Miércoles, 17 de Enero de 2018
21:14 CET.
China

Condenado a cadena perpetua un exdirigente político por corrupción, malversación y abuso de poder

Archivado en

El exdirigente chino Bo Xilai fue condenado este sábado a cadena perpetua, tras ser declarado culpable de los delitos de aceptación de sobornos, malversación de fondos y abuso de poder, reporta EFE.

El Tribunal Intermedio de Jinan (este de China), que en agosto celebró el juicio contra el exmiembro del Politburó, descartó los argumentos presentados por la defensa e impuso a Bo la cadena perpetua por aceptar sobornos valorados en 20,44 millones de yuanes (3,3 millones de dólares).

El tribunal, que le encontró también culpable de la malversación de cinco millones de yuanes (unos 813.000 dólares) en fondos públicos, le impuso además una pena de quince años de prisión por este delito, así como otros siete años por abuso de poder.

El exsecretario general del Partido Comunista en la ciudad de Chongqing verá también confiscadas sus propiedades personales.

La sentencia supone un duro golpe a las esperanzas de Bo, de 64 años, de relanzar en algún momento su carrera política.

Si bien existe la posibilidad de que se le conmute la pena por buen comportamiento, es altamente improbable que esto suceda antes de que pase al menos una década de prisión.

En una carta a sus familiares divulgada la semana pasada, Bo había declarado su convencimiento de que "algún día" su nombre quedaría limpio.

Hasta entonces, aseguró, tomará ejemplo de su padre, Bo Yibo, un alto dirigente chino purgado durante la Revolución Cultural. "Esperaré tranquilamente en la cárcel", dijo.

El exministro de Comercio y exgobernador de la provincia de Liaoning tiene diez días, a partir de este domingo, para apelar, según las leyes chinas. Pero las probabilidades de que su apelación prospere son ínfimas en la práctica.

Al hacer pública la sentencia, el tribunal rechazó los argumentos de la defensa, que alegaba que Bo había confesado sus delitos bajo presión y que el testimonio de su esposa, Gu Kailai, era inaceptable porque ella padece un desequilibrio mental.

La Corte también consideró los testimonios de los empresarios Xu Ming y Tang Xiaolin, de los funcionarios Wang Zhenggang y Wu Zhenghan y del antiguo "número dos" de Bo y exjefe de Policía de Chongqing, Wang Lijun, como suficientemente corroborados por las pruebas.

Durante el juicio se conocieron jugosos detalles del estilo de vida de Bo y su familia.

Así, se supo que el empresario Xu Ming había costeado un chalet para ellos en la Riviera francesa, valorado en 3,2 millones de dólares, así como numerosos viajes de Gu y del hijo de ésta y Bo, Bo Guagua, al que también pagó su tarjeta de crédito y un ciclomotor.

El tribunal hizo únicamente una concesión al exdirigente: determinó que había insuficientes pruebas para pensar que Bo hubiera aceptado billetes de avión por valor de 1,34 millones de yuanes (280.000 dólares) de Xu Ming.

Asistieron a la audiencia 116 personas como miembros del público, entre ellos 22 periodistas chinos y tres familiares de Bo.

El juicio culmina el mayor escándalo político de los últimos tiempos en China, que estalló cuando, el año pasado, Wang Lijun trató de pedir asilo en un consulado estadounidense.

Allí, Wang denunció que Gu Kailai había matado meses antes al empresario británico Neil Heywood, cuya muerte se había atribuido hasta entonces a un exceso de alcohol.

La esposa de Bo fue sometida a juicio en agosto del año pasado y condenada a pena de muerte suspendida, lo que en la práctica equivale a una cadena perpetua. Wang Lijun fue condenado a quince años de cárcel.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Esto es solo un ajuste de cuenta entre mafiosos y lo sabe del primer al último chino, incluso los magistrados y fiscales.

Imagen de Anónimo

Si pusieran en la carcel a todos los corruptos chinos (cubanos, americanos, rusos, etc etc); meros ciudadanos de a pie quedarian. Ahora no recuerdo bien la historia; pero la segui por algun tiempo y al parecer, si la mente no me falla; este tipo le hicieron una cama porque estaba aspirando a un puesto politico alto que al parecer no le querian dar; como que hay fracciones ahi en China, dentro del mismo partido comunista, y al parecer este era el Jefe de una de ellas.

Imagen de Anónimo

Anónimo:    Si comienzan a sancionar a dirigentes políticos chinos por corrupción, la cola va  a ser larga. Se sabe que esto es un ajuste de cuentas, aunque seguro también que es un corrupto, como todos los dirigentes chinos.