Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Pakistán

El exdictador Pervez Musharraf, acusado del asesinato de Benazir Bhutto

Archivado en

Un tribunal de Pakistán encausó el martes al exdictador militar Pervez Musharraf por el asesinato en 2007 de la exprimera ministra Benazir Bhutto, profundizando la caída de quien fuera una figura poderosa y que regresó este año al país para participar en las elecciones.

"Debería ser juzgado", dijo el fiscal Chaudry Mohammad Azhar a la prensa tras una breve audiencia en la ciudad de Rawalpindi en la que se leyeron a Musharraf cargos de asesinato, conspiración para asesinar y facilitación de asesinato, informó Reuters.

La acusación del líder del Ejército que tomó el poder en el golpe de Estado en 1999 no tiene precedentes en la potencia nuclear gobernada por los militares la mitad de sus 66 años de historia.

El caso ha acabado con una regla no escrita de que los altos cargos militares son intocables, mientras el país asiático trata de deshacerse del legado de décadas de control militar bajo el nuevo gobierno del primer ministro Nawaz Sharif.

Afsha Adil, integrante del equipo legal del ex mandatario, dijo que Musharraf, quien se presentó a la audiencia matutina, se declaró inocente, reportó la AP.

Los periodistas no pudieron entrar en el juzgado para la audiencia, que duró unos 20 minutos.

Bhutto murió en un ataque con armas y explosivos en 2007, durante un mitin en la ciudad de Rawalpindi.

Los fiscales han dicho que Musharraf, quien era presidente en ese entonces, no le proporcionó la protección adecuada.

El juez fijó para el 27 de agosto la siguiente audiencia, en la que se deberá presentar evidencia.

Musharraf regresó a Pakistán en marzo, casi cuatro años después de estar fuera del país y prometió participar en las elecciones de mayo. Pero carece de apoyo popular en el país y desde su regreso ha enfrentado una letanía de cargos relacionados con su Gobierno.

Por sus problemas legales, ha estado confinado en su casa a las afueras de Islamabad. El martes llegó a la corte en medio de una estricta seguridad.

Además del caso de Bhutto, Musharraf está involucrado en un caso relacionado con la detención de jueces en 2007 y con la muerte de un líder nacionalista de la provincia de Baluchistán.

También enfrenta amenazas del Talibán paquistaní, el cual trató de asesinarlo dos veces siendo presidente y prometió volverlo a intentar si regresaba.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Oh qué sorpresa! Un asesinato en Pakistan! Político! Contra una mujer! Quien lo diría?! En ese pais donde las mujeres pueden ir a la escuela y ser figura publicas y tienen tantos derechos... eso sí, han de ser muy habiles para esquivar el acido qu les arrojan  la cara o los tiros que les dan en la cabeza si quieren no ser desfiguradas...

Imagen de Anónimo

que sorpresa, siempre pense' que fueron los Talibanes...