II Cumbre de la CELAC

La CELAC contra la Carta Democrática Interamericana

Poco les importa a los políticos latinoamericanos lo que sucede en Cuba o en Venezuela.

El general Raúl Castro es el presidente pro tempore de la CELAC y todos han ido a La Habana, como los ratones tras la flauta de Hamelin, a celebrar una segunda cumbre.

¿A qué juegan los gobiernos de América Latina? Aparentemente, el primer objetivo del organismo, según declararan en su documento fundacional, es: "Reafirmar que la preservación de la democracia y de los valores democráticos, la vigencia de las instituciones y el Estado de Derecho, el compromiso con el respeto y la plena vigencia de todos los derechos humanos para todos, son objetivos esenciales de nuestros países".

¿Qué entienden esta gente por democracia? Cuba, como les corresponde a los países desovados por la extinta URSS, es una vieja dictadura unipartidista de más de medio siglo, en la que no existen libertades individuales, ni se respetan los derechos humanos. Mientras se celebra la CELAC, la policía política acosa y aporrea a las Damas de Blanco y a los demócratas de la oposición que se atreven a protestar. ¿Alguien lo ignora?

Raúl y su tropa estalinista no lo ocultan. Son brutal y orgullosamente francos. Tienen coartadas legales para fusilar o encarcelar. Defienden paladinamente ese modo de estabular a la sociedad y afirman que se trata del sistema más abierto, democrático y solidario de la historia. Ni siquiera admiten que torturan a los disidentes. Los opositores no son personas: son gusanos, escoria extirpable a culatazos por oponerse a la felicidad del pueblo y querer entregarle el país al imperialismo yanqui.

No hay una violación flagrante de las reglas. Las reglas lo permiten. No hay que "desaparecer" a los enemigos. Se les machaca públicamente. La Constitución, calcada del modelo soviético, le concede al Partido Comunista la facultad en exclusiva de organizar a la sociedad a su antojo. Ese bodrio legal ha sido refrendado por la inmensa mayoría. Los cubanos, como los norcoreanos o cualquier ciudadano aterrorizado, votan lo que les pongan delante mientras sueñan con una balsa. Todo y todos se subordinan a los fines del marxismo-leninismo y se prohíbe cualquier conducta que contradiga estos principios. El pasado, el presente y el futuro están atados y bien atados.

Y hay elecciones. Cada cierto tiempo, la dictadura, como sucedía en el bloque del Este en Europa, realiza unos comicios muy controlados para legitimar en el poder a unas autoridades que sirven como correa de transmisión a las iniciativas del Castro que esté al frente del manicomio cubano. Son los apparatchiks. Es la nomenclatura obediente y memoriosa. Un orfeón asombrosamente afinado que canta a capella las consignas del Partido.

Como era evidente que los comunistas habían construido un modelo político distinto (el del totalitarismo marxista-leninista), y reclamaban el derecho a una denominación de origen diferente, los defensores de la democracia liberal definieron el sistema político que ellos proponían en un documento vinculante llamado Carta Democrática Interamericana, firmado en Lima el 11 de septiembre de 2001.

Ahí están todos los elementos de fondo para el ejercicio real de la democracia republicana: elecciones libres y plurales, separación de poderes, libertades individuales, incluidas la de prensa y asociación, transparencia, neutralidad del Estado de Derecho, respeto, tolerancia. Era exactamente la antítesis del modelo impuesto por los Castro en Cuba. Lo contrario a lo que hoy condona e ignora la CELAC.

Pero a los políticos latinoamericanos les importa un bledo decir una cosa en la Carta Democrática Interamericana y hacer otra muy distinta en los aquelarres organizados por CELAC. Como en el famoso poema de Walt Whitman, repiten el "me contradigo, y qué". Ahí estará en La Habana, incluso, el secretario general de la OEA, el señor José Miguel Insulza, quien debería ser el guardián de la Carta Democrática Interamericana, prueba viviente de que la esquizofrenia ideológica existe y es incurable.

Nada de esto, me temo, es nuevo. Uno de los rasgos más desagradables de muchos políticos latinoamericanos es la hipocresía. Tienen varios discursos. Varias caras. Dicen que son pragmáticos. No es verdad. Son cínicos. Durante décadas, los vecinos convivían en silencio con polvorientas dictaduras como las de Stroessner, Somoza o Trujillo. Ahora les importa muy poco lo que sucede en Cuba o Venezuela. Es el imperio de la inmundicia moral.

Comentarios [ 31 ]

Imagen de Anónimo

Eso es Cuba Chaníto!

Imagen de Anónimo

Anónimo - 27 Ene 2014 - 2:07 pm.

hay q tirarse pa la calle!!!!!!

Contigo al frente, para que nos guies bien.

Imagen de Anónimo

Al anónimo de las 3:24am le duele en lo más profundo de su corazón y de su ano el acertado y explícito artículo de Montaner. Lo que sucede en la pobre Cuba es increíble. Por algo el mundo está como está. La humanidad está en manos de una mafia internacional.

Imagen de Robustianoellibre

son cinicos y descarados, deseosos de perpetuarse en el poder como han hecho los Castros, estas cumbres con la presencia del dictador castro es la forma que tienen los presidentes letrinoamericanos de burlarse de las instituciones y de las cartas y resoluciones democraticas.

Imagen de Anónimo

Dado a como veo las cosas en AL propongo al mejor, a Evo Morales para presidente permanente de una CELAC con plenos poderes.

Imagen de Anónimo

hay q tirarse pa la calle!!!!!!

 

Imagen de Anónimo

CELAC: Comunidad de Estados Lacayos Asociados y Cómplices.

Imagen de Anónimo

Anonimo del 26 de ene de las 11 y 51 pm, ¿Te la puse a huevo para como esbirro castrista soltar tu odio visceral hacia los E.U. y todo el que este a su alrededor?....

Dicen que es de bien nacido ser agradecido. 

Latinoamerica envidia el trato exclusivo que EU da al pueblo cubano, los proteje de la Castrodictadura, quizás por ahi vengan "algunos tiros"  del apoyo miserable de Latinoamerica al Castrofascismo. Pedro Perez Arteaga.

Imagen de Anónimo

Presidentes puestos alli por la banca mundial, que dicho sea de paso puso allo tambien a fidel y a raul, apoyan a sus socio castro en sus "reformas", esto es risible, reformas?

El pueblo no tiene otra opcion que escapar como pueda y aunque la banca(no eua) hay que hacer una diferencia aqui, ayudo a castro, por lo menos muchos han podido salir y hacer una vida mejor para ellos y sus familias, si nos hubieramos quedado en cuba nada hubiera cambiado, eso se ve a las claras. Yo por lo menos no puse a castro alli, cuando naci ya eso existia hace rato, que opcion tenia? pues sali cuando pude, como mismo hacen los hijos de los pinchos y no me arrepiento, lo volveria a hacer.

Muchos se preguntan: Por que csatro II recibe ese apoyo por parte de la comunidad de presidentes? les dare la respuesta exacta.

Porque tienen mentalidad esclavista globalista , o sea, comunistas. Aunque no puedan hacer lo mismo en sus paises, si pudieran harian lo mismo que los castros en sus paises. La banca global es monopolista, y que es el comunismo sino un gran monopolio? por eso la banca y muchos ricos son comunistas auqnue parezca raro; pero si se entiende que el comunismo es un gran monopolio, entonces resulta obvio porque muchos ricos y presidentes son "comunistas". La ONU, todos los presidentes de Latino-America tienen que responder a un sistema global de instituciones controladas por la banca monopolista comunista que apoya, por supuesto a raul y fidel, asi de simple.

Imagen de Amadeus

El antinorteamericanismo es el cemento que funde a todas estas cumbres. Es políticamente correcto ser antiayanqui porque es lo que va en una Latinoamérica que por primera vez en mucho tiempo la izquierda toma el mando, por lo que nadie quiere verse "señalado por el comité"; experiencia tenemos los cubanos sobre las tácticas camaleónicas. Si no fuera por el apoyo de Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, México o Uruguay a Cuba, Insulza no se hubiera tomado el trabajo, pero con este "comite", lo inteligente es ir y dar el plante.

Vivimos otros tiempos. La coyuntura económica en la región es buena y se disfruta de los beneficios de una relativa democracia, que aunque Cuba no la tiene, se supone que evolucione hacia ella a través de las reformas y perfeccionamiento del socialismo de Raúl. Una falasia que todos saben, pero es mejor jugar con la cadena y no con el mono. Anestesia y guindas al pavo.

Soy de la teoría que el "problema cubano" solo resolverá el día que caiga un asteroide sobre la Isla o un cohete defectuoso de Cabo Cañaveral caiga accidentalmente sobre un pleno del Comité Central del Partio Comunista de Cuba. No pierdo la esperanza.