Lunes, 22 de Enero de 2018
08:47 CET.
Política

La mitad de los presidentes, ausente de la Cumbre Iberoamericana de Panamá

La XXIII Cumbre Iberoamericana se inició este viernes en Panamá con una marcada ausencia de gobernantes, reveladora de la pérdida de protagonismo y utilidad del foro, y un llamado a la renovación para evitar que sucumba dos décadas después de creado, informa la AFP.

"Esta es la cumbre del cambio y la transformación", dijo el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, al inaugurar la cita en una ceremonia, en un centro de convenciones a orillas del Canal de Panamá, desteñida por cancelaciones de última hora.

En Panamá, Iglesias se despedirá del cargo de secretario general iberoamericano que ocupa desde 2005, aunque permanecerá en funciones hasta enero mientras asume un sustituto, aún no elegido.

Solo 11 de los 22 de jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica (América Latina, España y Portugal) confirmaron que estarán el sábado en las sesiones que analizarán la reforma del sistema.

En la mitad ausente están casi todos los suramericanos: Dilma Rousseff (Brasil), Cristina Kirchner (Argentina), Rafael Correa (Ecuador), José Mujica (Uruguay), Sebastián Piñera (Chile), Ollanta Humala (Perú), Nicolás Maduro (Venezuela) y Evo Morales (Bolivia). Además, faltarán Raúl Castro, Daniel Ortega (Nicaragua) y Otto Pérez (Guatemala).

A la ausencia de líderes de América Latina se suma la del rey Juan Carlos de España, quien convalece de una operación de cadera y envió un mensaje de saludo grabado, al faltar por primera vez desde que se iniciaron estas citas en 1991.

"Considero un acierto que" esta "sea considerada la cumbre de la reforma. Después de 22 años de encuentro y funcionamiento hace falta un nuevo impulso y una renovación para adaptarnos a los cambios producidos en nuestros países y en la esfera internacional. Somos conscientes de las dificultades de este empeño", dijo el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien encabeza la delegación de su país.

Pero la "cumbre de la renovación" igualará el récord de ausencias, que tiene la de Asunción, celebrada en 2011.

La falta de interés en la cita no alcanzó a ser mínimamente compensada por la presencia de otros presidentes como Enrique Peña Nieto (México), quien acordó en una reunión con el anfitrión, Ricardo Martinelli, acelerar las negociaciones para firmar antes de fin de año un Tratado de Libre Comercio.

La ausencia en la inauguración de Piñera, Humala y del presidente Juan Manuel Santos (Colombia) —quien postergó su llegada para la noche del viernes— dio al traste con un encuentro de la Alianza del Pacífico, un bloque comercial que busca mercado con los países asiáticos.

En su lugar se realizó una reunión ministerial en la que participaron los presidentes Laura Chinchilla (Costa Rica) y Martinelli, cuyos países aspiran a sumarse a la Alianza del Pacífico, una entidad mal vista por mandatarios de izquierda como Evo Morales, que la considera "parte de una conspiración" de Estados Unidos para dividir a Latinoamericana.

Los presidentes Mauricio Funes (El Salvador) y Porfirio Lobo (Honduras), quienes postergaron para el sábado su llegada a Panamá, podrían también celebrar una reunión al margen de la cumbre, pues sus países protagonizan un conflicto por la soberanía de la Isla Conejo, en el Golfo de Fonseca.

Una cumbre deslucida no parece un buen escenario para el debut en estas citas del presidente Horacio Cartes (Paraguay), cuyo país estuvo ausente el año pasado de la cumbre de Cádiz por la crisis que generó la destitución de su antecesor, Fernando Lugo.

No obstante, llegó temprano para codearse con empresarios y políticos, al igual que Danilo Medina (República Dominicana), y Martinelli.

Bajo el lema "La Comunidad Iberoamericana en el Nuevo Contexto Mundial", la XXIII Cumbre se propone una reforma profunda —de la que se viene hablando desde Cádiz (2012)— para adaptar el foro a los intereses de una América Latina.

Pero uno de los principales puntos es revelador del momento que vive el foro: Las cumbres —la primera fue en Guadalajara (México) en 1991—, serán cada dos años a partir de la próxima, en la ciudad mexicana de Veracruz, según anunció Martinelli en la inauguración.

La reforma también incluye un cambio en el reparto de costos del sistema: pasar de un 70% que asumen España y Portugal a un 60%, para que América Latina incremente su aporte de un 30% a un 40%. "España nos ha dado la mano siempre, ahora tenemos que estar ahí presentes y ayudarles, creo que es una crisis pasajera que, como todas, traerá oportunidad", dijo la canciller colombiana María Ángela Holguín, cuyo país recibió el respaldo a los diálogos de paz en un comunicado especial emitido en la reunión de cancilleres.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Que cretinismo! hablar, hablar y hablar, reunirse, deslumbrar con ademanes y lujos, titulos, protocolo. Hipocritas todos y los ausentes (en su mayoria) las ratas ladronas que ideologizadas usan las voluntades populares que sostienen la esperanza de la justicia y el derecho al trabajo. Cretinos politiqueros, incluyendo al rey con minusculas que caza animales y tiene una familia corrupta que no aporta a la sociedad. Ratas todos, mierda de la sociedad, bien vestida y trepadora. Gentusa mala entranna. Malditos todos ellos que no se untan de sudor y esfuerzo.

Imagen de Anónimo

Ojala' que esta cumbre impulse la economia y el desarrollo de todos los paises miembros y la interccion de los paises de toda la America del Sur.

Imagen de Anónimo

Podria escribir mil folios sobre el pobre papel que en los ultimos años juega España en el mundo y concretamente en Iberoamerica.Hoy en dia a España no la respeta nadie.Internamente muchisimos problemas con sus <17 autonomias>y algunas que le piden a grito separarse del reino.La corrupción campea a sus anchas y parece cada dia más un pais bananero que un pais serio.En Iberoamerica no se le respeta,y con mucha razón.Y EEUU le tiene toda la desconfianza del mundo...¡Algo falla!.

Imagen de javier monzon velazques

Estas Cumbres van a la bancarrota, en un continente latinoamericano dividido en gobiernos totalitarios izquierdistas (ALBA) que aspiran a desparramarse por todo el hemisferio, gobiernos democraticos valientes que no obstante ser minorias se enfrentan al peligro izquierdista, y gobiernos democraticos temerosos de que los totalitarios les creen disturbios en sus paises, y el ejemplo de esto es Colombia. La presencia de Fidel Castro en estas reuniones, con su odio al resto de los mandatarios, su resentimiento, divisionismo y acusaciones embozadas, marco desde un principio el fracaso  de estos conclaves. Cuando de nuevo la Democracia florezca en America y no existan gobiernos divisionistas antidemocraticos podran entonces estas Cumbres tener un sentido.  

Imagen de Anónimo

Anónimo:     González, Azanar (con Mayor Oreja), Zapatero, Rajoy no nos han concedido asilo político a los cubanos en España, incluyendo al grupo de los 75 desde hace más de 20 años. Ahora sí, defender a sus inversores y que se aprovechen de propiedades de cubanos fuera o que inviertan en renglones no permitidos a los cubanos, ni les importa. El trato a los cubanos que desean quedarse, por parte de la policía de perros. La izquierda simpatizante de Fidel Castro actúa libremente contra los cubanos, hasta el punto de que con Felipe González, la Seguridad del Estado Cubano trató de raptar a un solicitante de asilo en Madrid. Se le ha concedido la nacionalidad española a una cubana que agarraron espiando en un centro de investigaciones (enviada por Fidel) y ahora trabaja en una universidad. Y de pedir democracia para Cuba nada, porque no les conviene a sus intereses. Por tanto, como sucedió con Chávez, a pesar de mandarlo a callar el rey, como necesitan su petróleo, a olerles el trasero. Esas relaciones excluyentes con cubanos, han incluído permisos de entradas sin visado a España para bolivianos, argentinos, colombianos y otras nacionalidades (durante mucho tiempo), mientrás a nosostros los cubanos, más trabas no nos podían poner para entrar y quedarnos. La Ley de nietos y de la Memoria Histórica resulta excluyente y casi para izquierdosos.

Imagen de Anónimo

Iglesias dice lo que dice, pero calla lo que él sabe y no quiere decir. Esta cumbre es la cumbre del fracaso, del rotundo fracaso que se veía venir del ministro español García. Si, ese personaje siniestro que vendió a Carromero a los Castro a cambio de unas migajas, ese mismo que ha abierto una crisis con Gibraltar que no tiene parangón, y que se está encargando de cerrar las puertas al futuro como diplomático del pobre Moragas, cada día más y más cabreado con las tonterías que hace este amigo de Rajoy, que dice ser valenciano. Lamentable espectáculo el de la Cumbre, ni en los peores años de Felipe González. Más bajo no podía caer. España, con el ministro García éste va a acabar siendo ninguneada a nivel internacional, y lo peor es que Rajoy hace oidos sordos y no se da cuenta del tremendo lío en que lo están metiendo. Lean sino las boberías que dice Margallo de las Falklands, tal parece que el guión se lo escribe Fidel Castro. Me imagino al viejo cadáver disfrutando de lo lindo con el galleguito comem... que tienen ahora como ministro de exteriores. Ojalá que lo cesen a la vuelta, y lo manden otra vez a Europa, allí rodeado de los suyos, estará contento el García este. Menudo elemento

Imagen de Anónimo

Anónimo:    Es obvio que esas cumbres pierdan protagonismo, fueron promovidas por España, que ha dejado de pintar algo en la escena internacional con la crisis de los últimos años y la corrupción política de todos los partidos de ese país. Y por otra parte, el escenario político de América Latina es diferente, puesto que renace el comunismo llamado de modo eufemístico "Socialismo del siglo XXI" y esa gente va constituyéndose con sus ad.láteres como la corrupta Kirchner o el Brasil también corrupto por la izquierda con Lula y Roulssef en un núcleo peculiar. Las otras naciones van a lo suyo y saben cuidar las formas con Cuba y el ALBA, por si las moscas. Los menos representados de todos somos los cubanos de a pie, ya que esos países ni piden democracia para nosotros ni se interesan por el cumplimiento de los derechos humanos en Cuba y van todos fuera de las cumbres a olerle el trasero a los Castros.