Miércoles, 23 de Agosto de 2017
02:02 CEST.
Venezuela

Votos en la nevera

Lo que ha llevado al presidente Nicolás Maduro a poner a Venezuela en la antesala de un caos previsto y anunciado hasta por algunos ideólogos de su proyecto es su incapacidad para controlar la inflación desbocada, la torpeza congénita del socialismo a la hora de garantizar los productos básicos para alimentación y el miedo. Un miedo que no calma ni las pistolas a perder las elecciones municipales del 8 de diciembre próximo.

Para asumir esa crisis y sus metástasis sociales, el hombre cogió el lápiz chino que lleva en la oreja izquierda, con el que tomaba nota en Cuba de los manuales rusos y anotaba los consejos de Hugo Chávez, y sacó sus cuentas. Decidió intervenir con el ejército los negocios de productos electrodomésticos, rebajar los precios y conseguir votantes con refrigeradores y televisores ajenos. Y, al mismo tiempo, tratar de que con ese resorte del consumismo, la gente olvide provisionalmente, en el arrebato de las filas tumultuosas para comprar una batidora, que en la casa no hay ni harina para las arepas.

La orden de bajar los precios y arrasar con los anaqueles de esas tiendas afecta también a los establecimientos de piezas de repuestos de automóviles y a otros sectores del comercio. Estas medidas son un ensayo para el gran golpe radical que prepara Maduro para el momento en el que la Asamblea Nacional —ya está todo previsto y amarrado— apruebe una ley que le permitirá gobernar por decreto y con poderes absolutos.

Con los regalos de aparatos domésticos, vendidos a menos del 50% del precio real, el dirigente chavista se propone alcanzar los votos necesarios para los comicios del mes que viene. Tiene el temor de que una derrota ante la oposición reabra la polémica sobre los resultados de las elecciones presidenciales de abril pasado en las que ganó con un margen dudoso y que provocaron una campaña de protestas y exigencias para que se repitiera el conteo.

Si como opinan algunos especialistas, la situación se le va de las manos y el caos sale de su antesala temblorosa, Maduro tiene otra forma de ganar las elecciones porque las suspende. Hay una clamor de última hora que el presidente venezolano también sacó de sus cursos en La Habana y de los apuntes de sus charlas con Chávez. Tiene que ver con la prensa libre de Venezuela: "Yo llamo a un boicot contra estos periódicos en la calle, que el pueblo no los compre".


Este artículo apareció en El Mundo. Se reproduce con autorización del autor.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Proclamar el Socialismo y ganar votos propiciando la compra de equipos hechos en el capitalismo, por las mejores marcas de esos paises "odiosos". Por que no importa televisores rusos?

Imagen de Anónimo

Senores, cuando yo veo estas cosas, solo me viene a la mente una cosa que me decia mi padre (que en paz descance) y era lo siguiente: Hijo no hay sistema politico bueno ni sistema politico malo, MALO SON LOS HOMBRES QUE LO DIRIGEN y  esto  es una verdad mas grande que un templo, ahi tienen segun la internet el gobernaador de la Florida (Republicano) en el 2014 se postulara para la reeleccion por el partido Democrata, como sabe que el Republicano esta en baja quieren que lo reelijan por el democrata para seguir con los bolsillos llenos.   esto                                                                                                                                                  

Imagen de Anónimo

Si la semilla de estos desastres germina en las naciones de letrinoamérica es porque encuentra terreno fértil en la población de esos países, que sobreviven servilmente, confiando en iluminados caudillos que habrán de conducirlos a un futuro luminoso que nunca llega, sin entender que solo con el esfuerzo individual, convertido en colectivo, se logra un mejor modo de vida.

Imagen de Anónimo

Antes pensaba que mas bajo y abyecto que Chaves no se podía ser, veo que me equivocaba.

Imagen de Anónimo

Es una pena que,el mundo no quiera darse cuenta de toda la injusticia que esta pasando,tanto en Cuba como en Venezuela y que,si no hacen algo ya,también va a pasar en el resto de Latinoamérica,ya no se puede creer en ningún país,parece que esta plaga de los hermanos Castros,nunca va a terminar,sólo ahí que mirar,cuales son los países que están ocupando hoy en día,una silla en los derechos humanos,Rusia,la mafia más peligrosa que ahí en el mundo,junto a los desgraciados hermanos  Castros y para concluir,el presidente o mejor dicho,el mediocre de Maduro,que esta usurpando un puesto que no le pertenece,dios se apiade de nuestros países que,tienen tantas gentes buenas y humildes,muchos piensan que somos cobarde pero no es así,para que derramar más sangre,si al final,quienes sufren son los pueblos,mientras los presidentes viven de esos pueblos,dios piedad por todos,no importa cual sea su descendencia,todos somos seres humanos y tenemos derecho a vivir como lo que somos,abajo la dictadura,abajo los Castros y sus secuaces,dios bendiga a Cuba y Venezuela,un saludo de una cubana que sufre al ver tanta injusticia contra mi pueblo de Cuba.....