Venezuela

Maduro llama a Leopoldo López 'prófugo fascista' y le dice que se entregue

Archivado en:
  • Un escuadrón de la inteligencia militar allana la sede de Voluntad Popular.
  • El mandatario advierte que ha ordenado castigar cualquier acto que considere 'de hostigamiento, violencia o expresión de odio'.
  • Capriles: Maduro quiere evadir sus responsabilidades y 'mostrarse como víctima'.

Las autoridades de Venezuela allanaron el jueves el local del partido opositor Voluntad Popular buscando a su líder, Leopoldo López, uno de los principales impulsores de las marchas antigubernamentales en las que han muerto tres personas; mientras el presidente, Nicolás Maduro, prometía castigar los responsables de lo que él considera un intento de golpe de Estado.

El Ministerio Público ordenó arrestar a López, exalcalde de un rico distrito de Caracas, bajo duros cargos de terrorismo y homicidio, informa Reuters.

"Ya están requeridos por la justicia así que yo les digo a estos prófugos fascistas: entréguense", dijo Maduro el jueves refiriéndose a López y otros dos activistas opositores con orden de captura: el militar retirado Iván Carratú y el exembajador venezolano en Colombia Fernando Gerbasi.

Horas antes, un escuadrón de la inteligencia militar empuñando armas largas irrumpió en las oficinas del partido de López, en el centro financiero del país.

Como no lo hallaron, se retiraron mientras quienes se encontraban allí dijeron que los militares, con uniformes negros y chalecos antibalas, no tenían una orden de allanamiento. La operación, denunciaron, fue "un abuso de poder".

López dijo que estaba en Venezuela y que seguiría en las calles con "fuerza", al tiempo que retó a Maduro: "Nicolás Maduro ¿no tienes las agallas para meterme preso? ¿O esperas órdenes de La Habana? Te lo digo: la verdad está de nuestro lado", escribió en su cuenta de Twitter.

La orden de detención contra el economista de 42 años llega después que Maduro prometiera medidas tras los enfrentamientos del miércoles entre simpatizantes del Gobierno y opositores, que dejaron 66 heridos además de los tres muertos.

Según las autoridades, 69 personas fueron detenidas tras los choques, medio centenar de automóviles fueron incendiados y se produjeron cuantiosos daños a la infraestructura pública.

'No todo es caro en Venezuela: la vida no vale nada'

Casi un año después de la muerte de Hugo Chávez, el mentor de Maduro, el derramamiento de sangre del miércoles fue la última demostración de las profundas divisiones en la volátil Venezuela.

Los fallecidos fueron identificados como Juan Montoya, integrante de uno de los grupos armados que apoyan al Gobierno de Maduro, conocidos como "colectivos"; Bassil Dacosta —estudiante de 24 años, según la oposición, y carpintero, según el Gobierno—, y Neyder Arellano, estudiante universitario.

El jueves, las calles de la capital amanecieron en calma, pero con fuerte presencia de policías y militares.

Entrada la noche, pequeños grupos de jóvenes todavía permanecían protestando contra el Gobierno, quemando neumáticos y blandiendo banderas de Venezuela en las principales arterias de Caracas y las ciudades más grandes del país.

"Dicen que somos el futuro y nos matan en el presente", se leía en una pancarta de un grupo de estudiantes que protestaba contra Maduro en las afueras de una universidad de Caracas. "No todo es caro en Venezuela: la vida no vale nada", decía otra.

"Estamos todos hartos de la violencia, de la cultura de confrontación. El país tiene demasiados problemas reales. Es hora para un cambio de Gobierno. Estos ya fracasaron", dijo Manuel Armas, un estudiante de 19 años.

'La Salida'

Bajo la consigna de "La Salida", en alusión a una renuncia de Maduro, grupos de la oposición han realizado pequeñas, pero constantes protestas en todo el país en las últimas dos semanas para reclamar contra la delincuencia, la corrupción y el rápido incremento en el costo de la vida.

"Por el momento, las protestas no representan una amenaza en el corto plazo para Maduro", opinó Diego Moya-Ocampos de la firma de análisis IHS Global. "Sin embargo, el riesgo de que el Gobierno pierda el control crecerá significativamente si se producen más víctimas fatales", agregó.

Maduro acusa a López y otros líderes de querer derrocarlo.

"Lo que se hizo ayer tenía un objetivo político: ir contra la Constitución, derrocar un Gobierno que tiene legitimidad en el apoyo popular", dijo el mandatario la noche del jueves durante una cadena nacional de radio y televisión. Como de costumbre, afirmó que detrás de los supuestos planes está Washington.

Durante la cadena —retransmitida por 30 canales de televisión y 750 radios— Maduro mostró fotos y vídeos donde supuestos opositores incitan a la violencia desde semanas antes de las manifestaciones más grandes del miércoles y jueves.

Pero López, dos veces electo alcalde de Chacao, dijo esta semana a Reuters que no busca derrocar a Maduro por la fuerza, sino que quiere convocar a un referéndum revocatorio como está previsto en la Constitución.

Maduro advirtió asimismo que ha ordenado castigar cualquier acto que su Gobierno considere "de hostigamiento, violencia o expresión de odio", reportó la AP.

Al comienzo del discurso televisado, la población protestó con ruidosos cacerolazos y fuegos artificiales en numerosas zonas del centro, este y oeste de la capital.

El mandatario elogió a los cuerpos de seguridad que "ahí estuvieron horas recibiendo insultos" durante protesta del miércoles, y agregó: "Yo he cambiado la orden, hay órdenes expresas de proteger al pueblo venezolano".

Dirigiéndose a los opositores, expresó: "¿Debo permitir que quemen y destruyan este país? Yo no voy a tener las debilidades que tienen ustedes".

Por su parte, el canciller Elías Jaua afirmó el jueves que el Gobierno tomará "medidas de autoridad democrática" para garantizar el orden en todo el país y evitar la violencia, pero no detalló cuáles serían las disposiciones.

Jaua responsabilizó de forma directa a Leopoldo López y a la diputada María Corina Machado de los hechos de esta semana.

"Ya no podemos tolerar más que este grupo siga actuando impunemente", dijo.

Capriles: 'La violencia le interesa a este Gobierno para tapar la crisis'

La oposición culpó a grupos armados pro gubernamentales y policías vestidos de civil de atacarlos.

"Vimos ayer como policías disparaban contra estos muchachos que, muchos, lo más peligroso que tenían era una piedra", dijo el jueves el líder de la oposición Henrique Capriles.

"Usted no reprime una manifestación a plomo", agregó Capriles, excandidato presidencial. "Así no funciona".

"La violencia le interesa a este Gobierno para tapar la crisis que estamos viviendo", aseguró Capriles en rueda de prensa. Añadió que Maduro quiere evadir sus responsabilidades y "mostrarse como víctima".

Rechazó los señalamientos del Gobierno de que la oposición estaría promoviendo un golpe de Estado, e indicó que las intentonas no las hacen los civiles "con botellitas de agua", sino los militares.

Dirigiéndose a Maduro, el líder opositor dijo que si hay "ruido interno (en la fuerza armada), ese es su problema", y agregó que si se quiere usar estos incidentes como una "parada para un autogolpe tendrá que decírselo al país".

"Dejen ya la persecución... la violencia no se resuelve con más violencia", expresó.

Los 'colectivos'

El estallido de violencia puso de nuevo en el centro de atención a los grupos conocidos como "colectivos", que surgieron durante el mandato del fallecido Hugo Chávez como los autoproclamados "guardianes" de su proyecto para llevar a Venezuela al socialismo.

Funcionan como una extensión informal del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el poder. Son una parte esencial de la maquinaria electoral del Gobierno porque pueden movilizar votantes a última hora para ayudar a inclinar la balanza a su favor en elecciones reñidas. Pero han sido acusados de intimidar a opositores en los centros de votación.

Están repartidos por todo el país. A pesar de su apoyo incondicional al Gobierno, su abierta agresividad puede suponer una pesadilla de relaciones públicas para las autoridades.

Los colectivos han sido acusados de agredir a personal de las cadenas de televisión opositoras, de enviar amenazas de muerte a periodistas, e incluso de atacar la residencia del embajador del Vaticano en 2009 después de que Chávez acusara a la Iglesia Católica de entrometerse en política.

"Son grupos paramilitares armados por el Gobierno que estaban protegidos por un grupo de funcionarios uniformados", dijo el opositor Leopoldo López a Reuters después de los disturbios del miércoles.

En 2012, la imagen de niños posando con supuestos fusiles de asalto y la Constitución de Venezuela frente a un mural de la Virgen María y Jesús armados con AK-47, envolvió al colectivo llamado La Piedrita en un escándalo.

El grupo luego dijo que las armas eran réplicas, pero la fotografía produjo una respuesta negativa del público que se enojó por las imágenes que circularon ampliamente en las redes sociales. Incluso Chávez dijo que la foto era "indefendible".

Cuestionó si los integrantes de La Piedrita eran "verdaderos revolucionarios" o si en realidad eran opositores financiados por Estados Unidos tratando de desacreditarlo.

Miembros de la Guardia Nacional agreden a un participante en las protestas

Archivado en:
Ver vídeo

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

muchachos y si la oposicion en vez de fomentar la division y el odio, se prepara y gana una eleccion al menos... porque parecen crios que pierden las elecciones y berrean 6 años...dejense de joder, maduren y ganen una eleccion, y sino sean buenos perdedores y mejores patriotas y traten de que el pais vaya mejor....

Imagen de Anónimo

El video habla por si solo. Abusadores de m..... Y donde esta el inutil de Insulza ? 

Imagen de Anónimo

Ahora es cuando Cubanos, Venezolanos y todos los que apoyan la Democracia debemos de salir a la calle y pararnos en frende de la embajada de Venezuela, de Cuba, de Estados Unidos, de Argentina, de Brasil, de la ONU y pedir por la democracia en Venezuela y de paso en Cuba:

En Venezuela - por Venezuela

En Cuba - por Cuba

En Estados Unidos para que apoye la lucha por la Libertad y Democracia en estos dos paises.

En Brasil y Argentina para que dejen de apoyar a las tiranias esclavas de Cuba y Venezuela.

En la ONU - para que el mundo vea las masacres de civiles en Venezuela y la esclavitud en Cuba.

Imagen de Anónimo

Hay que ser realista!. Los que creen que cayendo venezuela caera Cuba, estan en un error. 

Los castros tienen a la comunidad Cubana en florida, que no dejara de viajar a la isla y mandar las remesas. A mi modo de ver, lo que sucedera si cae venezuela, es que los castros no podran poner mucho dinero del que reciben de los exiliados en sus cuentas personales. Tendran que coger una tajada para no volver a otro periodo especial, y tener el pueblo como hasta ahora, en definitiva asi siempre los ha tenido y no pasa nada.

Ademas, los castros ahora tienen a Brasil, y tienen su nueva esclavitud con los medicos en otros paises que les deja mucho dinero.

Y soy sincero, ojala los venezolanos no paren esto y puedan quitarse a esa plaga que les ha caido, pero todo por el bien de los venezolanos, y no por el bien de los cubanos. Los Cubanos como siempre esperando que alguien haga algo, y por carambola los beneficie a ellos. Lo que tienen es que tener pantalones y apoyar a los opositores en Cuba, y quitarse a los castros de encima, es una cobardia estar esperando que otro pais, otro pueblo resuelva su problema para que le resuelvan en de los cubanos.

Imagen de Anónimo

Los que mataron a los estudiantes eran del MININT cubano, ya se sabe.

Imagen de javier monzon velazques

La FFAA debian intervenir y arrestar al generalato corrupto y complice del regimen y a la cupula chavista, sacar a los cubanos del pais, e instaurar un sistema democratico previas elecciones; como hizo Larrazabal en 1958. Mientras tanto el pueblo debia armarse y levantarse en armas.

Imagen de Anónimo

Obama, no seas un payaso más, ponte los pantalones, no denigres más a tu país y acaba con la plaga comunista en Latinoamerica, no permitas que masacren a los estudiantes, no hagas más pactos con el enemigo castrocomunista. Defiende a los que luchan por la libertad!!!!!!

Imagen de Anónimo

     Leopoldo López no es ningún fascista. Dirige a sus partidarios como es natural en democracia en contra de un régimen comunista impuesto por el fraude electoral, bajo supuestas elecciones limpias. En todo caso, Maduro es comunista y da la casualidad que los fascistas de verdad, aprendieron y colaboraron con los comunistas. Mira tú por donde, Maduro es seguidor de Stalin, que ayudó a Hitler y colaboró con él hasta 1941. Maduro ha cogido la mala costumbre de llamarle a los demás (como sus maestros los Castro), lo que resulta que es él: un comunista, y al mismo tiempo: un fascista. Asesino y mentiroso, además de comelón, eso es lo que es también Maduro, mientrás su pueblo no tiene comida en los supermercados, ni papel para ir al baño ¿acaso los banquetes que se da, le llevan tanto papel sanitario...?

Imagen de Anónimo

Si de ofender se trata:

Si lo huiera acusado de comunista hubiera sido mas repugnante y ofensivo

el bobo alipio