Martes, 20 de Noviembre de 2018
Última actualización: 22:30 CET
América Latina

Argentina: La Corte Suprema falla a favor del Gobierno en el largo pleito con el Grupo Clarín

La Corte Suprema de Justicia falló este martes a favor del Gobierno argentino en un extenso pleito con el Grupo Clarín al declarar constitucional una cláusula antimonopólica que obliga al poderoso multimedios a desprenderse de radios y canales de televisión por suscripción, reporta la AFP.

"Es constitucional al artículo 41 (de la ley de medios audiovisuales), en cuanto sujeta la transferencia de licencias a la autorización estatal y establece limitaciones a la enajenación", dice el fallo, al que tuvo acceso la AFP, al avalar al Gobierno en el apartado más resistido por el multimedios, uno de los más poderosos de América latina.

El máximo tribunal se pronunció a favor del Ejecutivo en otros tres artículos de la ley de medios cuestionados por Clarín, cuatro años después de que la misma fuera aprobada por amplia mayoría en el Congreso.

Tras el fallo de la Corte, el grupo Clarín anunció en un comunicado que analiza acudir a tribunales internacionales e insiste en que la ley constituye "una clara afectación a la libertad de expresión" y a los "medios que hoy ejercen periodismo crítico".

En coincidencia, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) criticó el fallo de la Corte por considerar que habilita el objetivo del gobierno de Cristina Kirchner de "desguazar" al multimedios, y que no se tuvo en cuenta "el estado de libertad de expresión en Argentina".

El alto tribunal difundió el fallo dos días después de las elecciones legislativas, en las que el Gobierno de Cristina Kirchner perdió en los grandes distritos, aunque retuvo su mayoría en el Congreso.

Kirchner, quien se encuentra en reposo absoluto tras ser operada el 8 de octubre pasado de un hematoma craneal, mantiene duros enfrentamientos verbales con Clarín, que a la vez critica su gestión.

El poderoso conglomerado de medios gráficos y audiovisuales sostuvo en sus presentaciones y apelaciones que la norma atenta contra la libertad de expresión y el derecho de propiedad.

"Es legítima una ley que fije límites generales a priori, porque de esa manera se favorece la libertad de expresión al impedir la concentración en el mercado", señaló el fallo del Supremo al rechazar el planteamiento de Clarín.

Diarios, canales y radios

Clarín, cuya mayor accionista es Ernestina Herrera de Noble, viuda de su fundador Roberto Noble, "posee el 41% de mercado de radios, el 38% de la televisión abierta, el 59% de la televisión por cable, cuando el máximo en todos los casos es del 35%", según el ente regulador Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), que preside Martín Sabbatella.

Consultado Sabbatella por la AFP sobre cuánto durará el proceso de desprendimiento de licencias de radio y TV, que no solo alcanza a Clarín, dijo que "primero se hace la notificación a la empresa, luego la tasación de los bienes a vender, el concurso, la adjudicación, y por último que el nuevo titular se haga cargo".

Miles de personas convocadas a través de las redes sociales por organizaciones afines al gobierno, se manifestaron en la noche del martes frente al Congreso para celebrar el fallo de la Corte portando carteles y banderas y bailando en plena calle.

El grupo de prensa tiene el diario de mayor circulación en Argentina, además de canales de aire y de cable, radios y 237 redes de TV por cable, con un volumen de negocios de 9.753 millones de pesos (unos 1.650 millones de dólares) en 2011.

Cablevisión, una de las firmas más poderosas del grupo, cuenta con unos 3,36 millones de clientes distribuidos en Argentina, Uruguay y Paraguay. En Argentina está presente en 96 ciudades y en 12 provincias, según la página web de la empresa.

Además de medios gráficos y audiovisuales, Clarín es uno de los dueños de Papel Prensa, la única empresa de insumo de papel para periódicos, así como productoras de cine y TV, sitios de internet, telecomunicaciones, ferias y exposiciones.

Otros grupos mediáticos que deben desprenderse de las licencias por sobrepasar los límites fijados, presentaron voluntariamente una propuesta para adecuar el número de señales a las que marca la ley, dentro de los plazos establecidos, que vencieron el 7 de diciembre pasado, salvo el grupo Clarín que estaba amparado por medidas cautelares.

Aprobación por mayoría

Seis de los siete jueces declararon constitucional todos los artículos de la ley de medios, incluidos el plazo de desinversión de señales cuando un medio supera el límite, otro sobre el tope de licencias, un tercero acerca de la concentración mediática, y uno más que prevé la potestad del Estado para distribuir el espacio radioeléctrico.

"Esta ley garantiza la pluralidad y no niega el derecho a la propiedad", dijo Eugenio Zaffaroni, uno de los miembros del máximo tribunal, en una entrevista televisiva la noche del martes.

Sobre el argumento de Clarín de que no podían retirarle licencias vigentes, Zaffaroni respondió que "el Estado es el que las otorga y es lícito que, en razón de una ley antimonopólica, las pueda retirar. Si hay una lesión patrimonial, se cuantifica y se paga", aclaró.

"Este fallo constituye una reivindicación de la Corte del artículo 41 de la Constitución (derechos de usuarios y consumidores) que le impone al Estado prevenir la formación de monopolios naturales y legales asegurando la competencia y el brindar una información adecuada y veraz", dijo a la AFP el constitucionalista Eduardo Barcesat.

El diputado de la opositora Unión Cívica Radical y jurista, Ricardo Gil Lavedra, dijo que la ley "es muy opinable en muchos aspectos, lo que no quiere decir que sea inconstitucional" y estimó que "es posible que tenga que ser corregida en el futuro por el Congreso".

La Bolsa argentina mantuvo suspendidas durante tres horas la cotización de las acciones del grupo Clarín por falta de información sobre el tema. Las acciones bajaron un 5,76% en la Bolsa de Buenos Aires y en el mercado de valores de Londres se desplomaron un 20,83%, según el diario La Nación, luego de conocerse la decisión de la Corte Suprema.

Archivado en