Rusia

Más de 200 escritores condenan las restricciones a la libertad bajo el régimen de Putin

La carta abierta la encabezan los premios Nobel Günter Grass, Wole Soyinka, Elfriede Jelinek y Orhan Pamuk.

Un grupo de más de 200 escritores de 30 países, incluidos cuatro premios Nobel de Literatura, envió una carta abierta al gobierno de Rusia en la que condenó las restricciones a la libertad de expresión impuestas por las leyes promulgadas sobre homosexuales, blasfemia y difamación, reporta ANSA.

La crítica misiva, publicada en el periódico británico The Guardian, indicó que los escritores no pueden permanecer callados "mientras literatos y periodistas en Rusia se ven presionados a guardar silencio o enfrentar acusaciones por el hecho de expresar sus pensamientos".

La carta fue firmada, entre otros, por los premios Nobel Günter Grass, Wole Soyinka, Elfriede Jelinek y Orhan Pamuk.

También contó con la firma de reconocidos autores internacionales como Salman Rushdie, Margaret Atwood, Jonathan Franzen, Ariel Dorfman, Julian Barnes, Ian McEwan y Neil Gaiman.

La carta, que forma parte de una campaña lanzada por la organización internacional de escritores Pen, que busca poner de relieve lo que considera el creciente estrangulamiento de la libertad de expresión en Rusia bajo la presidencia de Vladimir Putin, se dio a conocer previa a la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

La carta se suma al discurso del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en plena Asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI).

"Debemos alzar nuestras voces contra los ataques a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o intersexuales. Debemos oponernos a los arrestos, encarcelamientos y restricciones discriminatorias que padecen", dijo Ban Ki-moon, primer secretario general que participa de una asamblea del COI.

"Hoy estoy en Sochi para ser testigo de la unión de los países en un espíritu de buena voluntad y amigable competencia", siguió Ban Ki-moon, quien recordó que "el artículo 6 de la Carta Olímpica subraya la oposición del COI a toda forma de discriminación".

En la carta, los escritores acusaron a Rusia de "asfixiar" la libertad creativa, aunque no expresaron, como otros, que los Juegos deberían ser boicoteados.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 10.55 O tambien podría ser: Ninguno de los doscientos escritores, incluido un premio nobel que envía una carta a Putin, ha condenado los crímenes y las atrocidades cometidas por la dictadura castrista durante 55 años, entre ellos, el fusilamiento de personas por intentar huir del pais, o los campos de concentración llamados UMAP.

Claro, tambien en este caso habría una fácil solución. La chinacastro los invitaría a Varadero con todo pagado, alcohol a mares, y carne viva de todos los colores, tamaños y sabores, incluyendo menores de edad, entonces entre todos escribirían un ditirambo y por separado una oda a la gran retroroboinvolución cubana hoy liderada por la china, con la infameinfanta marimonguiela haciendo de primera dama, a pesar de tener maridomafioso a la sombra.

Imagen de Anónimo

Un titular más apegado a la verdad sería “Un miembro de las SS y más de 200 escritores de sus seguidores condenan las restricciones a la libertad bajo el régimen de Putin”. Por supuesto, todo lo que necesita Putin para desarmarlos es organizar una conferencia con varios banquetes e invitar a la tropa. 

Imagen de Anónimo

Señores es que la represion es parte de la idiosincracia de los rusos... los rusos desde su surgimiento como nacion siempre han habido represores y reprimidos... eso es parte de ellos... los señores fudales que eran dueños de sus "mujiki" durante siglos, los comunistas ni hablar... a ver el "Putinismo" no es nada raro en esa nacion es una especie de sindome de estocolmo por siglos... OJO y lo mismo ya esta empezando a suceder en Cuba, muchos para no decir la mayoria de los cubanos, "necesitan" que los manden, que los guien, perdir permiso, que les dijan lo que tienen que hacer. Muchos cubanos que logran escapar de la isla les es dificil interiorizar que son libres que pueden hacer lo que quieran, que nadie se metera con ellos (por su puesto dentro de la norma y a ley)...