Represión en Venezuela

AI y HRW exigen a Maduro la liberación 'inmediata e incondicional' de Leopoldo López

Los cargos contra López suponen 'un intento motivado políticamente para silenciar a los disidentes del país', dice Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional (AI) consideró que los cargos presentados contra el dirigente opositor Leopoldo López suponen un "agravio" a la justicia y pidió su liberación a las autoridades venezolanas, reporta EFE.

En un comunicado emitido en Londres, AI indicó que los cargos contra López, que afrontaba una orden de captura por incidentes ocurridos el pasado miércoles al término de una marcha contra el Gobierno en la que murieron tres personas, suponen "un intento motivado políticamente para silenciar a los disidentes del país".

López, líder del partido Voluntad Popular, se entregó el martes a agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

La orden de captura en su contra, cursada por un tribunal de Caracas, acusa a López, entre otros cargos, de homicidio y terrorismo.

"Las autoridades venezolanas deben o bien presentar evidencia sólida para sostener los cargos contra López o liberarlo inmediata e incondicionalmente", afirmó en la nota Guadalupe Marengo, subdirectora del programa de las Américas de Amnistía.

Marengo señaló que "estos cargos parecen estar motivados políticamente por su liderazgo en las recientes protestas contra el Gobierno" y agregó que esta organización pro derechos humanos "no ha visto las evidencias que sostienen esos cargos".

Según AI, Leopoldo López habría sido acusado de homicidio, lesiones corporales graves y otros delitos en relación con la muerte de tres personas.

Por su parte, la organización Human Rights Watch (HRW) también exigió al Gobierno de Venezuela la liberación "inmediata e incondicional" de Leopoldo López.

"El arresto de Leopoldo López es una violación atroz de uno de los más básicos principios del debido proceso: no se puede encarcelar a alguien sin tener pruebas que lo vinculen con un delito", dijo en un comunicado José Miguel Vivanco, director de HRW para las Américas.

Vivanco aseguró que "las autoridades de Venezuela no han aportado hasta ahora ninguna prueba seria —para acusar a López—, solo insultos y teorías de conspiración".

"La única causa probable aquí parece ser el hecho de que López es un oponente político del presidente, pero desafortunadamente, en un país sin una Justicia independiente, esto puede ser suficiente", consideró.