Opinión

Obama, Raúl Castro y Sudáfrica

El desaparecido apartheid y la dictadura de los Castro se han erigido sobre disparatadas teorías que conducen al atropello y el autoritarismo.

El diario Granma no reprodujo el discurso de Barack Obama en Sudáfrica. Era humillante para Raúl Castro. Tras el protocolar apretón de manos, Obama explicó que no se debía invocar en vano el nombre de Mandela. No era aceptable celebrar la vida y la obra del líder desaparecido y perseguir a quienes sostienen ideas diferentes a las oficiales. Eso se llama hipocresía.

Raúl, cuando leyó su discurso, sin proponérselo, le dio la razón a Obama. Sin ningún recato celebró la diversidad como si él presidiera la Confederación Helvética. Mientras hablaba, en Cuba se recrudecía la represión contra los demócratas a golpes, patadas y calabozos. El espectáculo encarnaba la idea platónica de la hipocresía.

Para entender a Cuba es razonable acercarse a Sudáfrica. Hay muchas similitudes entre el desaparecido apartheid y la dictadura de los Castro. Los dos sistemas se erigieron sobre disparatadas teorías que conducían al atropello y el autoritarismo.

El apartheid sudafricano se nutría de la vergonzosa tradición norteamericana de la segregación racial, edificada sobre  el sofisma de "dos sociedades iguales, pero separadas", modelo originado en la pretendida superioridad de los blancos, forjado con la copiosa "legislación de Jim Crow" en la mano. Cuando el Partido Nacional de Sudáfrica, en 1948, hizo suya esa filosofía, y posteriormente fragmentó el país en bantustanes, echó las bases del horror.  

La dictadura cubana, a su vez, se sustenta en las supersticiones del marxismo-leninismo. Los comunistas tienen el privilegio exclusivo de organizar la convivencia cubana. Lo dice, incluso, la Constitución. Los ampara la certeza de la superioridad "científica". No puede haber otras voces, porque ellos, a través del Partido, son la vanguardia del proletariado, esa clase sobre la que se articula, no se sabe por qué, el devenir de la historia.  

Aquella infame Sudáfrica, felizmente desaparecida, estaba básicamente dividida en dos castas raciales: de una parte los blancos, con todos los derechos y privilegios, y de la otra los negros y mestizos, súbditos de segunda categoría (ni siquiera eran ciudadanos).

Cuba está dividida en dos castas ideológicas: los comunistas y sus simpatizantes "revolucionarios", dotados de todos los derechos, frente a los indiferentes y los opositores, calificados como gusanos o escoria, y tratados y maltratados con el mayor desprecio. Incluso, se les veda el acceso a los estudios universitarios porque se ha proclamado, insistentemente, que "la universidad es para los revolucionarios".      

Los defensores de la segregación racial y del apartheid sudafricano legislaron sobre los sentimientos de las personas. No se podía amar a una persona de otra raza. No se podía tener relaciones sexuales con ella. No era posible el matrimonio interracial. Ni siquiera las caricias y los besos.

Los defensores de la dictadura cubana decretaron que no se podía tener vínculos afectuosos con exiliados, presos políticos u opositores. Se rompieron los lazos entre padres e hijos, entre hermanos, entre amigos. A veces se quebraron las parejas. Los matrimonios con extranjeros no eran bien vistos. Se creó la extraña categoría del "desafecto". La policía política vigilaba a las mujeres de los cabecillas comunistas, civiles y militares, para notificarles a los maridos cualquier adulterio. La revolución también era la dueña de la entrepierna de las mujeres.

Frente al horror del apartheid, numerosos países comenzaron a presionar para producir un cambio de régimen. Había que hacerlo. Era lo decente: acabar con esa viscosa bazofia y sustituirla pacíficamente por un sistema plural basado en el consenso, la democracia y la igualdad ante la ley. Para lograrlo se produjo un embargo económico auspiciado por la ONU.

Ante ese acoso internacional, el gobierno blanco de Pretoria puso el grito en el cielo e invocó sus leyes y su constitución peculiares. Decía ejercer su derecho soberano a la autodeterminación, pero no le hicieron caso. Por encima de esa vil coartada "nacionalista" estaba la decencia: no se podía maltratar impunemente a la población negra, como si estuviera compuesta por animales.

Estados Unidos, que vaciló, cobardemente, ante el embargo internacional contra Sudáfrica (finalmente se sumó), en el caso cubano es uno de los pocos países del planeta que presiona en el terreno económico con el objeto de cambiar un régimen totalitario e injusto por otro democrático, plural e incluyente.

Eso es lo coherente. Contribuir a que ese pueblo se libere, como sucedió en Sudáfrica. Supongo que, según Obama, esa es la mejor manera de honrar a Mandela.

Comentarios [ 27 ]

Imagen de Anónimo

Las remesas, si descontamos a la tirania solo benefician al 40% de la poblacion al aliviar la necesidades de una gran parte, pero minoritaria del pais. El 60% restante viven muy malamente, pero siguen viviendo como ha sido por 50 años. No se pueden eliminar las remesas. No es humano y tienen un papel politico importante, pero si reducirlas en un 50%(todavia se estarian enviando 1,300 millones) lo mismo que las recargas a los celulares que es el mana del regimen. Hoy como esta cambiando el sistema economico en la isla seria un golpe mayor, que es necesario hacer. Esta operancion de gran sacrificio seria netamente cubana sin europeos o norteamericanos, y sin duda apresuraria el cambio politico para beneficio del 99% de la poblacion. El 1%  que excluimos es la elite totalitaria que nosotros hoy, muchas veces irresponsablemente la estamos enriqueciendo ayudandolos a que nos aplasten a todos.

 

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 15 Dic 2013 - 7:39 pm., Martín Luther King tuvo un gran sueño y se cumplió, Mandela tuvo otro gran sueño y se cumplió también, Esopo tiene un minúsculo sueño comparado con los de esos dos grandes soñadores, que es la democratización de Cuba, entonces porque dudar que ese minúsculo y gran sueño de la mayoría de la nación cubana quedará inconcluso por la obstinación de un régimen decadente en estado terminal, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Parece que anonimo de las 11:06 pm se la acabó la gasolina cuando escribió su inutil comentario....

Imagen de Anónimo

CAM, alguna noticia? Se te esta acabando la gasolina! 

Imagen de Anónimo

Para Esopo: No se si estar de acuerdo con tigo, de todas formas respeto tu criterio asi es la democracia, pero de lo que si estoy adsolutamente claro es que la tirania castrocomunista no dara ningun paso hacia lo que tu espone, mira lo que ha pasado en Cuba el dia internacional de los derechos humanos, es asi y asi sera siempre, nunca aceptaran pluripartidismo porque saben que se iran del aire porque siempre toda ha sido manipulado porque hasta las poscas y falsas elecciones que se han realizado han sido manipuladas, todo lo demas seria insmicuirse en los asuntos internos de Cuba, esa siempre ha sido la fachada y nunca cambiara,  por lo demas que Dios nos de vida y salud para ver lo que todos anelamos incluyendolo a usted, dicen que lo ultimo que se pierde es la esperanza.

Imagen de Anónimo

Como el castrismo es arrogante y el anticastrismo esta renuente se hace imposible un dialogo nacional y la cacareada reconciliación nacional, porque ningunos de los dos quieren dar su brazo a torcer, entonces la legalización de los partidos de oposición podría ser a través de una ley de partidos políticos que establezca los derechos y los DEBERES de los partidos, mediante las bases jurídicas y constitucionales actuales del castrismo, pienso que este primer paso es bastante escabroso para el castrismo porque fundamentalmente la vieja guardia estalinista del PCC debe estar temerosa porque la cuestión se le puede ir de las manos pero para contrarrestar ese efecto deben ser creados los deberes de los partidos, validos incluso para el PCC, porque simple y llanamente los partidos incumplidores estarán so pena de la ilegalización y sus dirigentes podrán ser procesados por las leyes castristas aún vigente en esa primera etapa, COMENTARIO de Esopo 2.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 15 Dic 2013 - 12:54 pm. Por si acaso decirte quiero que no vivo del anticastrismo porque soy un profesional autónomo y practico otra actividad social que es la de creación de valores humanos, debido valor del tiempo que le dedico a la democratización de Cuba tiene un precio muy alto para mi bolsillo. El anticastrismo es producto del castrismo y cada día que el castrismo se hace más obsoleto el anticastrismo se hace más creciente y más organizado por lo que para desmontar al anticastrismo hace falta primero desmontar al castrismo, para resolver este aparente rompecabezas mi formula es muy simple y efectiva: Por eso le propongo al castrismo, al anticastrismo, al no castrismo, a la iglesia y a la comunidad internacional iniciar reformas políticas que como primer paso permitan la legalización de los partidos de oposición y como segundo paso la convocatoria de una asamblea constituyente multipartidista para la redacción de una constitución democrática que incluya también el modelo político\económico\social de Cuba democrática, y el garante de esa constitución sería el estado de derecho a través de los poderes independientes del estado, COMENTARIO de Esopo 1.

Imagen de Anónimo

Anonimo  15 Dic 12.54 pm, de donde tu eres, donde tu estas porque por tu comentario tu debes ser un esbiro de la dictadura, si estas en Cuba debes estar gozando de los placeres de los castrocomunistas porque es como unico se justifica tu comentario. Si estas en el extranjero deberias darte cuenta de la diferencia que hay. Es verdad que cuando la llamada seudorepublica habian muchos cubanos pasando trabajo pero en aquella epoca estuvieron las dictaduras de Machado y otros gobiernos coruptos terminando con la dictadura de Batista, pero ahora resulta que antes eran unos cubanos pero ahora son todos los que pasan necesidad y miseria y no vengas a hecharle la culpa al llamado embargo porque embargo es el que la dictadura le tiene  impuesto al pueblo,  asi que mejor te callas y no hables tanta porqueria y si eres de la seguridad del estado y estas infiltrado en el extranjero  mejor cuidate o regresa para que te sigan dando tu basito de leche.

Imagen de Anónimo

Anonimo 15 dic 2013-12-54 pm Repetir una y otra vez ls mismas mentiras POR MAS DE 50 ANOS , es tan tonto. la CIA , la USAID, "grupos de derecha", y todo aquel que no esta de acuerdo con la dictadura castrista es un cavernicola. Gente como tu que apoya y justifica una criminal , obsoleta y decrepita dictadura , SI SON VERDADEROS , CONSERVADORES, REACCIONARIOS, ANTIPROGRESISITAS, gentes como ustednos dicen que sigamos siendo esclavos del redil castrista , das pena , lastima , infeliz que no mas merece nuestro absoluto desprecio.

Imagen de Anónimo

es triste como medios como el de ustedes que viven del anticrastrismo, mantenido por la CIA ,USAID or grupos de la derecha , se atterran de como por una casualidas ( y las casualidades no existen en la politica) los EEUU y Cuba pueden a comenzar a resolver las debacle del ano sesenta ,de la cual ambos paises son resonsable..... cuba no era un paraiso ,si lo era para mucho como mi familia que gozaba de una situacion economica que les permitia tenere 3 criadas ganando $ 25.00 pesos al  mes y chofer....las revoluciones no sucende por casualidad , y Cuba que siempre gozo de una mente mucho mas progresitas que el resto paises latino americanos ( leanse la Contittucion de 1940) era terreno maduro para un pais ,que con libertades personales era uan nacion  hundida en  la corrupcion..es hora de pensar en el pueblo cubano y si seguir el mensaje de perdon y reconcilacion del gobieron de Sur Africa..ustedes por desgracioa representan lo peor de Cuba como  muchos en la Isla ,buena compania guardan ...Dios quiera que el en su bendita misericordia los ayude a retirarse a donde mucho de  ustedes merecen estar  ..este mensaje es para los cavernicolas de aqui y con los otros del otro lado del estrecho de la florida