Ucrania

Washington anuncia sanciones contra Yanukóvich, funcionarios rusos y de Crimea

Al expresidente ucraniano, lo acusa de 'amenazar la paz, seguridad, estabilidad, soberanía y integridad territorial, minar las instituciones y el proceso democrático'.

Estados Unidos anunció este lunes sanciones económicas contra siete rusos y cuatro ucranianos, entre los que se encuentran el "autoproclamado" primer ministro de Crimea y el depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, reporta EFE.

Estas represalias por la celebración este domingo de un referendo en la región ucraniana autónoma de Crimea para avanzar en su anexión a Rusia tienen como objetivo los activos privados que estén bajo la titularidad de personas que han tenido un papel clave en la crisis, pero "no las compañías que gestionen en nombre del Estado ruso", según señala el anuncio oficial.

Uno de los sancionados es el depuesto presidente Yanukóvich huido a Rusia tras las protestas en su contra, por "amenazar la paz, seguridad, estabilidad, soberanía y integridad territorial de Ucrania y minar las instituciones y el proceso democrático".

En la lista también aparecen el primer ministro de la región autónoma de Crimea, Serguei Aksionov, del que Washington dice que se ha "autoproclamado" líder y "ha rechazado la autoridad legítima del Gobierno de Kiev", ahora en manos de un Ejecutivo elegido por el Parlamento tras la salida de Yanukóvich.

Junto a Aksionov ha sido sancionado el presidente del parlamento crimeo, Vladímir Konstantinov, por haber sido el artífice de la declaración de independencia de la región del pasado 11 de marzo, cuando rechazaron la legitimidad de Kiev y permitieron que tropas comandadas por Moscú aislaran toda la península de Crimea.

También está sujeto a sanciones uno de los hombres más poderosos de Ucrania y amigo personal del presidente ruso, Vladimir Putin: Víktor Medvedchuck, líder de un movimiento político a favor de estrechar las relaciones con Rusia, al que Estados Unidos acusa de ayudar material y financieramente a Yanukóvich y haber liderado acciones contra la oposición proeuropea durante la crisis.

Con la intención de golpear a figuras políticas clave en las maniobras políticas del Kremlin para anexionarse Crimea, hogar de la flota rusa del Mar Negro, las sanciones también incluyen a Dmitri Rogozin, viceprimer ministro ruso y exembajador de Moscú ante la Alianza Atlántica (OTAN).

Las sanciones apuntan a algunos de los más críticos en la Duma (Parlamento ruso) con la postura de Occidente, o responsables de legislaciones que han sido criticadas por Washington.

Entre los sancionados están el encargado de asuntos con miembros de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) en la Duma, Leonid Slutski; la presidenta del Consejo de la Federación (Senado), Valentina Matvienko, y el senador Andréi Klishas, que ha redactado un proyecto de ley que permitiría decomisar activos extranjeros como represalia a las sanciones contra Rusia.

También está Yelena Mizulina, parlamentaria ejecutora de las conservadoras leyes contra los homosexuales y mano fuerte de Putin en el Legislativo.

Aunque incluyen también a los economistas Vladislav Surkov y Serguei Gláziev, dos de los asesores más cercanos de Putin, las sanciones tienen aún espacio, si deciden ampliarse, para afectar a políticos rusos de más alto rango o a empresas estatales.

La cúpula prorrusa de Crimea respondió de inmediato que las sanciones estadounidenses no impedirán la unificación de la península ucraniana con Rusia.