una estudiante de medicina de 23 años que llevaba un collar con la imagen de los ojos de Chávez.

El Gobierno asegura que la importación y distribución de medicinas fluye sin problemas.

Según el mecanismo de control de cambio, los medicamentos son importados a una tasa de 6,3 bolívares por dólar, que es casi la mitad de la que se usa para los productos de primera necesidad.

Pero el sector privado calcula que necesita al menos 15.000 millones de dólares para saldar sus deudas y poder restablecer el normal abastecimiento.

El Gobierno está en proceso de crear un tercer sistema de asignación de divisas, con el que espera mejorar el flujo.

Pero los pacientes están perdiendo la paciencia.

Margot Guerrero, una mujer de 35 años que recorrió sin éxito tres hospitales buscando medicamentos para tratar pólipos en el estómago y el colon, sacó su frustración a las calles.

"No soy chavista, ni opositora", dijo durante una reciente protesta en Caracas. "Pero si tuviera oportunidad de conocer a Nicolás Maduro, le diría que la salud es de todos".

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

por falta de consejos no fue , bien claro que los cubanos alertaron a venezuela lo que habia y lo que vendria si seguian votando por chavez, ahora comenselo con papas su socialismo ya eso no lo arregla nadie tendran comunismo alli por decadas como en cuba se lo merecen, pero ya veran como se acostumbran al igual que los cubanos, la costumbre es mas fuerte que el amor

Imagen de Anónimo

Me da mucha pena con el pueblo venezolano, pero a los cubanos los engañaron miserablemente, pero los venezolanos sabían hacia donde iban.

Imagen de Anónimo

Cuab es una potencia medica...el problema es que el exponente es negativo.

KT

Imagen de Anónimo

Hay Cuba, que has hecho con Venezuela...

Estas destruyendola poco a poco, muy pronto no habra ni oxigeno para poder respirar.

Arde Venezuela y Fidel, Raul y Maduro comiendo comidas exoticas y disfrutando del mejor vino como si nada pasara. Pobre pueblo venezolano, pronto va a pedir agua por señas !!!