Turquía: Erdogan reorganiza su gabinete tras renuncias de ministros con hijos vinculados a un caso de corrupción

Archivado en:

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, reestructuró el miércoles su gabinete luego de que tres ministros renunciaron por un escándalo de corrupción que involucra a sus hijos y a otros aliados del Gobierno, informa la AP.

Erdogan reemplazó a los ministros de Economía, Interior y Ambiente, quienes habían renunciado durante la jornada. Los hijos de los tres funcionarios fueron arrestados como parte de una enorme investigación sobre sobornos y corrupción que apunta a los aliados del primer ministro.

Erdogan también remplazó al ministro a cargo de las relaciones con la Unión Europea, quien también ha sido implicado en el escándalo, pero no había renunciado.

En total, fueron 10 los ministros sustituidos, entre ellos tres que se postularán a las elecciones de alcaldes en marzo.

Los renunciantes eran el ministro de Economía, Zafer Caglayan, el del Interior, Muammer Guler, y el de Ambiente y Urbanización, Erdogan Bayraktar, quien además pidió la dimisión de Erdogan.

Los tres negaron haber cometido irregularidades.

Los hijos de Caglayan y Guler (Salih Kaan Caglayan y Baris Guler), además del director ejecutivo del banco estatal Halkbank, se encuentran entre las 24 personas que han sido arrestadas en Turquía por cargos de sobornos.

Reportes de prensa dijeron que la policía confiscó 4,5 millones de dólares en efectivo que estaban escondidos en cajas de zapatos en la casa del director del Halkbank, mientras que otro millón fue descubierto en la casa del hijo de Guler.

Erdogan ha criticado la investigación como una conspiración creada en el extranjero para malograr el crecimiento de Turquía y desacreditar a su Gobierno antes de las elecciones locales en marzo.

La oposición había exigido el despido de los ministros.

Críticos acusan a Erdogan de volverse cada vez más autoritario. Su Gobierno ha ganado tres elecciones seguidas desde 2002, ayudado por la salud de la economía, una imagen limpia y promesas de combatir la corrupción.

La investigación es uno de los mayores retos políticos enfrentados por Erdogan desde que su partido de base islamista apenas escapó de ser disuelto en 2008 por acusaciones de socavar la Constitución secular del país.

En total 42 personas han sido detenidas y serán llevadas a juicio acusadas de recibir o entregar sobornos, según ha informado la agencia de noticias turca Dogan.

Al renunciar el miércoles, Caglayan cuestionó la legitimidad de la investigación que se centra en supuestas transferencias ilícitas de dinero hacia Irán y grandes sobornos por proyectos de construcción.

"Dejo este puesto como ministro de Economía para frustrar este horrible complot, que ha involucrado a mis colegas y a mi hijo (Salih Kaan), y para permitir que se sepa la verdad", dijo.

En una entrevista telefónica con NTV, Bayraktar se quejó de haber sido presionado a renunciar por Erdogan e insistió que "una gran proporción" de los proyectos de construcción que son investigados fueron aprobados por el propio primer ministro.

"Quiero expresar mi convicción de que el estimado primer ministro debería renunciar también", dijo Bayraktar.