China

Muere en prisión la disidente china Cao Shunli

Archivado en:

El régimen de Xi Jinping le negó el tratamiento médico durante varios meses.

Abogados de Cao Shunli informaron que la activista china a favor de los derechos humanos murió detenida, luego de que se le negara tratamiento médico durante varios meses.

Las mismas fuentes informaron que solo le permitieron entrar en el hospital después de que uno de sus órganos vitales fallara el mes pasado, reportó la BBC.

Cao Shunli, de 52 años, hizo una protesta el año pasado a las puertas de la Cancillería de China y fue detenida en el aeropuerto de Pekín el pasado mes de septiembre.

"Su cuerpo estaba muy débil y fue enviada al hospital demasiado tarde, la policía es responsable", dijo a la AFP su hermano, Yunli Shunil.

De momento solo la familia ha tenido acceso al cadáver, aunque no han podido recuperarlo y han visto numerosas heridas en su cuerpo, cuyo origen no ha sido explicado, informó Europa Press.

Según el abogado Liu Weiguo, la activista, padecía tuberculosis y una grave enfermedad hepática, pero no recibió finalmente la condicional hasta que se demostró que estaba enferma terminal.

El hermano pequeño de Cao tiene intención de demandar al Centro de Detención de Chaoyang, en Pekín, por denegar atención médica a la fallecida.

"La comunidad pro Derechos Humanos está indignada en su totalidad por esta situación", denunció el letrado.

Esta información tiene lugar poco después del inicio de la sesión en Ginebra del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, para el que China resultó elegida el pasado mes de noviembre en medio de una gran controversia.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

A nadie le importa. Es una víctima mas de los Comunistas, y las víctimas de los comunistas, según la opinión de la izquierda internacional, se merece lo que le pase.

Imagen de Anónimo

     Que en paz descanse, y que Dios o Buda le acoja en su seno y le proporcione el consuelo que el Estado de su país (otra asquerosa dictadura comunista, como la cubana y venezolana) no le concedió en vida. Que Dios o Buda también, le devuelvan a dictadores como los chinos, o el resto de los comunistas, centuplicado todo el daño que han hecho con esta mujer y el resto de sus víctimas. Especialmente a esta recúa de explotadores y cuentistas chinos, similares a los Castro. Por lo demás, ahí tienen al célebre Consejo de Derechos Humanos de la ONU -como el resto de ese organismo, hace oídos sordos con Ucrania, Siria, Corea del Norte, Cuba o China-, no sirve para nada. Los Estados Unidos debían pasarle a esos países la cuota de mantenimiento de la ONU, puesto que la han hecho suya, o acabar con ella, tomando en cuenta que la actual situación de la ONU se asemeja a lo que Hitler, Stalin o Mussolini con Japón, hicieron con la antigua Sociedad de Naciones, que desapareció. A la basura espacial habría que condenar a estos dictadores comunistas y vividores ideológicos (ya ven los millones de dólares ocultos de la cúpula política bolivariana de Venezuela en Panamá, mientras mata de hambre a su pueblo, o los millones de Putin o de los dirigentes chinos, o de los cubanos, especialmente los de Fidel). A los comunistas debían dejarles en el espacio para que entren en el "agujero negro" y desaparezcan para siempre de la Galaxia.